Viernes, 15 de Enero del 2021

Dejan libre al briago del Mercedes blanco; tiene 30 días para reparar el daño por atropellar a Juan Carlos

Viernes, 27 Noviembre 2020 19:43
Dejan libre al  briago del Mercedes blanco; tiene 30 días para reparar el daño por atropellar a Juan Carlos

Yamil G. A. fue liberado luego de que su padre movió sus influencias dentro del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado, por lo que ahora tendrá 30 días para reparar el daño.

Valeria Gallardo

@Valery_23



Yamil G., el briago del Mercedes-Benz no pisará la cárcel a pesar de haber matar al joven Juan Carlos Medel Villa cuando lo atropelló al ir a exceso de velocidad en la Vía Atlixcáyotl, pues sus abogados y el Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE) acordaron llegar a una solución alternativa y reparar el daño en un plazo de 30 días.


De acuerdo a fuentes cercanas al caso confirmaron que fue alrededor de las 18:30 horas de este viernes 27 de noviembre durante  la audiencia inicial de Yamil celebrada en la Casa de Justicia de San Andrés Cholula, donde un juez de control calificó de legal su detención.


Sin embargo, los abogados de Yamil solicitaron  llegar a un acuerdo repara torio por ser un caso de homicidio culposo y daños, buscan un término reparatorio y el responsable se comprometía a reparar el daño moral y material.


En este sentido el agente del Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado no mostró oposición y fue así que se fijo un plazo de 30 días a partir de hoy para llegar al citado acuerdo reparatorio, pero mientras eso ocurre, Yamil podrá estar en las calles.


Esto ocurre a pesar de que la familia de Juan Carlos Medel repitió una y otra vez que no aceptaría dinero por la vida de su hijo y hermano.


También queda libre a pesar de que Yamil intentó huir el día del accidente la noche del pasado lunes 23 de noviembre, tras atropellar y arrastrar por casi 50 metros al joven de 27 años edad, cuando esperaba su trasporte para trasladarse a su casa después de su primer día de trabajo.


Después de atropellar, el borracho Mercedes-Benz chocó con un árbol lo que evitó que pudiera concretar su huída a bordo de su automóvil, evaluado en casi medio millón de pesos, a pesar de esto no fue suficiente para que la juez ordenará la prisión preventiva necesaria.