Martes, 14 de Julio del 2020
Viernes, 12 Junio 2020 03:21

¿Volkswagen va a desobedecer al gobernador?

¿Volkswagen va a desobedecer al gobernador? Escrito Por :   Arturo Rueda

Si el 1 de junio no había condiciones para el regreso del sector automotriz y la construcción, pese a que la Federación les dio luz verde, hoy hay menos condiciones. Cuestión de estadística epidemiológica. Entre el 22 de mayo y el 12 de junio -apenas tres semanas- los contagios crecieron 155 % y las muertes casi se duplicaron


 

Sólo un ciego no quiere ver que entre el 22 de mayo que el gobernador Barbosa emitió su primer decreto para impedir el regreso del Volkswagen y el sector automotriz y este día, la espiral de crecimiento de la pandemia es imparable. Todo ha empeorado.

 

Si el 1 de junio no había condiciones para el regreso del sector automotriz y la construcción, pese a que la Federación les dio luz verde, hoy hay menos condiciones. Cuestión de estadística epidemiológica.

 

Entre el 22 de mayo y el 12 de junio -apenas tres semanas- los contagios crecieron 155 % y las muertes casi se duplicaron.

 

 

Simplemente no hay margen, por más que el IMSS haya autorizado los protocolos, la VW haya establecido sus 100 medidas para evitar contagios, repartido kits con cinco cubrebocas, y los obreros estén resignados a morir de coronavirus sin que sea considerado como riesgo de trabajo.

 

Más cornadas da el hambre, diría Cantinflas. Es morirse de hambre o morirse de coronavirus en un saturadísimo hospital del IMSS tras contagiarse en la planta.

 

El nuevo decreto que plantea emitir el gobernador pondrá entre la espada y la pared tanto a Volkswagen como al Gobierno federal.

 

A la empresa le urge retornar pese a los riesgos evidentes. No es lógico pero es metálico, y como a la muerte de cada obrero dirán que no se contagiaron en la planta, le van a salir baratos los cadáveres.

 

El Gobierno federal, a su vez, sigue en la disfunción de la irrealidad. Por una parte, Gatell prosigue su rosario de equivocaciones sin conocer el pico real de la pandemia, y por la otra, AMLO nos insta a salir a la calle, y a vencer nuestros miedos. Pura estupidez.

 

En este momento, la totalidad de muertos por coronavirus es más de 22 mil: los 15 mil 944 reconocidos oficialmente, más los sospechosos de COVID o neumonía atípica. Es cansado repetirlo, pero la cresta sigue creciendo y no hay curva aplanada.

 

Así que Volkswagen, Audi y todas las proveedoras la tienen fácil: desobedecer el nuevo decreto del gobernador, proseguir su plan de reapertura, que la primera semana sólo concentra al 30 % de la fuerza laboral y en julio operar al 100 %, y hacerse responsable de todas las muertes que vengan.

 

De todas las muertes en la zona metropolitana de Puebla.

 

Si Audi, VW y el sector automotriz serán responsables de las nuevas muertes, la Federación será corresponsable: AMLO, Gatell y el IMSS. Y precisamente, la próxima semana viene el presidente a Puebla.

 

El gobernador habrá cumplido su responsabilidad histórica, y con base al decreto, quizá tomar una medida extrema: la clausura de la planta.

 

Llegamos al momento de la verdad y que cada quien asuma su responsabilidad.

 

*** El secretario Sí Señor. Mañana tras mañana, Barbosa exhibió la ineptitud de su secretario de Salud. Lo regañó de todas las formas posibles, a ojos de todos. Esperaba un poco de dignidad, que él mismo renunciara al cargo para evitar el ridículo.

 

Pero Jorge Humberto Uribe Téllez era de esos funcionarios mediocres, sin dignidad, aferrados a la quincena, y a los regaños sólo tenía una respuesta: “sí señor”.

 

Tras algunos meses exasperado, fue el gobernador que corrió al inepto Jorge Uribe pese a sus supuestas recomendaciones de la familia presidencial, recomendaciones que no sirvieron para un carajo, pues el hoy ex secretario fue incapaz de gestionar más recursos o materiales para la contingencia.

 

Adiós, mediocre inepto.

 

*** La combinación de un paranoico y un briaguito. Hamponzo Esparza anda desesperado y paranoico, pues sabe que cualquier día se puede encontrar al amo del Valle de las Calacas en el patio de San Miguel.

 

Esa paranoia hizo perfecta combinación con el borrachito de Carlos Meza, quien lo convenció de interponer un amparo buscador de la orden de aprehensión, previo pago de honorarios onerosos al estilo del ex líder municipal del PRI, eterno aspirante a presidente del TSJ.

 

Pierde Hamponzo, que exhibió su paranoia, gana el leguleyo Meza, que con esos jugosos honorarios pudo comprar más alcohol para pasar la pandemia. ¡Salud!

 

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •