Martes, 02 de Marzo del 2021

Club Puebla iluminó el 2020: clasificó a la Liguilla tras cinco años de sequía

Domingo, 27 Diciembre 2020 07:00
Club Puebla iluminó el 2020: clasificó a la Liguilla tras cinco años de sequía

El Club Puebla sorprendió al ser la mejor defensiva del Clausura 2020 hasta que se canceló por la pandemia; para el Guard1anes 2020 ilusionaron a la afición al alcanzar el repechaje y eliminar a Monterrey, campeón en aquel momento, para acceder a la Liguilla después de 5 años de no lograrlo

José Alberto Pérez

@Josealberto_5



 


El 2020 fue atípico hasta en el mundo del futbol, pues quedará marcado por la increíble suspensión del torneo Clausura 2020 en el que el Club Puebla tenía la mejor defensiva del campeonato, y por si fuera poco, en el último certamen La Franja –por inverosímil que parezca– logró regresar a la Liguilla después de cinco años de no hacerlo.


A principios de año los de la Angelópolis ilusionaron a sus aficionados con el armado del equipo, pues se anunciaban nombres consolidados en el futbol nacional como el caso de Osvaldo Martínez, multicampeón en nuestro país; Cristian Menéndez, quien estaba llamado a ser la solución en el ataque, o Eduardo Herrera, mismo que venía de su experiencia por el futbol europeo.


Sin embargo, el aficionado a la Franja se seguía mostrando en contra de las decisiones y formas tomadas por el entonces director deportivo Ángel ‘Rambo’ Sosa y del entrenador Juan Reynoso, por lo que exigían la salida de ambos.



El Puebla comenzó el primer semestre del año con la ilusión de tener un buen torneo, ya que en el primer partido que disputó ganó un gol a cero contra Atlas; además, anotó ‘Polaco’ Menéndez, generando un ‘espejismo’ en la afición.


Posteriormente vinieron partidos complicados, pues el equipo camotero ligó tres derrotas consecutivas en los cuatro primeros partidos del Clausura 2020, lo que hizo que los aficionados explotaran en contra del equipo, directiva y cuerpo técnico.


Tanto fue así que en diferentes ocasiones se constató que los aficionados iban al palco de la directiva, los encaraban y exigían un cambio en el cuerpo técnico y la misma dirección deportiva, pues no daban los resultados esperados.



A partir de la fecha 7 La Franja consiguió hilar tres victorias y un empate, escalando del lugar 16 en la general al 12, y a sólo a un punto de meterse en puestos de Liguilla. Por si fuera poco, el guardameta Nicolás Vikonis se convirtió en el que más atajadas hacía en toda la liga. Esto se vio reflejado, pues al término de la décima fecha La Franja era el equipo menos goleado de la Liga Mx.


En el punto más alto de la racha de los poblanos apareció el coronavirus, suspendiendo de forma temporal el torneo; además, las alarmas se encendieron al interior del equipo después de que el presidente Alberto Marrero de San Luis diera positivo al COVID-19 sólo un par de días después del encuentro contra el Puebla.



En junio la Liga Mx anunció que el segundo semestre del año se jugaría sin público, con medidas sanitarias como en las mejores ligas del mundo, además de un cambio en el formato de competencia, pues el repechaje haría su regreso, lo que dio posibilidad a los primeros 12 de la tabla de avanzar a la siguiente fase, lo que beneficiaría al Puebla.


Entre las medidas que se tomaron se determinó que las bancas debían estar separadas por la Sana Distancia, los que estuvieran en las mismas debían portar cubrebocas, así como pruebas para detectar la enfermedad después de cada partido, y el certamen se llamaría Guard1anes 2020 en honor al personal de salud.



Al Puebla le tocó darle la bienvenida a Mazatlán FC a la Liga Mx, ganando cuatro goles contra uno en la inauguración de ‘El Kraken’, el estadio de Mazatlán. Posteriormente sumó un empate y una victoria ante Chivas y Cruz Azul, respectivamente, lo que volvía a ilusionar al aficionado camotero.


Sin embargo, la irregularidad mostrada en el campeonato fue la constante, pues aunque competía en los enfrentamientos, el resultado no era positivo: los tres siguientes partidos los perdió ante Tigres, Pachuca y Xolos. Sin embargo, un triunfo por goleada ante Toluca le ‘dio oxígeno’ a Reynoso y su cuerpo técnico.


Después volvieron a venir tres derrotas seguidas: la primera, una goleada por Pumas, posteriormente ante el América después de ir ganando 2 a 0, y frente a Bravos se perdió el encuentro por diferencia de un gol. Esta racha puso a los de la Angelópolis a disputar la parte baja de la tabla general.



En el segundo tramo de la competencia, el Puebla repitió la dosis de una victoria y un empate ante Necaxa y Querétaro, respectivamente, pero volvió a caer contra Santos, Monterrey y León de manera consecutiva, poniendo en riesgo la clasificación al repechaje.


Sin embargo, en las dos últimas jornadas los dirigidos por Juan Reynoso obtuvieron los seis puntos, lo que sumado a la combinación de resultados necesarios, ubicó al Puebla en el lugar 12 de la competencia, ganando así el último boleto para jugar el repechaje.



La afición camotera no sólo se ilusionó con el equipo, sino también con volver a las gradas del Cuauhtémoc, ya que en dos ocasiones tuvo que dar marcha atrás a la apertura del coloso de las Maravillas, ambas ocasiones fueron contra el León.


La primera ocasión que se canceló el regreso al estadio fue en la fecha 15, pues aunque se cumplía con el Semáforo Epidemiológico naranja que permitía el aforo del 30 por ciento, el incremento en los contagios en la última semana de octubre hizo que el Gobierno de Estado cancelara el acceso de los aficionados.


Para la liguilla se intentó que el partido de ida se jugara con las medidas necesarias, permitiendo el acceso a la afición, pero el gobernador fue tajante y evitó que hubiera público en el partido.



Los camoteros llegaron como víctimas al duelo por el pase a la Liguilla al enfrentarse a Monterrey, el quinto lugar de la tabla general y el aún vigente campeón de la Liga Mx en aquel momento.


En el trámite del partido todo pintaba como en la previa: dos penales a favor de Monterrey pusieron en ventaja a los locales. Contra todo pronóstico, el Puebla vino de abajo y con un zapatazo de Osvaldo Martínez volvió a dar esperanza a los camoteros. Sobre la hora, un penal cobrado por Santiago Ormeño mandaba el encuentro a los penales.


Al momento de la tanda de penales, el guardameta Nicolás Vikonis se volvió a vestir de héroe, pues logró atajar uno y marcó su lanzamiento desde los 11 pasos, mismo que se combinó con las fallas del capitán de Monterrey, Nicolás González, y el acierto de George Corral, regresando al Puebla a la Liguilla después de cinco años.



Tras eliminar al campeón, al Puebla le tocaba medirse al líder general de la competencia, León; de nueva cuenta, desde el papel de víctima Puebla estaba dando la campanada, pues tan solo en los primeros 45 minutos disputados en la cancha del Cuauhtémoc ya ganaba el encuentro dos goles a cero.


Pero sorprendiendo a propios y extraños, el enfrentamiento terminó dos a uno a favor de los de la Angelópolis, ilusionando de nueva cuenta a los aficionados, pues con este resultado los ‘panzas verdes’ estaban obligados a ganar en su casa.


Para el partido de vuelta no hubo duda de que el equipo que mejor futbol desempeñó a lo largo de la campaña fue León, ya que le dio un baile al Puebla y tan solo al medio tiempo le dio la vuelta a la eliminatoria, para el segundo tiempo los de Reynoso intentaron pero no pudieron inquietar siquiera la portería de Rodolfo Cota, consumándose de nueva cuenta la eliminación en cuartos de final.