Sábado, 08 de Agosto del 2020
Lunes, 23 Marzo 2020 01:36

Susana Distancia

Susana Distancia Escrito Por :   Euripides Flores

Ahora sí, este lunes 23 de marzo inicia la Jornada Nacional de sana distancia en el país como medida de prevención y mitigación de la propagación del nuevo coronavirus COVID-19, con lo que se plantea básicamente cuatro medidas generales: medidas básicas de prevención; suspensión temporal de actividades no esenciales, reprogramación de eventos de concentración masiva; así como  protección y cuidados reforzados a las personas adultas mayores y personas en situación de mayor riesgo.


 

Antes que otra cosa, se debe reconocer la actuación responsable y sensata del Gobierno de México. A pesar de las presiones de algunos grupos y politiqueros, para apresurar las medidas más avanzadas de respuesta a la epidemia por coronavirus e incluso la actuación alarmista y dolosa de algunos para propagar fake news, las autoridades han tenido la prudencia de establecer medidas pertinentes con base en la evidencia médica y científica.

 

Haber apresurado las medidas de respuesta, hubiera generado desgaste social y económico innecesario. Imaginemos que para el punto en que nos encontramos ahora, lleváramos dos semanas de aislamiento social. Estoy seguro que la mayoría nos estuviéramos volviendo locos y lo más grave, sería previsible que empezáramos a relajar las medidas, justo cuando se prevé el escenario de mayor propagación.  

 

No podía esperarse menos, dado que el encargado de encabezar la respuesta gubernamental frente a esta situación es una gente extraordinaria, ni más ni menos que, uno de los mejores epidemiólogos de México: Hugo López-Gatell, subsecretario Federal de Prevención y Promoción de la Salud. Para tener una idea, el doctor López-Gatell es postgraduado del Departamento de Epidemiología de Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, la mejor escuela de medicina de los Estados Unidos.

 

La lógica de la Jornada Nacional de sana distancia es mitigar la propagación del coronavirus para dispersar en el tiempo los casos de enfermedad y así evitar la saturación de los servicios de salud. Es pertinente aclarar que la proporción de casos que van a necesitar atención hospitalaria es marginal. Sin embargo, lo responsable es actuar de esta forma.

 

De acuerdo con la información que ha difundido la Secretaría de Salud, se modelan tres escenarios, el primero, importación viral con decenas de casos; el segundo, dispersión comunitaria, con cientos de casos y el tercero, epidémico con miles de casos.

 

En algún punto entre el segundo y tercer escenario se estaría presentando el pico máximo de casos y luego comenzaría a descender. Las medidas de la Jornada tienen el objetivo es que ese pico máximo se disperse en el tiempo, así lograr que el mayor número de casos de la poca proporción que van a necesitar atención hospitalaria no se concentren en un tiempo corto, lo que generaría dificultad de atención para el sector salud.

 

Dado este escenario, es claro que es de responsabilidad social atender las medidas establecidas por el gobierno para contribuir todas y todos de manera solidaria a mitigar la propagación del virus, sin alarmismo pero con sensatez. Y considerando que habrá medidas diferenciadas, entre lugares y situaciones. Por ejemplo, en la Ciudad de México, se han anunciado medidas más rigurosas como el cierre de cines, teatros, bares y museos, esto tiene que ver con la densidad poblacional de la capital, donde es previsible que se presenten la mayoría de los casos en el país. Sin embargo, esto no significa que necesariamente en otros lugares de México se deban establecer las mismas medidas en este momento.

 

Asimismo, la intensidad de las medidas debe ser mayor en situaciones en que las personas son o conviven con personas adultas mayores o que tienen la condición de hipertensión, diabetes, inmunodepresión u otras enfermedades crónicas que convierten a esos casos en situaciones de especial cuidado.

 

En lo personal, confío en nuestra cultura de solidaridad. Los mexicanos hemos pasado por situaciones que han demostrada de lo que estamos hechos. Hemos enfrentado terremotos, pandemias y, hasta, el cáncer de los gobiernos corruptos y, al final, hemos salido adelante. Esta no será la excepción.  

 

Sólo resta pedir que no difundan información falsa y sólo confíen en la oficial, que pueden encontrar en el siguiente sitio: https://coronavirus.gob.mx/

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •