Sábado, 11 de Julio del 2020
Martes, 30 Junio 2020 02:38

¡Siempre se puede pensar en grande, hacerlo en grande y hacerlo bien!

¡Siempre se puede pensar en grande, hacerlo en grande y hacerlo bien! Escrito Por :   Anabel García Morales

Los días siguen avanzando, y la Nueva Normalidad nos pone a desarrollar nuestra creatividad cada vez más, con la intención de adatarnos y generar oportunidades.


 

Mientras en otros países algunos sectores se reincorporan paulatinamente; en el nuestro, pareciera que el panorama sigue siendo variable; pero lo que es una realidad, es que eso no nos debe hacer bajar la guardia, ¡Al contrario!

 

Es cuando más optimistas debemos estar y más flexibles a adaptarnos para retomar el rumbo.

 

Y aquí, más que nunca, las alianzas estratégicas juegan un papel fundamental.

 

En nuestras participaciones anteriores hemos hecho mucho énfasis en este factor, y hoy retomaremos uno de los casos que nos dejan claro lo importante que es el hacer equipo.

 

Seguramente alguna vez has consumido, o escuchado hablar de una marca de donas que abrió su primer local en 1933 en Nashville, Tennessee en los Estados Unidos. Concepto que fue creciendo poco a poco y que para los 80´s ya había abierto locales en varios estados de la unión americana.

 

Esta marca, que llegó a México hace unos años y que se ha expandido a otros países del mundo como República Dominicana, Puerto Rico, Etiopía, Qatar, India, Japón, Perú, Panamá, Australia, próximamente en Sudáfrica y con una historia un tanto singular en Colombia, ha hecho algo singular.

 

Las famosas donas Krispy Kreme, con todo y su gran estructura, también han buscado nuevas formas de llegar al cliente final ya que, su principal modelo de venta, por lo menos en México y en algunos otros países, es a través de kioscos o pequeñas cafeterías ubicadas en las principales plazas comerciales. Lugares que permanecen cerrados desde hace varios meses, y que se desconoce cuándo abrirán nuevamente sus puertas.

 

Así, hace unos días comenzó a sonar una publicidad a nivel nacional, de que ahora, podrás encontrar dicho producto es una de las más fuertes cadenas de tiendas de conveniencia en todo el país.

 

¿A dónde quiero llegar con esto? A que analicemos lo que los grandes empresarios hacen.

 

No han abierto nuevos locales, NO; puesto que en ello perderían el resto de su capital tan sólo en la adaptación de la infraestructura. Por el contrario, se han aliado con quienes tienen la plataforma de distribución, personal, logística, posicionamiento y más, para poder seguir cerca de su mercado, e incluso, llegar a uno nuevo.

 

Ahora, pensemos en lo local, si tú fabricas algún producto, a cualquier escala; analiza el gran mercado que tendrías si pudieras realizar alianzas de este tipo con las pequeñas misceláneas o negocios afines a tu giro comercial.

 

Tal vez, eso también significaría un esfuerzo mayor, para producir mayores cantidades y tener surtidos esos puntos de venta; así como posicionar tu marca en redes o con una estrategia publicitaria, para que la gente por sí sola buscara tu producto; pero eso también significaría crecer de forma exponencial.

 

Ya que sería como tener muchos puntos de venta, sin toda la enorme responsabilidad que eso significa; aunque tal vez tendrías que reducir tu margen de ganancia para hacerlo más atractivo o esfuerzo de logística de distribución, pero valdría la pena.

 

Cuando se hacen las cosas en equipo, se reducen costos, riesgos, esfuerzo y, naturalmente, se aprovecha el potencial de cada una de las partes.

 

Recuerda, si ya hay un tipo de negocio cerca de tu casa y tú estás pensando en poner algo igual, mejor piensa en algo que lo complemente; para no ser competencia, sino para sumar; de lo contrario, es dividirse el mercado en vez de fortalecerse.

 

Es decir, si ya en tu calle hay un negocio de tamales, tú pon uno de atoles, champurrados o algo que haga al cliente completar su compra. Y si puedes, habla con el dueño de los tamales y ofrécele tu local para que ponga un bote con su producto y tú, uno de tus bebidas en el suyo para que ambos ganen.

 

Si nos aliamos, podremos salir más rápido de esta y menos lastimados. No importa a lo que te dediques, siempre se pueden buscar alianzas que nos hagan crecer a todos y facilitarles las cosas a nuestros clientes.

 

Y recuerda: siempre se puede pensar en grande, hacerlo en grande y hacerlo bien.

 

Porque lo que queremos, es que nos vaya bien a todos, porque todos somos… ¡Univerpresarios!

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •