Viernes, 18 de Septiembre del 2020
Martes, 25 Agosto 2020 03:14

Saldos de una relación tóxica (karma its a bitch)

Saldos de una relación tóxica (karma its a bitch) Escrito Por :   Arturo Rueda

La relación tóxica entre Luis Miguel Barbosa y Fernando Manzanilla Prieto terminó ayer por explotar con consecuencias imprevisibles para ambos. La liga ya se rompió. El primero parece decidido a meter a la cárcel a su ex secretario, y el segundo está protegido por el fuero federal de momento, y mientras opera para construir un bloque antiBarbosa en el Congreso local que lo someta.


 

Como nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde de un helicopterazo, Fernando Manzanilla debe extrañar más que nunca a su aborrecido cuñado Rafa Moreno Valle, quien nunca maniobró para meterlo a la cárcel o exiliarlo pese a todas las traiciones, maledicencias y odio que le prodigaba el esposa de su hermana.

 

El karma sí existe y para Manzanilla se llama Luis Miguel Barbosa. El gobernador está decidido a acabar con su ex secretario de Gobernación y de entrada, ya lo tiene denunciado penalmente por peculado.

 

Fue metido en un paquete de ex funcionarios, pero los que tienen valor político son él, Jorge Estefan Chidiac, y en menor medida, Diódoro Carrasco y Jorge Cruz Bermúdez. El resto son escenografía, incluido el briagas Luis Maldonado que ya se murió.

 

No enteramos por Arturo Luna Silva que el motivo de la denuncia es una partida secreta que existe en el Presupuesto poblano desde 2013 y del que los poblanos no teníamos noticia.

 

Una partida secreta como en los viejos tiempos del PRI como partidazo, cuyo objetivo era política sucia, dinero del que se podía disponer en opacidad y sin comprobaciones, para fines políticos inconfesables.

 

El manejo de esa partida secreta estaba a cargo tanto del secretario de Gobierno en turno como del secretario de Finanzas. Por eso todos los que han ocupado esos cargos desde 2013 fueron denunciados por peculado.

 

La relación tóxica entre Luis Miguel Barbosa y Fernando Manzanilla Prieto terminó ayer por explotar con consecuencias imprevisibles para ambos. La liga ya se rompió.

 

El primero parece decidido a meter a la cárcel a su ex secretario, y el segundo está protegido por el fuero federal de momento, y mientras opera para construir un bloque antiBarbosa en el Congreso local que lo someta.

 

Manzanilla pasó, en solo unos meses, de proyecto político del barbosismo para la próxima gubernatura a denunciado penal. Todo mundo lo vio venir, menos él, confiado de que el gobernador no se atrevería.

 

Pues Barbosa se atrevió, envió a David Méndez a denunciar, y Manzanilla dobló la apuesta al reaccionar coléricamente –a su estilo- y señalar al gobernador no solo de conocer y autorizar el uso de esa partida en su calidad de gobernador electo, sino incluso de entregarle dinero en efectivo a su circulo cercano.

 

En un jueguito de fuerzas, Manzanilla exhibió un recibo firmado por David Méndez donde se comprueba la entrega de 1.5 millones de pesos bajo el concepto de un “congreso progresista” con fecha del 5 de julio de 2019. Al cierre de esta columna, el secretario de Gobernación no había refutado su firma.

 

Así en que en esa relación tóxica, Barbosa y Manzanilla ya llegaron a un callejón sin salida.

 

O el primero lo hace compañero de celda de Eukid Castañón en Tepexi, o el segundo se exilia fuera del estado y renuncia no solo a liderar a la banda de los conejos en el Congreso, sino de plano a su aspiración a ser gobernador de Puebla.

 

Manzanilla nunca estuvo en riesgo real durante el morenovallismo, pues aunque traicionó a Rafael de todas las formas posibles, Moreno Valle nunca se planteó acabar con él. A fin de cuentas, eran familia.

 

Pero el líder de la banda de los conejos ahora sí se encuentra en riesgo real y exhibir un recibo firmado por David Méndez no lo salvará…a menos de que se trata de un mensaje siciliano de todo lo que puede revelar de cómo llegó Barbosa al poder en 2019.

 

Más prudencia tuvo Estefan, que a esta hora no ha realizado comentario alguno sobre la denuncia. Solo le imputan 4 millones de pesos, y siempre será mejor un mal arreglo a un buen pleito, como suelen decir los abogados.

 

La liga, pues, ya se rompió. Y Fernando ve imposible que lo metan a la cárcel, pero en un mal día puede acabar haciéndole compañía a su bro Euk. Karma Its a bith.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •