Martes, 14 de Julio del 2020
Miércoles, 24 Junio 2020 02:19

El AMLO que los mexicanos queremos ver

El AMLO que los mexicanos queremos ver Escrito Por :   Arturo Rueda

Alarmado, seguramente, pensó lo mismo que millones de mexicanos. ¿Qué más 2020, qué otra chingadera nos tienes planeada? Pero se puso al frente mientras repetía el informe telefónico que le daba el director de Protección Civil en el patio de Palacio Nacional.


 

Andrés Manuel López Obrador reacciona con prontitud al sismo de 7.5 grados que sacude la parte central de México, y aunque de color blanco por el susto, por un día se convierte en el presidente y líder por el que votamos.

 

Uno, dos, tres videos hablando por teléfono, atendiendo la crisis en Palacio Nacional. Ese sismo nos muestra la capacidad de reacción al coronavirus que hubiera tenido AMLO si hubiera querido. Si no se hubiera enfrascado en una necedad que nos pone en la ruta de alcanzar a España en el número total de muertos.

 

A diferencia del COVID-19 que creyó que le venía muy bien al proyecto de la 4T, pero en realidad rompió su consenso con la sociedad, el sismo de 7.5 le dio la oportunidad de verse como líder.

 

Alarmado, seguramente, pensó lo mismo que millones de mexicanos. ¿Qué más 2020, qué otra chingadera nos tienes planeada? Pero se puso al frente mientras repetía el informe telefónico que le daba el director de Protección Civil en el patio de Palacio Nacional

 

No sólo le salió bien porque le permitió verse presidencial, sino que a AMLO le salió baratísimo en cuestiones de vidas y daños materiales, a diferencia de los que ocurrieron en 2017, cuya reconstrucción no se ha terminado.

 

¿Pudo y puede ser López Obrador un mejor presidente en todo el resto de pandemia que nos queda?

 

Por supuesto que sí, porque si no lo hace, es previsible que en 2021 perderá la mayoría en San Lázaro, y un año después tendrá que asumir la revocación de mandato. ¿Podría perderla?

 

En tiempos de crisis se ve a los líderes, y el sismo también tomó bien parado al gobernador Barbosa, casi recién salido de su mañanera. Un saldo blanco en materia de vidas, reacción inmediata y unos pocos daños a escuelas. Nada que ver con el escenario de devastación del 19-S.

 

Malparada como siempre, Claudia Rivera Vivanco que nunca pudo informar realmente lo que ocurría en Puebla capital pese al desalojo de varias unidades hospitalarias.

 

Inevitable para los ciudadanos recordar el impacto de los sismos de 1985, de 1999 y de 2017. La memoria del miedo nos lo trajo a la mente de forma inmediata.

 

Este sismo ocurre, sin embargo, como la galería del terror 2020. Mes a mes, un nuevo acontecimiento que sacude mientras seguimos dentro del túnel sin fin del coronavirus, y la entrada del túnel de la recesión económica más dura en un siglo.

 

El movimiento telúrico no le importa al virus, ni le interesa la mayor crisis sanitaria de la historia. Aunque la instrucción es Quédate en Casa, ahora todos tuvimos que abandonar la casa impulsados por el temor al derrumbe y morir en los escombros.

 

El 2020 resulta un año con un guión impredecible por catastrófico, por devastador, porque ni la biología ni la física están todavía bajo el control del hombre.

 

Estamos apenas en junio, ¿qué nos espera para la segunda mitad del año?

 

Y no: por más que le recemos, el 2020 no se va a detener con sus sorpresas catastróficas.

 

Seguro en México lo peor está por venir.   

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •