Miercoles, 14 de Abril del 2021

Cronología del 5M: seis horas de rabia, consignas y justicia en la megamarcha

Viernes, 06 Marzo 2020 00:39
Cronología del 5M: seis horas de rabia, consignas y justicia en la megamarcha

Más de 80 universidades de Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Ciudad de México y Guadalajara se presentaron en la megamarcha Estudiantil por la Seguridad, donde lograron congregarse más de 100 mil estudiantes

José Alberto Pérez

@Josealberto_5



Durante seis horas, miles de estudiantes tomaron el primer cuadro de la ciudad para exigir justicia por los cuatro jóvenes masacrados en Huejotzingo, y seguridad ante la ola de violencia. Los jóvenes iniciaron la ‘megamarcha’ desde las siete de la mañana y culminaron a las 13:00 horas en Casa Aguayo.



Se forma el primer contingente en Ciudad Universitaria, conformado por más de 15 mil estudiantes de todas las facultades, quienes estuvieron separados por una pancarta con el nombre de cada unidad académica y un cordón que los delimitaba.



Los estudiantes de Ciudad Universitaria parte desde Avenida Margaritas, marchando sobre Bulevar Valsequillo con dirección a Casa Aguayo, debido a la cantidad de personas no salen del punto planeado, que era la facultad de Arquitectura.



Cerca de mil estudiantes de las facultades de la BUAP instaladas en el Complejo Cultural Universitario, como Comunicación, Danza, Mercadotecnia, se unen al contingente del área de la Salud de la misma universidad para iniciar la manifestación.



Tanto el área de la salud como los del CCU se unifican y llegan a la plaza de ‘El Gallito’, punto de reunión para esperar al otro grupo que sale de Avenida Juárez para continuar el recorrido por Reforma.



Inicia la manifestación de universidades como UPAEP, Udlap, Ibero, Umad, Tec de Monterrey, quienes salieron de la 21 Sur y Avenida Juárez, conformado por casi 20 mil alumnos.



Se unifican los contingentes de la BUAP y las demás universidades en Reforma y 11 Sur, por lo que se intercalan al cruzar esta vialidad para continuar con la manifestación, a esta altura el bloque era de aproximadamente 40 mil estudiantes.


Mientras que el grupo que salió de CU caminaba por Bulevar Valsequillo generaba la admiración de padres de familia y automovilistas, quienes mostraban su apoyo tocando el claxon u ofreciendo agua, actos que eran contestados con la consigna “sí se ve, sí se ve, ese apoyo sí se ve”.



El grupo que se unificó en la 11 Sur llega a Palacio Municipal para mostrar sus pancartas y entonar cánticos, mientras esto sucedía, el plantón de Organismo Operador del Servicio de Limpia intentó sumarse a la marcha, a lo que los estudiantes se negaron y continuaron con el recorrido.


A esta altura, el contingente de CU daba la vuelta para tomar la 16 de Septiembre, y posteriormente caminar por el Bulevar 5 de Mayo, suspendiendo la Línea 3 de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).



El grupo de la Juárez ya había arribado a Avenida Juan de Palafox y Mendoza  y Bulevar 5 de Mayo, en esta intersección se unificarían ambos contingentes, sin embargo, se tomó la decisión de seguir avanzando, ya que el grupo de CU venía retrasado.



Las unidades académicas de CU llegan a la Fiscalía General del Estado para protagonizar uno de los momentos más emotivos de la protesta, pues hicieron alto total y todos los estudiantes alzaron el puño para solicitar un minuto de silencio, cuando terminó pasaron lista en honor a sus compañeros que fueron asesinados el pasado 23 de febrero en Huejotzingo.


Una vez que gritaban los nombres de Ximena, Francisco Javier, José Antonio, además del conductor de Uber José Emanuel, se escuchaba a más de 20 mil estudiantes que gritaban “presente”, seguido de esto se escuchaban consignas para exigir que se esclarezcan los casos en contra de sus asesinos y pedir mayor seguridad para la comunidad estudiantil.



Este mismo grupo llega al CENHCH, donde un grupo de padres de familia repartía bolsas con agua, bebidas hidratantes y fruta a los estudiantes, además fueron recibidos con pancartas que decían “Estamos muy orgullosos, gracias por su valentía”.



El primer contingente realizaba su arribo a Casa Aguayo, con una hora de anticipación para la reunión pactada con Miguel Barbosa Huerta, y los estudiantes se acomodaban rodeando las calles aledañas al recinto, la 14 Norte y 14 Oriente.



Se dio el esperado encuentro en Palafox y Mendoza y Bulevar 5 de Mayo, donde ambos contingentes coincidieron por primera vez en toda la manifestación, la afluencia de los que salieron de la Juárez, hizo que el segundo grupo tuviera que esperar sobre el Boulevard 5 de Mayo hasta que cruzara todo el cúmulo de estudiantes



El gobernador Miguel Barbosa salió de Casa Aguayo para atenderlos, en compañía del secretario de Educación, Melitón Lozano y el de Gobernación, David Méndez; generando que algunos manifestantes aplaudieran, mientras otros abucheaban.


Al salir, el titular del ejecutivo refirió que los problemas de inseguridad son inconvenientes del gobierno y que los atenderán como corresponde en sus exigencias; los invitó a dialogar al término de la protesta, indicando que no le molesta que los estudiantes se manifestaran, pues refirió que él también viene de la cultura de la protesta en la comunidad estudiantil.



La circulación en el carril confinado para el RUTA del Bulevar 5 de Mayo se había reabierto, pero los estudiantes continuaban detenidos en la misma vialidad, desde Casa Aguayo, hasta la 9 Poniente, y el otro contingente llegaba hasta la 7 Norte-Sur sobre Avenida Reforma.



Los estudiantes se vieron en la necesidad de tomar ambos carriles del Bulevar 5 de Mayo para comenzar a liberar la circulación en las vialidades aledañas, por lo que el servicio de RUTA volvió a clausurarse y de esta manera el grupo de estudiantes continuaba en Casa Aguayo, pero ya sólo abarcaba hasta el Centro de Convenciones



Los estudiantes comenzaban a dispersarse, a pesar de que algunos no lograron llegar a Casa Aguayo, pues ya se había turnado la orden de retirarse, de preferencia en grupos para evitar algún percance



Los automóviles ya circulaban de manera habitual, así como las unidades de transporte público, pero los negocios del Centro Histórico se mantuvieron llenos de participantes de la marcha.