Sábado, 16 de Enero del 2021

Perfil: Rafael Moreno Valle Sánchez, ícono académico, deportivo y empresarial poblano

Martes, 01 Diciembre 2020 01:40
Perfil: Rafael Moreno Valle Sánchez, ícono  académico, deportivo y empresarial poblano

Al margen de la política, se destacó como académico en la facultad de Contaduría de la BUAP, también incursionó en el ámbito inmobiliario y fue promotor de la tauromaquia

Leo Monterd Andrade/ David Meléndez

@LeoMonterd10/ @dav_ms6



 


Rafael Moreno Valle Sánchez falleció este lunes a consecuencia del COVID-19 a la edad de 82 años, dejando un amplio legado en los ámbitos empresarial, académico y deportivo en Puebla, principalmente porque los poblanos le debemos la presencia de los dos equipos insignia de la entidad: los Pericos de Puebla en el béisbol y el de Futbol Puebla FC, los cuales rescató en la década de los 70’s.  


Moreno Valle Sánchez egresó de la facultad de Contabilidad de la BUAP, en la cual también se desempeñó como catedrático y como director de la institución de 1967 a 1971.


La llegada de Moreno Valle Sánchez a la dirección de la facultad de la BUAP, se dio cuando apenas tenía 27 años de edad, convirtiéndose en el director más joven de la institución. Sin embargo abandonó el cargo después de que su tío el general Rafael Moreno Valle se convirtió en gobernador del estado.


En entrevistas con medios locales, Moreno Valle Sánchez siempre destacó que se había mantenido al margen de las tentaciones políticas pese a que le ofrecieron cargos públicos.


Entre 1976 y 1978, Moreno Valle Sánchez encabezó el Colegio de Contadores del Estado de Puebla y tras su exitoso paso al frente de dicho gremio fue nombrado como integrante vitalicio gracias a sus aportes en el ámbito de la contaduría pública.


Promotor del deporte exitoso con Pericos y Puebla


La historia de Rafa Moreno Valle Sánchez en el mundo del deporte comenzó en la década de 1960, cuando compró a La Franja y fue en 1970 cuando alcanzó la gloria, pues con un histórico gol de Gervasio Quiroz ante Naucalpan consiguió el anhelado ascenso de Puebla al máximo circuito, después de que nadie apostaba por el equipo.


Después de su travesía con el Puebla, Moreno Valle Sánchez se convirtió en el dueño de Pericos de Puebla por primera vez de 1972 a 1975, en esta etapa logró el traslado del equipo del estadio Ignacio Zaragoza hacia su actual casa, Parque Hermanos Serdán. Posteriormente vivió su segunda etapa de 1993 a 1995 y su tercera y última gestión se vivió de 2007 a 2014.


Los aficionados al béisbol siempre estarán agradecidos con Moreno Valle Sánchez, pues después de que Carlos Peralta Quintero decidió llevarse de Puebla a Los Tigres, el empresario compró de nuevo a la novena verde y lucho siempre porque los Pericos se quedaran en Puebla, aun después de venderlos.


En la última etapa llegó el éxito, pues el equipo se alzó con los títulos de campeón de la Zona Sur en 2010 y 2014, por lo que además se clasificaron a la Serie del Rey de dichas temporadas.


En el ámbito del futbol también destacó


Su etapa como directivo dentro del deporte profesional culminó con Lobos BUAP, equipo que llevó a su primera final en la extinta Primera División A. Como directivo universitario vivió la sorpresiva llegada del equipo a la fase final tras vencer a Neza y Necaxa para finalmente perder la eliminatoria por el título ante León, con ello terminó su etapa en el club, la cual fue de 2010 a 2012.


Vida pública y familiar


El connotado contador poblano fue un destacado empresario, no sólo del sector deportivo e inmobiliario, siendo él uno de los inversionistas del entonces visionario fraccionamiento exclusivo La Vista Country club, donde además promovió el golf al traer múltiples torneos al de dicho fraccionamiento.


También fue promotor de la industria taurina, misma para la que tenía “grandes” planes, pero que tuvieron que ser cancelados por la contingencia sanitaria.


Rafael Moreno Valle Sánchez es descrito como un hombre alegre, visionario, como un excelente jefe, pero mucho mejor como amigo. El ‘conta’ Rafa era además un hombre de familia, sociable y con la capacidad de relacionarse con personalidades de distintos medios.


Como muestra de dicha capacidad social, el arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinoza, ofreció una misa a través de redes sociales por la recuperación de la salud del empresario.


Don Rafa tuvo siete hijos y los últimos años de su vida los compartió al lado de su esposa Olivia Salomón, titular de la Secretaría de Economía del estado de Puebla.