Viernes, 18 de Septiembre del 2020
Martes, 28 Julio 2020 02:58

Cuarentena, invernadero de morbo

Cuarentena, invernadero de morbo Escrito Por :   Irma Sánchez

Algo que nos está dejando el confinamiento, que de cuarentena se prolongó ya a más de 150 días, es un invernadero de morbo.


 

Quienes han permanecido en su casa ante el aburrimiento de una rutina muy reducida, hoy pasan más tiempo colgados en las redes sociales, explorando sobre temas que en los que en la normalidad no alcanzan a asomarse.

 

Así están felices, metiendo la nariz en la vida de la gente pública, políticos, líderes sociales, artistas, dirigentes empresariales y delincuentes.

 

Este ejercicio no aporta a un proyecto de enriquecimiento cultural, pero garantiza mover el esquema de emociones en una cotidianidad plana, cargada de catastróficas noticias, desencadenadas a partir del surgimiento del COVID-19.

 

Mexicanos poco asiduos a las noticias del día hoy siguen los pasos del ex director de Pemex, que repartía millones de pesos en maletas que enviaba en aviones del ejército; del ‘Mencho’, que hasta un hospital se construyó en Jalisco, que si ya tronó el ex presidente Peña Nieto con la modelo, que si su ex, Angélica Rivera, ya se reconcilió con su ex esposo, pero eso sí, que al abandonar los pinos se llevó desde los manteles, los cubiertos, los cuadros, en fin.

 

Y ese morbo lo alientan desde el presidente para abajo, según el caso de su mañanera de ayer, para la que llevó a los reporteros al hangar presidencial para subirlos al famoso avión presidencial que mandó a hacer su antecesor Peña Nieto sin escatimar en lujos.

 

Así, el presidente mostró “la camota”, la caminadora y logró alentar el morbo para que a su vez los reporteros despachen a lectores, radioescuchas y televidentes, más morbo, saciando curiosidades a cambio de que se olviden de los problemas esenciales de su gobierno.

 

Este tipo de noticias son las que dan sabor a muchos mexicanos en el día a día de su confinamiento, cuando el sustento lo tienen resuelto y solo les agobia la posibilidad de contagiarse y les urge salir para volver a llenar restaurantes, cafeterías, bares, gimnasios, tiendas que serán la recompensa después de tanto encierro.

 

Así somos los humanos, lejos del razonamiento nos llenamos de mariposas cabeza y nos preocupa poco la posibilidad de avanzar ante un mundo muy competido, plagado de problemas en los que todos debemos de participar para su solución a partir de actitudes responsables, con las que se debe de construir la nueva normalidad en la que todos tendremos un espacio.

 

Cuestión de realidades y mundos distantes.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •