Miercoles, 30 de Septiembre del 2020

Pandemia está matando la Calle de los Dulces: no hay ventas ni turismo

Viernes, 14 Agosto 2020 03:30
Pandemia está matando la Calle de los Dulces: no hay ventas ni turismo

También reprochó que el personal de Protección Civil Municipal continúe siendo permisivo con los vendedores ambulantes, pues refirió que se han clausurado negocios formales, pero los vendedores informales siguen en las calles principales

Fernanda Escobedo

@mf_escobedo



 


Comerciantes de la tradicional Calle de los Dulces, ubicada en la 6 Oriente del Centro Histórico, están en crisis económica, de hecho, ocho locales han cerrado ya sus puertas. La reactivación económica no les ha ayudado, pues sólo han vendido el cinco por ciento de sus productos; no sólo eso, también han tenido que tirar 30 kilos de dulces por las bajas ventas.


En entrevista con CAMBIO, Ángeles Zepeda, locataria de ‘Dulces típicos Puebla Mía’, refirió que esta pandemia está “matando” a decenas de negocios por las bajas ventas que han registrado, pues no existe el turismo en Puebla por la enfermedad del COVID-19.


“Muchos negocios de este giro ya no pueden mantenerse, nuestros mayores clientes son turistas, siendo el 70 por ciento, y el 30 por ciento son locales, nos pegó esta pandemia muy fuerte porque ya están algunos compañeros desalojando sus locales, aquí en esta calle no hay vida como antes, se está perdiendo esta tradición”, lamentó Ángeles.


Protección Civil Municipal se olvida de los ambulantes


A su vez, Ángeles Zepeda reprochó que el personal de Protección Civil Municipal continúe siendo permisivo con los vendedores ambulantes, pues refirió que se han clausurado negocios formales, pero los vendedores informales siguen en las calles principales.


"Protección Civil sólo hace operativos de la 6 Oriente hacia el Zócalo, creen que la reapertura sólo está de este lado. Notamos que las revisiones son al comercio establecido y a los ambulantes no se les dice nada ni hacen inspecciones, no es equitativo. Todos deberían acatarse a las reglas, porque los ambulantes no respetan la Sana Distancia, los del Ayuntamiento de la 8 Oriente, para la 18 no van a revisar", reprochó.


A su vez, la poblana comentó que tuvieron que migrar al servicio a domicilio de entrega de dulces típicos para poder sobrevivir, sin embargo, mencionó que en estos recorridos se percató que el Ayuntamiento de Puebla no ha realizado piso parejo con el ambulantaje en unidades habitacionales y en la CAPU, pues mencionó que antes de la reactivación, algunos restaurantes estaban abiertos y hasta con servicio de cerveza.


Ocho negocios ya cerraron, no resistieron a la pandemia


También mencionó que, alrededor de los 44 negocios que existen sobre esta calle, siete u ocho locales que tenían más de 20 años operando, cerraron de manera definitiva por no tener ingresos, ya que refirió que la temporada alta de los vendedores de dulces típicos es en Semana Santa y vacaciones de verano, por el turismo.


“Ya se nos fueron nuestras ventas altas, que eran en Semana Santa y vacaciones. Para nosotros, nuestra temporada baja es en septiembre y ya va a empezar, nos irá un poco mal porque, aunque ya abrimos, nos enfrentaremos con bajas ventas”, refirió.


La empresaria poblana señaló que el tiempo de vida de los dulces típicos es muy corto, poniendo como ejemplo los camotes y las tortitas de Santa Clara, que tienen un tiempo de vida de dos semanas. Reveló que, por dulcería, tuvieron que tirar alrededor de 30 o 40 kilos de dichos productos. Es decir, entre 30 a 40 mil pesos se perdieron por no venderse.


No saben cómo tramitar el QR


Ángeles Zepeda señaló que los negocios de dulces típicos se mantuvieron cerrados desde el pasado 22 de marzo y la mayoría de los dueños de dulces son personas de la tercera edad que no saben entrar a internet para tramitar sus papeles que les permitan reabrir.


Además de que hay locatarios que no tienen recursos para invertir en las nuevas medidas de sanidad que pide Protección Civil del Gobierno del Estado.


"No todos han abierto porque la gente no tiene dinero que invertir en los protocolos de sanidad, muchos no tienen ni para pagar la renta, nosotros apenas estamos en lo justo. La mayoría de los que renta no han podido subsistir y son personas ya muy grandes, mayores de 60 años, que se les complica porque es en línea los trámites, y el Ayuntamiento no les da opciones", lamentó.


  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto

  •