Sábado, 08 de Agosto del 2020
Lunes, 11 Mayo 2020 01:38

Yo voy a cancelar NETFLIX

Yo voy a cancelar NETFLIX Escrito Por :   Euripides Flores

Los servicios que presta Netflix y otras plataformas digitales siempre han estado sujetos al pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), sin embargo, estas empresas dicidieron engañar a los consumidores y no integraron el respectivo impuesto en el precio final. Ahora que ya no pueden eludir su obligación decidieron deslindarse de su omsión y simplemente aumentar el costo de sus paquetes.


 

Va la expliación: existe consenso entre los especialistas sobre el hecho de que los servicios digitales que presentan empresas como Netflix deben, desde siempre, haber pagado IVA. Lo que sucedió es que estos modelos de servicios innovadores se aprovecharon de un marco jurídico desactualizado para aludir su obligación de agregar, retener y enterar al fisco el pago del IVA de los servicios que prestan.

 

Con la misealea fiscal para 2020, el Congreso tuvo que establecer explícitamente las modalidades del cumplimiento de las obligaciones fiscales de estas empresas en materia de IVA. Con ello, las empresas digitales por fin van a cumplir con sus obligaciones fiscales en este rubro a partir del 30 de junio de este año.

 

Hasta este punto no hay polémica seria. Lo que hay es un discurso de un sector que señala que lo hecho por el Congreso en el paquete fiscal 2020 representa un nuevo impuesto. Esto es falso, estos servicios no estaban exentos, no se creó un impuesto especial, lo que sucedía es que en los hechos la empresas no cumplian con su obligación de cobrar el IVA que correspondía. Esa posobilidad se acabó.

 

Ahora, donde hay un diferendo real es en la responsabilidad de las empresas de aumentar los precios por causa de las nuevas regulaciones fiscales.

 

Dice al Ley Federal del Consumidor en el Artícuo 7 bis que el proveedor debe informar el monto total a pagar por los bienes, productos y servicios que ofrezca al consumidor, continúa la ley, dicho monto debe incluir impuestos, entre otros, y cualquier otro costo, gasto o erogación adicional que se requiera cubrir con motivo de la adquisición o contratación respectiva.

 

Entonces, si desde siempre se debió pagar IVA por los servicios de Netflix y otros, estas empresas estaban obligadas por ley a incluir en sus precios el monto del impuesto. Que no lo hayan hecho, es una clara responsabilidad por omisión. 

 

Este tipo de situaciones son frecuentes en materia de derechos de los consumidores, la masificación de los servicios y lo cotidiano con la que se utilizan provocan que los consumidores en general al adquirir el servicio den por hecho que el pago respectivo incluye todos los conceptos, entre ellos los impuestos. Por eso la disposición de la ley de incluir todos los costos en el precio que se le presenta a los clientes.

 

Netflix y las plataformas no pueden, o más bien, no debieran excluirse de su responsabilidad de haber omitido presentar el costo de sus servicios con los impuestos. ¿Qué culpa tiene el cliente que ellos por sus estrategias comerciales no hayan querido incluir el impuesto?

 

Como ya no les es posible eludir sus obligaciones fiscales con la nueva regulación, lo que hacen es aumentar el precio. Obvio, están en libertad de hacerlo, pero nosotros como consumidores debemos tener claro que está en nuestras manos castigar las omisiones y la poca consideración de estas empresas. Sobre todo en el contexto del confinamiento social que vive el país, cuando más se demandan este tipo de servicios. Muchas empresas alrededor del mundo han tomado determinaciones para apoyar a la sociedad en estos momentos. Mientras estas vienen a anunciar aunmentos. Yo, mientras tanto, voy a cancelar Netflix.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •