Sábado, 11 de Julio del 2020

Spesa tiene 6 semanas para retirar basurero Covid en Cuautinchán

Miércoles, 03 Junio 2020 17:21
Spesa tiene 6 semanas para retirar basurero Covid en Cuautinchán

La empresa Spesa indicó que ya partió un camión con los residuos a la planta recicladora y saldrán cuatro más cada semana

Staff/Diario Cambio

@Diario_Cambio



Un representante de la empresa Spesa, propietaria del basurero COVID en Cuautinchán, dijo que en menos de 6 semanas se realizará el traslado de residuos biológicos a una recicladora en la Ciudad de México.


Señaló que ya partió un camión con los residuos a la planta recicladora y saldrán cuatro más cada semana, por lo que se prevé terminar antes del plazo asignado por la Profepa.


El pasado lunes 1 de junio, vecinos y autoridades del municipio de Cuautinchán denunciaron el funcionamiento de un tiradero clandestino de basura COVID, que a pesar de estar clausurado, seguía en funcionamiento generando un foco de infección.


Noticieros Televisa entrevistó a uno de los vecinos de este predio, que actualmente se encuentra custodiado por la Guardia Nacional, e indicó que el olor a muerto es insoportable además de que pululan las moscas en las viviendas de alrededor.


“Hay muchas bolsas, mucha basura, muchas moscas, hay sangre, jeringas, hay cubrebocas”, señaló uno de los vecinos de esta bodega irregular de desechos biológico infecciosos en Cuautinchán, ubicado a sólo 20 kilómetros de la capital poblana.


El predio se convirtió en un tiradero de basura COVID y pertenece a la empresa SPESA, quien presta sus servicios en los estados de Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Hidalgo, Oaxaca, Yucatán, Campeche, Quintana Roo y que por medio de sus alianzas comerciales pueden coordinar la recolección de residuos en toda la República Mexicana.


El centro de recolección de Puebla se encuentra colapsado, pues se aprecia que incluso las cortinas de acero están vencidas por tanta basura COVID que se almacena en la nave principal y a cielo abierto.


La Profepa clausuró el almacén el pasado 14 de mayo al constatar que su almacén estaba saturado, sus cajas de refrigeración no funcionaban y que depositaron basura con sangre y otros fluidos corporales a cielo abierto.


El vecino del tiradero clandestino entrevistado señaló que dos parejas de la tercera edad abandonaron una casa aledaña, pues el olor a perro muerto era tan fuerte que decidieron marcharse.


Elementos de la Guardia Nacional se encuentran ya en el sitio para resguardarlo y evitar que se sigan tirando basura COVID en el almacén propiedad de la empresa SPESA.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •