Viernes, 18 de Septiembre del 2020
Jueves, 10 Septiembre 2020 02:35

Un fracaso en Tehuacán llamado Rafaela Vianey

Un fracaso en Tehuacán llamado Rafaela Vianey Escrito Por :   Arturo Rueda

La ruta diseñada para resolver Tehuacán fracasó. La destitución nunca va a proceder, porque las irregularidades que señala el dictamen de la comisión de Gobernación, elaborado por Vianey Romero, en cualquier caso, son irregularidades individuales que ameritan un proceso penal, como ya se lo armaron al regidor Víctor Canaán, por lo que ya fue recluido


 

A la pasante en la licenciatura en Comunicación, Vianey García Romero, que cobra como diputada y preside la comisión de Gobernación, le encargaron el trabajo que correspondía a un abogado titulado: armar de forma correcta al expediente para desaparecer el Ayuntamiento de Tehuacán. ¿Resultado? Un fracaso rotundo de la pasante.

 

Como lo advertí oportunamente desde julio en este espacio, la fracción de diputados de Morena en el Congreso Local ya quedó en total ridículo por culpa de Vianey. Escribí que, con un dictamen tan endeble, cualquier recurso de defensa frenaría el proceso, ya fuera un amparo o una controversia constitucional.

 

Y eso ocurrió exactamente. La Suprema Corte de Justicia otorgó la suspensión provisional al Ayuntamiento de Tehuacán. Con esa suspensión, el Congreso queda atado de manos, pues no puede ejecutar ninguna resolución hasta que el máximo tribunal resuelva de fondo la controversia constitucional 118/2020.

 

¿Cuándo podría ocurrir eso?

 

Pues, por lo menos, un año durará la batalla jurídica en la Corte. En ese lapso, Vianey ya no será diputada y Artemio Caballero ya no será edil de Tehuacán, ni tampoco los regidores serán regidores.

 

Esta telenovela se llama el fracaso de Vianey.

 

Un fracaso que no sólo ridiculiza a los diputados de la 4T en el Congreso poblano, que es lo de menos, sino genera otro crucigrama en el tablero electoral del gobernador Barbosa. ¿Por qué? Porque el PES, viejo o nuevo, tiene como enclave al Ayuntamiento de Tehuacán.

 

En efecto: Patjane era postulado por Morena, pero el suplente, Artemio Caballero, proviene de las fuerzas confesionales del PES. Tan es así, que una de sus primeras acciones fue designar a José Momox como secretario general, personal que, al mismo tiempo, es algo así como el dirigente en Puebla del PES.

 

¿Y a quién responden, tanto Artemio Caballero como José Momox? Pues a Fernando Manzanilla, el aborrecido.

 

¿Qué pasará ahora con el caso Tehuacán?

 

Pues que Artemio Caballero y el Cabildo se van a quedar ahí, con el control de la segunda ciudad más importante del estado que aporta dos diputaciones locales. Y todos los involucrados, además de hacer un pésimo gobierno, son enemigos del gobernador.

 

La ruta diseñada para resolver Tehuacán fracasó. La destitución nunca va a proceder, porque las irregularidades que señala el dictamen de la comisión de Gobernación, elaborado por Vianey Romero, en cualquier caso, son irregularidades individuales que ameritan un proceso penal, como ya se lo armaron al regidor Víctor Canaán, por lo que ya fue recluido.

 

¿Van a meter a la cárcel a Artemio Caballero y los demás regidores, además de la síndico municipal?

 

O sea, ¿primero cayó Patjane, y ahora el suplente? Imposible.

 

De fondo, el problema es el dictamen de Rafaela Vianey. Es un bodrio jurídico, producto de la ignorancia. ¿Por qué? Porque nunca se justificó la causal grave para desaparecer el Ayuntamiento.

 

Así lo referí el 7 de julio pasado “La jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia, al resolver varias controversias constitucionales al respecto, además de delimitar el concepto de “causal grave” –lo cual comentaré más adelante– ordena un tercer requisito: garantía de audiencia para los integrantes del Ayuntamiento que se pretende revocar.

 

 “En el dictamen aprobado ayer por la comisión de Gobernación –redactado por una pasante de la licenciatura en Comunicación, como es la diputada Rafaela García Romero, que no estudió licenciatura en derecho ni es abogada–, la causal grave para revocar a todo el Ayuntamiento no aparece por ningún lado.

 

 “Por lo menos no en el concepto que refiere como grave la Suprema Corte de Justicia, que entiende como grave las violaciones a los derechos humanos, ingobernabilidad o actos de violencia continuados que hagan cesar el orden jurídico vigente durante un tiempo determinado”.

 

Moraleja: nunca manden a una pasante a hacer el trabajo que le toca a un abogado titulado.

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •