Viernes, 07 de Agosto del 2020
Martes, 28 Julio 2020 03:06

¡Que valga la pena la experiencia!

¡Que valga la pena la experiencia! Escrito Por :   Anabel García Morales

La nueva normalidad nos está llevando a desarrollar nuestra creatividad al máximo y a combinar la convivencia y la sana distancia para crear un punto neutro.


 

Lo que veíamos en las películas de ficción hoy es una realidad, vivir en una burbuja pareciera que es una alternativa pero, ¿Aplica para todos los sectores?

 

Algunas actividades que se hacían de forma masiva se trasladaron a la individualidad de un dispositivo móvil, algunas otras requirieron de trasladar el producto a entrega a domicilio; pero aquellos en donde lo que valía era la experiencia, la diversión… esos, ¿Cómo se reanudan?.

 

Los cines, los conciertos, el teatro, las fiestas; esas modalidades de negocio que han permanecido cerrados, han tenido que buscar alternativas para seguir generando ingresos, ya que miles de personas dependen económicamente de ellos y es momento de presentar nuevas alternativas al público consumidor.

 

Autocinemas, cines con público flotante en pequeñas lanchas inflables, conciertos a través de plataformas digitales; y hasta misas bajo el esquema de proyección en pantallas gigantes mientras los fieles escuchan desde sus vehículos, son algunas de las nuevas propuestas para seguir presentes.

 

Por lo que, hoy más que nunca, debemos voltear al uso de la infraestructura que pueda ¡Acercarnos con sana distancia!.

 

Requeriremos de las plataformas digitales para estar más cerca de nuestros posibles clientes, de generar un mayor número de impactos y reajustar los costos de nuestro servicio; ya que anteriormente, llenar una sala de cine, un auditorio, un estadio o cualquier foro con miles de personas podía generar importantes ingresos pero que hoy, no son opción.

 

Los costos de producción tendrán que cubrirse y no pueden recaer en un alto precio para el consumidor final, puesto que eso no sería viable. Por lo que apostar por el volumen y la presentación de forma simultánea a través de la venta de códigos sería una alternativa.

 

Los autocinemas, al igual que los conciertos o eventos presenciales se enfrentarán al tema de los espacios. No será lo mismo controlar la logística para que cada vehículo tenga las mismas condiciones de visibilidad y acústica sin que antes se haya planificado la infraestructura para que la experiencia sea equiparable con el precio del acceso, (y eso cuesta).

 

La fabricación y venta de elementos electrónicos que maximicen la experiencia será un nicho de oportunidad, el desarrollo de nuevos espacios requerirán de ingenieros, creativos, diseñadores.

 

El uso de plataformas requerirá de expertos en la materia para generar los contenidos y poderlos poner al servicio e interacción de los consumidores, en fin, las opciones representan un océano azul para poder crear alternativas.

 

La gente se sentirá mejor si se sabe segura y aislada; pequeñas cabinas, pre pago de eventos y venta de membresías para un determinado tipo de servicios, la interacción y el valor agregado que le pongamos a nuestros servicios, serán lo que nos permita competir con quienes tienen el recurso para invertir en infraestructura y que de un día para otro pueden posicionarse en la preferencia de la gente.

 

Nunca se debe competir sólo por el precio, porque cuando alguien más (a quien le cuesta menos producir lo mismo que tú ofreces esté por debajo de tus números) llegue a tu mercado, te pondrá en jaque. Mejor siempre piensa en cómo agradar al cliente y mantenerlo satisfecho con una experiencia que lo haga regresar.

 

Son tiempos de crear, de crecer, de avanzar… de hacer alianzas y de sumar para seguir generando recursos en cualquiera que sea tu giro.

 

Sigamos proponiendo y haciendo, porque sólo así podremos decir que somos… ¡UNIVERPRESARIOS!

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •