Miercoles, 30 de Septiembre del 2020
Martes, 15 Septiembre 2020 02:48

Rumbo al segundo informe, ¿Claudia Rivera ya limpió la “casa”?

Rumbo al segundo informe, ¿Claudia Rivera ya limpió la “casa”? Escrito Por :   Marco A. Mirón

Claudia Rivera Vivanco rendirá en un mes su segundo informe de labores al frente del Ayuntamiento de Puebla y existe la expectativa sobre los resultados que ha logrado en 12 meses.


 

Principalmente, los compromisos que anunció en octubre de 2019 en materia vial, como el reordenamiento de los alrededores de la CAPU, rehabilitar vialidades primarias y mercados municipales, así como el programa intensivo de bacheo, uno de los principales dolores de cabeza de esta y de anteriores gobiernos municipales.

 

La expectativa planteada por esta administración de la llamada “Cuarta Transformación” ha sido alta, sin cumplir las expectativas, hasta el momento, en gran parte de sectores productivos y desde luego, del ciudadano común.

 

Desafortunadamente, en este segundo año son más los escándalos y quejas que las acciones puestas en marcha.

 

Tal es el caso de corrupción en dependencias, quejas de la Iniciativa Privada, falta de resultados en retirar al comercio ambulante de calles del Centro Histórico, servicios públicos deficientes –como poda de áreas verdes y bacheo- y desde luego, el combate a la delincuencia.

 

Mención aparte merece la relación institucional con el mandatario Luis Miguel Barbosa y del cuerpo de regidores, esencialmente quienes forman parte del llamado G5, curiosamente de Morena, partido político del cual proviene Claudia Rivera.

 

Del primer caso, no se observa que pueda unir esfuerzos por el resto de su gestión. Por el contrario, las posiciones están cada vez más encontradas por sus intenciones de reelegirse en el cargo y segundo, con el tema de la imposición estatal sobre un nuevo titular en materia de seguridad pública. Sin embargo, Claudia Rivera tampoco ha dado un golpe de timón en la Secretaría de Seguridad Ciudadana a efecto de generar certidumbre que todo ciudadano pueda sentirse tranquilo sin que sea objeto de la delincuencia.

 

Salvo el interés común porque Morena mantenga la supremacía como partido político en los comicios de 2021, no se observa que pueda restaurarse la deteriorada relación laboral entre Rivera-Barbosa.

 

Igual pasa con los regidores del llamado G5. Si bien logró restarle un elemento al llevarlo como secretario de Movilidad, el diálogo entre ambas partes está roto luego que los acusara de promover actos de corrupción mediante supuestos actos de sobornos, sin que hasta el momento se tenga claridad del tema.

 

El COVID-19 sin duda vino a cambiar la dinámica del país y desde luego del estado, pero el Ayuntamiento capitalino no da muestras de querer cambiar su imagen del desastroso primer año. Por el contrario, se profundiza su crisis, por lo anteriormente comentado y por anunciar proyectos como el rescate de algunas calles del Centro Histórico sin socializarlo previamente.

 

El 15 de octubre de 2019, durante el discurso del primer año de mandato emitido en salón de Cabildos y ante la presencia del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, la alcaldesa reconoció que se cometieron “errores técnicos, pero no éticos”, por lo que se comprometió a consolidar su plan de trabajo.

 

¿Será posible que lo haya logrado en 12 meses?

 

¿Culpará a factores externos, como la pandemia, que todavía sigan cuestionamientos a su gestión?

¿Seguirá sin escuchar el exhorto del gobernador Luis Miguel Barbosa de “limpiar la casa” de priistas y panistas que están incrustados en diferentes dependencias… por ejemplo, en el mismo Palacio Municipal?

 

Comentarios:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@Marcomiron

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •