Lunes, 10 de Agosto del 2020
Miércoles, 01 Julio 2020 02:16

Al margen de la ley nada, por encima de la ley, nadie

Al margen de la ley nada, por encima de la ley, nadie Escrito Por :   Nora Escamilla

Para hablar de inmunidad procesal o mejor conocida como “fuero”  debemos remontarnos a 1812 donde los miembros del parlamento sólo podían ser juzgados por el Tribunal de Cortés.


 

Actualmente esta figura la tenemos plasmada en distintos ordenamientos de orden federal hasta las constituciones estatales, leyes y reglamentos.

 

Para ser precisos la palabra “fuero” sólo se menciona en el artículo 61 de la Constitución Federal, en la cual es insertado el concepto de “fuero constitucional”. Algo que sin duda ha dado mucho de qué hablar dentro y fuera del quehacer político.

 

El artículo o 111 de nuestra Carta Magna dicta que es necesario la mayoría absoluta para proceder o no contra el inculpado para asentar la “declaración de improcedencia o desafuero”, para miembros del gobierno federal.

 

¿Hacia dónde voy?  México goza de uno de los sistemas jurídicos que otorgan la inmunidad procesal - el famoso fuero- a un mayor número de funcionarios tanto federales como estatales, algo que no es extraño en Latinoamérica, pues muchos países cuentan con este tipo de figuras o semejantes.

 

Si bien es cierto que este tipo de procedimientos tienen la finalidad de separar del cargo a servidores públicos para que enfrenten las consecuencias de sus actos o hechos que le son imputados en los tribunales, en la mayoría de ocasiones  se protege a la PERSONA y no al CARGO.

 

Lamentablemente como sucedió en el pasado, este tipo de mecanismo fueron utilizados con fines totalmente políticos, donde se permitía el abuso de esta figura para hacer y deshacer, se crearon redes de corrupción, tráfico de influencias, se propagaron los vínculos de la delincuencia organizada con los gobiernos y nadie podía hacer absolutamente nada.

 

El fuero es una figura jurídica sí, pero también un refugio para quienes desde el servicio público han perpetrado sus sucias acciones.

 

Ayer como oposición y hoy como gobierno, tenemos una gran oportunidad de cambiar esta situación y  dejar un mensaje claro “Al margen de la ley nada, por encima de la ley, nadie”.

 

Los esfuerzos de esta legislatura se suman para  que nadie abuse del poder que se le fue conferido, tenemos una deuda histórica con los ciudadanos y no tenemos derecho a fallarles.

 

Quiero reconocer a la diputada Vianey García Romero, presidenta de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales por proponer y dar este pequeño gran paso, también a la diputada María del Rocío García Olmedo y por último al Gobernador Constitucional del Estado Luis Miguel Barbosa Huerta, ya que gracias a sus iniciativas estamos a nada de que esto sea una realidad.

 

Pronto escucharemos como quienes abusaron de sus cargos para vivir en la impunidad se opondrán, pero este es el comienzo del fin para muchos que veían los cargos públicos como minas de oro y así podremos buscar la redignificación de la vida pública de nuestro estado.

 

Nos leemos pronto

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •