Martes, 14 de Julio del 2020
Indicador Político

El pasado lunes16 en la mañana la crisis del coronavirus pasó de emergencia médica a un asunto de seguridad nacional entendida como la defensa de los intereses nacionales ante invasiones de virus extranjeros. Pero también porque el responsable médico de la crisis, el doctor Hugo López-Gatell, se redujo a mero vocero moral del presidente de la republica y no defensor de la salud pública.

Los que preguntan las razones gubernamentales para no declarar estado de emergencia por el coronavirus encontrarían la respuesta en la ley neoliberal de rendimientos negativos: darle prioridad a la precaria estabilidad económica, por el costo productivo que implicaría cerrar actividades económicas por razones médicas.

El escalamiento del conflicto del líder minero canadiense-mexicano Napoleón Gómez Urrutia con el dictamen de outsourcing lo está llevando a traicionar al partido que lo salvó de la cárcel, le escondió el delito de 55 millones de dólares desaparecidos y le dio la impunidad-fuero de una senaduría.

La economía mexicana se encuentra sumida en una paradoja: la estabilidad macroeconómica neoliberal actual garantiza el blindaje ante choques externos como la caída de precios petroleros o el efecto del coronavirus o la desaceleración mundial, pero a costa de mantener deprimido el PIB en 0% en 2019 y 2020.

1.- No, la protesta de las mujeres no es una revolución. Las revoluciones las hacen los proletarios en su lucha contra la burguesía para instaurar un régimen comunista. De manera lamentable, la clase obrera –afectada por la violencia de género, como lo probó el caso de las muertas de Juárez contra trabajadoras de maquiladoras– está ausente de las protestas de las mujeres.

1.- Más allá de la figura presidencial imponiendo la agenda política cotidiana, el tránsito de la protesta por los pocos feminicidios —0.05 por ciento del total de delitos— a una militancia feminista radical representa el más importante desafío a la Cuarta Transformación como nueva correlación de fuerzas sociales, más allá del discurso retórico.

La mañana del miércoles en que el PRI preparaba su tardeada de 91 aniversario de vida, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera del gobierno lopezobradorista, Santiago Nieto, lanzó en la conferencia mañanera de Palacio Nacional un misil que dio debajo de la línea de flotación del priismo de Peña Nieto y de su actual grupo administrador.

Por razones de sobrevivencia, de ingenuidad o de falta de capacidad de análisis, el PRI aún no se ha dado cuenta que ya terminó su papel como partido en los modelos Plutarco Elías Calles, Lázaro Cárdenas, Miguel Alemán y Carlos Salinos de Gortari. Y que el PRI puede desparecer del escenario político en el 2021.

El PRI asistirá hoy a su 91 aniversario de fundación y 92 años de su concepción no sólo con la base político-electoral más baja, sino con evidencias recientes de que Morena ya le quitó sectores, militantes y bases beneficiarias de programas sociales.

A menos de una semana de la huelga de mujeres, la respuesta gubernamental se ha asentado en la calificación ideológica del feminismo. Y es paradójico que la derecha antifeminista se haya apoderado de la agenda feminista y el centro-populismo se haya quedado con la agenda machista, cuando en la práctica era al revés.

Los pasos del embajador estadounidense Christopher Landau siguen las huellas del embajador John Gavin (1981-1986): inmiscuirse en Mexico para construir una alianza conservadora con miras a elecciones presidenciales mexicanas, (Gavin en 1988 y Landau en 2024).

El modelo sistémico para el primer gobierno de la 4T es el mismo que inventó el PRI en 91 años de existencia; bueno, casi. El viejo partido del Estado tuvo la propuesta de saltar el paradigma del liderazgo carismático y construir una estructura basada en el partido como el espacio oscuro en cuyo seno se dirimían poderes y conflictos. Morena está decidiendo si es un partido sistémico o una rémora del presidencialismo carismático.

El embajador estadunidense de Donald Trump en México, Christopher Landau, ha decidido archivar en su escritorio las sonrisas y sus paseos turísticos entre chalupas y tacos para comenzar a organizar un operativo de intervención en México en temas de seguridad.

La crisis política provocada por las protestas por feminicidios tiene varios elementos:

Apenas comenzado el gobierno del presidente De la Madrid, su secretario de Programación y Presupuesto, Carlos Salinas de Gortari, se reunió con el expresidente José López Portillo para entregarle un mensaje: se iba a organizar una persecución contra corruptos de su gobierno.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •