Martes, 14 de Julio del 2020
Lunes, 15 Junio 2020 03:03

Se acabó la cuarentena: aquí no se contagió

Se acabó la cuarentena: aquí no se contagió Escrito Por :   Arturo Rueda

VW usó la carta de su poder económico. Les dijeron a los miembros del sindicato que a partir de esta semana la empresa se declararía en insolvencia y dejaría de pagar el 65 % del salario como lo ha venido haciendo desde la suspensión de labores. O sea, los iban a matar de hambre.


 

Para David Meléndez, en su pérdida irreparable

 

Aunque la muerte y los contagios nos rodean, la cuarentena se acabó noventa días después de que inició. En la meseta de la pandemia –López-Gatell dixit- también se morirá el Hoy No Circula porque pese a ser una medida restrictiva y exitosa en sus primeras semanas, dejó de tener sentido con la reactivación económica que hoy inicia.

 

La presión de los sindicatos funcionó a medias. Formalmente Volkswagen no regresa a producir vehículos este día, pero de todas formas se ha citado para mañana al 30 % de su fuerza laboral, como siempre se planteó. Para la primera semana de julio la planta funcionará al 100 %.

 

Volkswagen siempre mantuvo sus planes de reapertura, pese al nuevo decreto del gobernador que reiteró no había condiciones para el regreso de la industria automotriz.

 

Luego de su publicación, no hubo versión oficial de la trasnacional alemana, pero los delegados reiteraron a los obreros que todo seguía adelante según el calendario.

 

A lo largo del sábado y domingo, hubo estira y afloje entre la empresa y el Sitiavw. No hubo acuerdo, por lo que el comité del sindicato votó por acompañar el decreto del gobernador, no volver al trabajo, y así lo comunicaron a la empresa.

 

Entonces, VW usó la carta de su poder económico. Les dijeron a los miembros del sindicato que a partir de esta semana la empresa se declararía en insolvencia y dejaría de pagar el 65 % del salario como lo ha venido haciendo desde la suspensión de labores. O sea, los iban a matar de hambre.

 

Acordaron emitir un comunico en el que “formalmente” se respetaría el decreto de Barbosa, pero en los hechos todo el regreso se ejecutaría de la forma planeada. Toda una simulación.

 

Pero era aceptar regresar a la planta y quizá enfermar de COVID-19, o no regresar y dejar de cobrar sueldo, sin contar los efectos catastróficos en la cadena de proveedoras.

 

El pretexto para que el 30 % de los obreros regrese a la planta VW es que se dedicarán a “capacitación, acciones de preparación y llenado de procesos productivos”. Mentira. Van a iniciar la producción.

 

Lo harán porque la cadena de proveeduría ya tiene dos semanas funcionando. Lo mismo que harán mañana. Miles de obreros de las empresas grandes, medianas y hasta chiquitas que proveen a VW ya tiene esas dos semanas en circulación.

 

Lo último que quedaba de la cuarentena terminó por romperse, pues los restaurantes en teoría ya pueden abrir siempre que tengan terraza. Aunque había un procedimiento a cumplir que incluía aval del IMSS y de Protección Civil Estatal, todos se lo van a pasar por el arco del triunfo.

 

Los restaurantes que no acabaron de quebrar en la noventena -fueron 90 días- este día reabrirían tratando de recuperar clientes y empleos.

 

Para acabar, el miércoles llegará a Puebla el presidente López Obrador, donde presidirá la mesa de seguridad, pues hará un homenaje al Plan DNIII y finalmente hará la evaluación de los programas sociales en un acto que no será mitin, sin embargo sí serán mitin.

 

Ese día, aunque no lo dicen, planean mover a cientos de poblanos para aplaudir a AMLO y contrarrestar los efectos de las caravanas que han sido más ruidosas del posible impacto electoral.

 

Así pues, se acabó la cuarentena en un fin de semana con más de 600 contagios positivos. Ya superamos las 700 muertes.

 

 

Con todas estas consideraciones, mantener el Hoy No Circula sólo agravará la posibilidad de contagiarse en el transporte público con toda la gente que comenzará a moverse hoy al reabrir sus negocios, trasladarse a VW y a las fábricas proveedoras.

 

A partir de hoy, sólo queda persignarse al salir de casa, sin saber quién portará el virus cuando se regrese a los hogares.

 

Y la única respuesta de empresas, VW, restaurantes y negocios que reabran será decir: aquí no se contagió.

 

Una cuarentena que siempre se cumplió a medias.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •