Martes, 07 de Julio del 2020
Viernes, 17 Abril 2020 02:10

El error histórico de AMLO

El error histórico de AMLO Escrito Por :   Arturo Rueda

Por definición, una pandemia es total: no se segmenta por países, regiones o municipios. La enfermedad migra con el movimiento humano, por lo que la única opción para reducir contagios es limitar la movilidad con la Susana Distancia y los confinamientos forzosos. AMLO no puede segmentar por una simple razón: no sabe realmente cuántos contagiados hay, y dónde están


 

La decisión de que los jóvenes vivan y los viejos y enfermos crónicos mueran en el campo de batalla contra el coronavirus tiene una lógica racional que puede ser moralmente controvertible pero eficaz en la guerra biológica. Tratar de segmentar regionalmente o por municipios una pandemia es un despropósito asesino del gobierno de López Obrador.

 

Una decisión anticientífica, un salto de fe que le costará la vida a miles de mexicanos y solamente hará más lenta la recuperación económica. AMLO desafía a la ciencia.

 

El anuncio que ayer dieron los López, Obrador y López-Gatell, suena pavoroso: retomar las clases en los municipios en los que no hay contagios positivos de COVID-19 y que sus vecinos tampoco los tienen.

 

Según los cálculos de AMLO, 979 municipios podrían comenzar a regresar a esa normalidad el próximo 17 de mayo.

 

Esto no sólo es imposible, sino genocida. Es absurdo lo que plantea López-Gatell.

 

Por definición, una pandemia es total: no se segmenta por países, regiones o municipios. La enfermedad migra con el movimiento humano, por lo que la única opción para reducir contagios es limitar la movilidad con la Susana Distancia y los confinamientos forzosos.

 

AMLO no puede segmentar por una simple razón: no sabe realmente cuántos contagiados hay ni dónde están.

 

Los positivos asintomáticos no están contabilizados porque, no se les han hecho las pruebas y sus números son estimaciones derivadas del programa Centinela son sólo estimaciones.

 

Según la conferencia vespertina de ayer, la estimación de López- Gatell es que al 16 de abril 2020 en México en realidad hay casi 56 mil contagiados contra los 6 mil 297 confirmados.

 

¿Saben exactamente dónde están esos 56 mil contagiados?

 

No.

 

¿Saben quiénes son esos 56 mil contagiados y si han sido confinados para evitar los contagios pese a que sean asintomáticos?

 

No.

 

¿Entonces cómo se atreven a afirmar que se pueden liberar 979 municipios el próximo 17 de mayo sin esos datos?

 

No lo sé y no lo entiendo. Carece de cualquier tipo de base científica. 

 

Y sin hechos científicos, nos dirigimos al Apocalipsis.

 

Segmentación y contención geográfica de la pandemia es una estupidez histórica de López-Gatell secundada por AMLO. Un terrible error en la cadena de terribles errores que han cometido.

 

Una pandemia no puede segmentarse ni contenerse geográficamente. Si esto pudiera hacerse, no sería pandemia, sino epidemia.

 

Los errores de la pareja se acumulan y tratar de taparlos con mentiras  estadísticas solo conduce a errores cada vez más graves. El acomodo doloso de números, cifras, no le va a salvar la vida a los mexicanos.

 

La única receta posible la han dado todos los expertos del mundo, incluidos los de la OMS, los investigadores científicos de cada país, y muchos países la han puesto en práctica con excelentes resultados: pruebas, pruebas y más pruebas. Localizar todos los casos, confinarlos y darles seguimiento a sus entornos.

 

Ya sé, ya sabemos que López Obrador es ignorante en casi todo, no habla inglés, es intransigente y ensimismado en su modelo de nación. Pero lo único que no puede ser en este momento es un Presidente Anticientífico. ¿O también la ciencia es fifí y conservadora?

 

Si no da marcha atrás, todavía falta un mes, será responsable de más muertos, y de que la economía tarde más tiempo en reponerse.

 

 

comments powered by Disqus
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •