Viernes, 18 de Septiembre del 2020
Lunes, 24 Agosto 2020 02:40

Con Ramírez Cuéllar, Morena era la indigencia

Con Ramírez Cuéllar, Morena era la indigencia Escrito Por :   Arturo Rueda

Sí, con Ramírez Cuéllar, Morena andaba en la indigencia política. Tan cobarde fue que, ya lanzado de la dirigencia, le aseguró a Barbosa que no había dicho las cosas así, pese a que hay grabación. El típico argumento de los sacatones.


 

La mañana del jueves 20, horas antes de que el Tribunal Electoral federal rechazara de plano la prórroga indefinida para que se mantuviera como presidente nacional de Morena durante el proceso electoral 2021, Alfonso Ramírez Cuéllar no tuvo reparo en lanzarse contra Luis Miguel Barbosa, al ser cuestionado sobre el ya derrumbado escándalo Lozoya.

 

Al diputado federal con licencia, le interesaba presionar a los magistrados del TEPJF sobre su prórroga, pero tuvo tiempo para darle un coscorrón absurdo al gobernador poblano… en vez de darle su aval tras comprobarse que, en la denuncia de Lozoya, no aparece el mentado soborno.

 

A pregunta expresa de un reportero, Ramírez Cuéllar dio entrada a la versión de que el poblano podría ser expulsado de Morena, en caso de comprobarse las irregularidades que se le atribuyen. Pero fue a más, pues señaló que se presentaría una denuncia ante la Comisión de Honor y Justicia.

 

 

¿Pero cuáles irregularidades se le pueden comprobar, si ni siquiera Lozoya lo señaló de recibir un soborno? ¿Por qué el presidente del partido presentaría una denuncia en contra de un gobernador de su mismo partido? No hay lógica alguna. Pura y dura estupidez.

 

Por supuesto, se trata de un golpe gratuito de Ramírez Cuéllar a Barbosa, y la gota que derramó el vaso en el poblano. El hecho comprobatorio de una estulticia sin límites. Tanta, como la de nombrar a Carlos Evangelista como seudo líder estatal o como recibir a Alfonso Esparza, acompañado de José Juan Espinosa.

 

En ese estado de ánimo, exacerbado por ese golpe gratuito sin sentido, Barbosa reviró hablando de Morena, pero en realidad hablaba del predicador Ramírez Cuéllar.

 

 

Lo dijo en la entrevista con Mario Alberto Mejía: “Morena, como partido político, perdió la oportunidad de consolidarse para ser partido en el poder. Tanto a nivel local como a nivel federal. No tiene presencia política en Puebla, no influye, no opina, es increíble que sea así ante la marginalidad política, un partido en el poder que se dedica a combatir toda forma de organización política”.

 

El clip del video fue profusamente difundido por los odiadores de Barbosa en redes sociales, pues se trata de una declaración rupturista. Todos los flancos se aprovecharon y le dieron vuelo.

 

Pero todo fue consecuencia de la ineptitud de Ramírez Cuéllar, enemigo confeso del gobernador poblano, que primero lo ofendió nombrando a Carlos Evangelista, luego lo insultó al reunirse con Alfonso Esparza y JJ Espinoza y, finalmente, lo escupió al señalar que procedería con una denuncia al interior de Morena por una irregularidad que ni siquiera viene señalada en el escrito de Lozoya.

 

¡Piedad!, diría Rafa Moreno Valle.

 

Afortunadamente, el predicador Ramírez Cuéllar ya fue lanzado de la dirigencia nacional de Morena. Barbosa ya no tendrá que lidiar con su abierta incompetencia ni con sus alianzas inconfesables, como las de Evangelista o Esparza, además de otros innombrables.

 

Los magistrados de la sala superior del TEPJF echaron al predicador Cuéllar, que quería echarle mano a las candidaturas a diputados federales, a gobernadores, y avalar reelecciones absurdas.

 

Sí, con Ramírez Cuéllar, Morena andaba en la indigencia política. Tan cobarde fue que, ya lanzado de la dirigencia, le aseguró a Barbosa que no había dicho las cosas así, pese a que hay grabación. El típico argumento de los sacatones.

 

Afortunadamente ya llegará al cargo Mario Delgado, quien sí tiene nivel, y ya frenó a los reeleccionistas, como Claudia.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •