Jueves, 21 de Enero del 2021

Las memelas de la Facu de Comunicación sobreviven a pandemia y paro estudiantil (FOTOS)

Miércoles, 25 Noviembre 2020 02:54
Las memelas de la Facu de Comunicación sobreviven a pandemia y paro estudiantil (FOTOS)

El Palencia, el greñudo, o Don Pedro, como lo conocen los alumnos del CCU, le vendió comida a Don Dani, el camillero del Hospital Ángeles, un día antes de que se infectara de COVID y quien murió por el virus el pasado 25 de marzo

Leo Monterd Andrade

@LeoMonterd10



 


Don Pedro’ y ‘Doña Silvia’, los vendedores de memelas de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (Fccom) de la BUAP, son los únicos ambulantes sobrevivientes de la zona tras el paro estudiantil y la pandemia COVID-19, misma que los llevó al límite, pues los ha tenido con ventas mínimas de hasta 20 pesos durante 10 meses de contingencia sanitaria.


En entrevista con CAMBIO, Pedro Zapotitla y su esposa Silvia, quienes llevan 14 años vendiendo memelas en las inmediaciones de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP, señalaron que tanto el paro estudiantil como la pandemia COVID-19 los hicieron sufrir en demasía económicamente, tanto así que detallaron había días en los que no tenían suficiente dinero para comer, puesto que vendían alrededor de 20 pesos ante la ausencia de alumnos.


A su vez, indicaron que previo a la pandemia aspiraban a vender de 600 pesos para arriba diarios; sin embargo, ‘Don Pedro’ mencionó que los tiempos actuales para los comerciantes no son para vender en abundancia, sino para ir sobreviviendo, por lo que ahora recorre hasta 10 kilómetros para entregar pedidos, aunque se trate de una sola gordita, pues la intención es salir adelante.




“Los meses de junio, julio y agosto fueron muy duros, no teníamos ni para comer, había días de venta de 20 pesos y no podemos recurrir a nadie, teníamos que aguantar y seguir viniendo a vender, pasaban 15 días, meses, y nada mejoró”, declaró.




“Recorro fácil como 10 kilómetros alrededor cuando antes nada más me iba yo kilómetro y medio, ahora tengo que ir hasta Lomas, Plaza Cristal, entrego en el Triángulo. A veces entrego hasta por una gordita pero no importa, ya no es tanto vender en abundancia sino ir pasándola, ya valoramos hasta los últimos cincuenta pesos cuando antes te los gastabas fácil”, añadió.



La humanidad: la clave que los ayudó a salir adelante



‘Don Pedro’ recalcó que fue gracias a la ayuda de las personas que transitaban por la zona que lograron sobrevivir a lo largo de estos meses de pandemia. En este sentido, agradeció toda la ayuda que le dieron e inclusive destacó que a pesar de las condiciones, él alimentó a personas que no tenían nada de comer, pues señaló que solo con la ayuda humanitaria y el esfuerzo se podrá salir adelante de esta situación.



“Doy gracias a dios porque pasaba gente en su coche o caminando y se acercaban y nos regalaban aceites, azúcar, una torta, una bolsa de sal, un arroz, yo doy gracias porque todavía hay gente buena, toda la ayuda fue bienvenida porque nos la dieron de corazón. Recuerdo a un joven que nos regaló una despensa, eso fue muy bonito y lo agradezco de verdad”, comentó.




“Yo no tengo la posibilidad de ayudar de esa forma, pero luego preguntaban si había trabajo, yo les decía que no tenía, pero les daba una gordita, los ayudo porque a mí también me han ayudado. Un señor que no tenía para comer sacó del bote de basura una bolsa de papas, en ese momento le di una gordita, nos tenemos que aclimatar a esta situación y salir adelante”, refirió.



Vio a Don Dani, un día antes de que se infectara de COVID



El comerciante recordó que sintió el miedo de haber podido contraer la enfermedad, pues ‘Don Dani’, camillero del hospital Ángeles, era su cliente y le entregó pedido un día antes de saberse infectado por COVID-19 y tras ser hospitalizado. Sobre este caso, ‘Don Pedro’ señaló que fue una lástima que el jubilado del Hospital Universitario perdiera la vida, pero mencionó que no queda de otra más que cuidarse y seguir adelante.



“Yo conocí a ‘Don Dani’, le entregaba pedidos periódicamente, era mi cliente y yo le entregué un día antes de saber que estaba enfermo por coronavirus, la verdad sí me entró el miedo y me preocupé, pero gracias a dios no me pasó nada y aquí estamos, una lástima que se haya muerto el señor, era muy buena persona”, puntualizó.



Para cerrar, ‘Doña Silvia’ expresó que la realidad que hoy se vive es muy fría, por lo que deseó que se termine pronto la pandemia por coronavirus, pues extraña a todos los alumnos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación (Ffcom).




“Sí extrañamos a los alumnos, el convivir con ellos, venderles, la cotidianidad cambió mucho, ojalá que pronto se termine esto porque es una realidad muy fría”, finalizó.



El matrimonio que tiene más de 21 años trabajando en la zona de la vía Atlixcáyotl conforma familia una junto con sus dos hijas, que a través de la venta de memelas, quesadillas y gorditas encuentran su sustento económico, el cual es reforzado por el ingreso de ‘Don Pedro’, quien también se dedica al trabajo de campo.