Miercoles, 03 de Junio del 2020
Miércoles, 20 Mayo 2020 03:07

Choque de trenes cantado

Choque de trenes cantado Escrito Por :   Arturo Rueda

Según las fuentes, el gobernador poblano volvió a retomar la voz de la inconformidad y les dijo a las autoridades federales que su sistema de semáforos no va a servir de nada, sino todo lo contrario. A esa hora ya había franca incomodidad de la titular de Gobernación, quien cree que todos son floreros como ella… bien entiende.


El choque de trenes entre la Federación y el gobierno de Puebla parece inevitable, pese a que Barbosa declare que AMLO es su mesías, su pastor y su guía. Podrá ser todo eso y más, pero no va a cargar con la negligencia histórica del gabinete presidencial.

 

En la reunión por videoconferencia ocurrida ayer entre la Federación -la ministra florero, el secretario de Salud invisible, Gatell y Zoé Robledo- y doce gobernadores afectados por el reinicio de las actividades de los sectores automotriz, minería y de la construcción, la voz del gobernador poblano fue la de la inconformidad.

 

Respetuosa, sin altisonancias, pero inconforme.

 

Barbosa tiene perfectamente calibrado la tragedia que se avecina en su estado si VW, Audi y las proveedoras comienzan a reabrir el lunes 25 de mayo con un turno, y luego el 1 de junio, a todo vapor.

 

Sabe que las cadenas productivas con EU no pueden romperse, pero no va a cargar sobre su espalda cientos o miles de poblanos muertos.

 

Como ya lo había declarado en sus mañaneras, en presencia de otros 11 homólogos, el poblano se lo dijo a la ministra florero y compañía: no hay condiciones para la reapertura del sector automotriz.

 

 

En la zona metropolitana de Puebla capital hay 3 millones de habitantes. Dar por terminada la jornada nacional de Susana Distancia el 1 de junio no romperá el confinamiento, porque la cuarentena se rompió cuando AMLO dijo que la curva se había aplanado, que el pueblo se había portado muy bien y que ya se veía la luz al final del túnel.

 

El pueblo que no cree en el coronavirus, tiene necesidad de ir a buscar el pan en las calles, siente urgencia de reabrir sus changarros, o simplemente ya está harto, y salió en tropel a las calles. Se desbordaron.

 

El último dique que colocó Barbosa, el Hoy No Circula, provocó resultados modestos.

 

Lo mucho o poco que se hizo se va a derrumbar el 25 de mayo cuando los turnos comiencen a regresar a VW con sus miles de obreros. A la par que lo harán negocios de comida, hoteles, fondas, tienditas y restaurancitos.

 

 

Pese a sus argumentos, la ministra florero dijo que muchas gracias, pero que no hay marcha atrás: el decreto ya ha sido promulgado, la Federación quita las prohibiciones y ahora es turno de los gobernadores y presidentes municipales aplicar los protocolos diseñados por el IMSS de Zoé Robledo.

 

Según las fuentes, el gobernador poblano volvió a retomar la voz de la inconformidad y les dijo a las autoridades federales que su sistema de semáforos no va a servir de nada, sino de todo lo contrario.

 

A esa hora ya había franca incomodidad de la titular de Gobernación, quien cree que todos son floreros como ella bien entiende.

 

Se encontró un gobernador que gobierna, no un florero.

 

Si los estados y municipios son responsables ahora, cerró el poblano, tomaré mis medidas. Espérenlas, y puso su pantalla en negro.

 

¿A qué medidas se refiere Barbosa?

 

Pronto lo sabremos….

 

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •