Miercoles, 03 de Junio del 2020

Sandra, la joven de 23 años que se ahogó en una Fiesta COVID en Tecamachalco

Jueves, 21 Mayo 2020 03:49
Sandra, la joven de 23 años que se ahogó  en una Fiesta COVID en Tecamachalco

La reunión fue el pasado domingo 17 de mayo en el Salón de Eventos Sociales Villa Jardín, ubicado en la Calle 24 Sur, marcada con el número 504, en el barrio La Villita

Augusto Simón V. / Tecamachalco

@Diario_Cambio



Las reuniones masivas de fiestas clandestinas que iniciaron con convocatorias en la Ciudad de México cobraron su primera víctima en Tecamachalco, pues Sandra N, de 23 años de edad, perdió la vida en circunstancias extrañas, fue encontrada flotando en una alberca en un salón de eventos donde se reunió con varios jóvenes, y su cuerpo fue identificado dos días después de su muerte, las Fiestas COVID son una nueva modalidad que jóvenes pretendían imponer de moda.    


El pasado 14 de mayo, autoridades de la Ciudad de México detectaron que en la alcaldía Álvaro Obregón circuló en redes sociales un audio donde convocaron a jóvenes para asistir a una “Fiesta COVID”, una reunión con una cuota de mil 500 pesos que incluía alcohol.


Según el audio, a la fiesta acudirían personas portadoras de COVID-19, con el objetivo de contagiar el resto de asistentes y así obtener a lo que llamaron la “inmunidad de rebaño”, como supuestamente lo hacen en Suecia, después del escándalo mediático la reunión fue suspendida, incluso la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, consideró que de trataban de fake news.


Convocan a reunión


Lo mismo sucedió en Tecamachalco, donde un grupo de jóvenes organizaron una fiesta clandestina y convocaron a través de redes sociales al festejo que llamaron “Fiesta COVID”, pero terminó en tragedia.


De acuerdo información recabada por CAMBIO Regionales, hace unos días invitaron a través de redes sociales a personas de Tecamachalco y otros municipios aledaños a la mencionada reunión; aún se desconoce quién convocó y bajo qué condiciones podrían asistir los invitados.


La cita fue el pasado domingo 17 de mayo en el Salón de Eventos Sociales Villa Jardín, ubicado en la Calle 24 Sur, marcada con el número 504, en el barrio La Villita, en Tecamachalco. Las instalaciones cuentan con una alberca, áreas verdes y otros espacios.


Se desconoce el número de jóvenes que asistieron al evento, pues ni las autoridades municipales ni los propios vecinos se habrían dado cuenta de lo que sucedía en ese lugar. 


Muerte sospechosa


Eran aproximadamente las 20:00 horas cuando las autoridades y servicios de emergencia recibieron llamadas de auxilio, por lo que elementos policiacos y paramédicos acudieron al lugar donde se celebraba la “Fiesta COVID” y hallaron a Sandra N, de 23 años de edad, a un costado de la alberca del salón; cuando la revisaron, sus signos vitales estaban ausentes, minutos antes alguien la sacó de la alberca donde estaba flotando. 


El resto de jóvenes invitados, que muchos supuestamente no se conocían, abandonaron el lugar a toda prisa, nadie sabía lo que había sucedido.


El agente del Ministerio Público de Tecamachalco realizó las diligencias del levantamiento del cadáver; a simple vista el cuerpo no presentaba golpes y tampoco falleció por COVID- 19.


La joven fue identificada por sus familiares hasta el martes 19 de mayo, a través de las redes sociales sus amigos la despidieron, posteriormente el cuerpo fue entregado a sus deudos.


Según la necropsia de rigor, arrojó que la causa de la muerte fue por ahogamiento, aunque las autoridades Ministeriales siguen con las investigaciones para determinar cómo fue que cayó a la alberca.


Ayuntamiento reacciona tarde


El gobierno municipal, encabezado por Marisol Cruz García, esperó a que se registraran los dos primeros decesos en Tecamachalco para poner en marcha acciones de prevención ante la pandemia.


El primer fallecido fue un joven de 19 años de edad, quien perdió la vida por consumo de alcohol adulterado; la segunda víctima fue Sandra N, quien murió ahogada en una alberca; ambos casos se registraron el domingo 17 de mayo en hechos distintos.


Pero fue hasta martes 17 que la alcaldesa ordenó a personal de Protección Civil de Tecamachalco que realizara la inspección de establecimientos para verificar que no se vendiera alcohol adulterado que ya cobró la vida de al menos 80 personas en la entidad, pero aun siguen inspeccionar gimnasios, salones de fiestas, negocios y restaurantes que siguen funcionando sin restricción alguna.


 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •