Viernes, 15 de Enero del 2021

Esperanza y Gerardo, el matrimonio de médicos que perdió la lucha contra el COVID

Jueves, 21 Mayo 2020 02:46
Esperanza y Gerardo, el matrimonio de médicos que perdió la lucha contra el COVID

La doctora Bravo Ruíz fundó la Clínica de Especialidades Nuestra Señora de Los Ángeles AC, ubicada a unos cuantos pasos de la presidencia de la Junta Auxiliar de San Jerónimo Caleras, donde trabajaban  los dos

Fernanda Escobedo

@mf_escobedo



 


El virus COVID-19, continúa arrebatándole la vida a doctores poblanos, el matrimonio de médicos Esperanza Bravo Ruíz y Gerardo Zenteno Gutiérrez, quienes atendían a los pobladores de la junta auxiliar de San Jerónimo Caleras en la Clínica de Especialidades Nuestra Señora de Los Ángeles, perdieron la batalla ante el coronavirus.


La trágica historia del matrimonio Zenteno Bravo inició el 25 de abril, cuando falleció el doctor Gerardo, con especialidad en Ginecología y Obstetricia, y a los 19 días murió la doctora Esperanza, quien tenía una especialidad en Pediatría, el pasado 13 de mayo.


La doctora Bravo Ruíz fundó la Clínica de Especialidades Nuestra Señora de Los Ángeles AC, ubicada a unos cuantos pasos de la presidencia de la Junta Auxiliar de San Jerónimo Caleras y la iglesia, pues además era la directora de la clínica.


El doctor Zenteno tenía especialidad en Planificación Familiar


El doctor Gerardo Zenteno Gutiérrez, médico especializado en Ginecología y Obstetricia, miembro de la American Collage of obstetricians and Gynecologist, fue recordado por sus pacientes como una persona amable, atenta y todo un experto en su labor, ya que atendió decenas de partos en San Jerónimo Caleras, además contaba con un Diplomado en Planificación Familiar, infertilidad, Detección de Cáncer Cérvico-Uterino, entre otros.


La doctora Bravo tenía una especialidad en Pediatría


Por otro lado, su esposa, la doctora Esperanza Bravo Ruíz, era egresada de la Licenciatura en Médico Cirujano en la BUAP, posteriormente, realizó una especialidad en Pediatría. Además, Bravo Ruíz trataba las especialidades de Alergología, enfermedades infecciosas, Neonatología entre otros, obteniendo diplomados dentro de estas áreas. Sin embargo, se encargó durante varios años en atender a niños de dicha junta auxiliar.


Pacientes lamentaron su pérdida a través de redes sociales


Ante la muerte del matrimonio de médicos, los pobladores de San Jerónimo Caleras lamentaron su pérdida, pues aseguraron que eran médicos excelentes, que asistieron el parto de decenas de mujeres, le salvaron la vida a los niños por sus buenos tratamientos, y también los recordaron como humanitarios, pues en épocas decembrinas organizaban colectas para regalar juguetes y despensas a las personas de escasos recursos.


“El doctor Gerardo era muy amable, profesional y la pediatra la doctora Esperanza siempre aliviaba a mis hijos además de que ahí nacieron, reconozco que los dos siempre se estaban actualizando para darnos lo mejor, los vamos a extrañar mucho, fueron grandes médicos”, aseguró una mujer.


“El obstetra Gerardo todo un ser humano extraordinario, buen amigo, maestro, excelente padre quien junto con la doctora Esperanza hacían un padrísimo equipo de trabajo y matrimonio, me duele mucho su pérdida”, publicó un paciente.