Martes, 14 de Julio del 2020
Jueves, 25 Junio 2020 03:50

Construyendo la reelección

Construyendo la reelección Escrito Por :   Arturo Rueda

Pues un desastre económico y social mayor al de 1995, y un efecto carambola en lo político para Morena y la 4T. La venganza por los muertos del coronavirus, así como el encabronamiento colectivo por la tragedia económica, se van a expresar en las urnas el próximo año.


 

Los jóvenes menores de 30 años no recuerdan los efectos desastrosos de la crisis de 1995. El error de diciembre, o también conocida como efecto Tequila, que tuvo numerosas consecuencias políticas, financieras y sociales. Y eso que ese año el PIB cayó 6 %.

 

Ahora que el FMI pronostica para 2020 una caída del 10.5 %, es hora de apretarse el cinturón para la sacudida que viene.

 

Los efectos combinados de devaluación e inflación, en ese lejano 1995, enviaron a millones de mexicanos a la pobreza extrema. Provocaron el incremento del IVA a 15 %. Millones perdieron sus casas, autos, y negocios.

 

La falta de pago de créditos a los bancos detonó en el endeudamiento interno llamado Fobaproa, y el incremento de la deuda externa por más de 40 mil millones de dólares.

 

También fue el nacimiento del nuevo crimen organizado, cuando los militares Gafes se convirtieron en Los Zetas, el brazo armado del Cártel del Golfo, y luego creó la industria del secuestro, con el destacado exponente como El Mochaorejas.

 

La venganza contra el PRI en las urnas fue brutal. En 1996 el PAN ganó por primera vez la capital de Puebla, así como municipios de la zona metropolitana. En 1997 perdieron por primera vez la mayoría en la Cámara de Diputados, y en 2000, la presidencia de la República.

 

¿Qué ocurrirá ahora que el FMI pronostica una caída superior al 10.5 % para final de año, y un incremento de la deuda al 66 % del PIB?

 

Por supuesto, es un estimado al día de hoy. Ese estimado seguramente empeorará en la misma medida que empeora la pandemia, una vez que contagios y defunciones no ceden, sino que siguen creciendo.

 

El ciclo es totalmente negativo: más muertos, más contagios equivalen a menor confianza, gasto y demanda. Será una crisis no vista en un siglo, cuyo único precedente es 1929, una crisis que culminó en Hitler, el nazismo y los millones de muertos en la Segunda Guerra Mundial.

 

Pues un desastre económico y social mayor al de 1995, y un efecto carambola en lo político para Morena y la 4T. La venganza por los muertos del coronavirus, así como el encabronamiento colectivo por la tragedia económica, se van a expresar en las urnas el próximo año.

 

En este contexto se va a dar la operación Reelección de los 39 alcaldes de Morena -ya no hay que contar a Felipe Patjane en Tehuacán- y de la mayoría de los legisladores del bloque de la 4T en el Congreso local, sin contar al JJ y a Héctor Alonso.

 

El último factor, o la única barrera de contención al desastroso escenario económico que se avecina y al mal humor social, serían gobiernos municipales exitosos de Morena capaces de amarrar su reelección. O por lo menos competir.

 

En prácticamente todos los municipios que gobierna Morena, esa barrera de contención no existe a un año de los comicios, empezando por los municipios de la zona metropolitana con tres pésimas alcaldesas: Claudia Rivera Vivanco, Karina Pérez Popoca y Angélica Alvarado.

 

Puebla capital, San Andrés Cholula y Huejotizingo son desastres incapaces de disimular. Obtendrían la postulación por Morena, pero difícilmente la victoria en las urnas.

 

Los tehuacaneros tendrán el mal sabor de boca de haber llevado a la presidencia municipal a un tipo que enloqueció y terminó en la cárcel.

 

San Pedro Cholula, Cuautlancingo y Texmelucan son algunos de lo que se pueden rescatar, pero también deberán nadar a contra la corriente en la construcción de su reelección.

 

Y es que, a diferencia de cualquier otro antecedente, estos alcaldes comenzaron a pensar en su reelección cuando ya iban más allá de la mitad de sus periodos, cuando todo ellos debieron pensar en esa reelección desde el día uno de su mandato.

 

Ahora, en contexto de la pandemia, tendrá que remar el triple. Y muchos de ellos ya no tienen cura ni remedio por más que plagien la idea del chaleco guinda.

 

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •