Domingo, 09 de Mayo del 2021

Directivo de la Universidad de Oriente drogó y violó a Islady; amaga con vetarla de clases

Lunes, 26 Abril 2021 04:09
Directivo de la Universidad de Oriente drogó y violó a Islady; amaga con vetarla de clases

Señaló que al haber consumido la droga se comenzó a sentir mal, ya no se podía mantener de pie por lo que Eduardo la llevó a una cama donde se aprovechó de su estado para violarla pese a que ella intentaba quitárselo de encima, sin embargo, después de unos minutos quedó inconsciente

Leslie Mora

@LeslieMora22



El docente de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y vicerrector académico de la Universidad de Oriente, Eduardo Hernández de la Rosa, es acusado por su compañera Islady Jiménez Jiménez, a la que drogó para abusar sexualmente de ella durante un viaje, además de cometer acoso laboral y persecución a sus empleadas.



En entrevista con CAMBIO, Islady Jiménez narró que desde el año 2019 obtuvo el puesto de coordinadora de Innovación Educativa de la vicerrectoría en la Universidad de Oriente, donde conoció a su jefe inmediato, Eduardo Hernández de la Rosa, que desde un inicio mostró cierto interés por ella, respecto a la forma en que la trataba y le hablaba.



“Me decía guapa y preciosa, se ofrecía a llevarme del trabajo a mi casa, tenía atenciones distintas conmigo, me invitaba a comer y lo veía normal hasta cuando me intentó besar y puse mi distancia con él, le dije que tenía a mi novio de años y si me mostraba indiferente me cargaba la mano a mí, a mis compañeros con el trabajo”, dijo la afectada.



Añadió que con sus compañeros de área y coordinadores comenzó a realizar comentarios incomodos que daban a entender que estaban juntos y respecto a su relación amorosa e incluso creo un perfil falso para ‘engatusar’ a su novio y después enviarle las pruebas de infidelidad y con esto aprovecharse e intentar consolarla para que después accediera a tener algo en él.


El profesor llegó al grado de que le pagó a una sexoservidora y a un padrote de Tlaxcala de donde es originario para que mediante mensajes convenciera a Dylan N, el novio de la joven, hasta llevarlo a un motel de paso, tomar evidencia fotográfica para después mostrársela a Islady y así terminara su relación amorosa.


Todo ocurrió durante un viaje a Acapulco



“Tuvimos que viajar por asuntos laborales, fuimos a Veracruz y después teníamos que ir a Coatzacoalcos, pero casualmente se canceló, ya que los directivos también eran sus amigos, yo ya había pedido permiso en casa para estar fuera unos días ya que vivo con mis papás y todavía dependo de ellos, por lo que tontamente accedí a su invitación de ir a Acapulco en donde pasó lo peor, ya que mi teléfono lo descompuso del display para que quedara incomunicada”, afirmó.



La víctima relató que rentaron un Airbnb en una zona alejada de la zona turística y hotelera, puesto a que su agresor tenía el plan perfecto para abusar de ella, “llegamos al lugar que estaba alejado de la zona de turistas, después empezó a sacar un frasco con mariguana, yo jamás he consumido drogas y me insistía en que probara, accedí y sólo le di un jalón pero él no probó nada, le decía pero él no lo hacía hasta que me empecé a sentir mal”.


Señaló que después de consumir la droga se comenzó a sentir mal, ya no se podía mantener de pie por lo que Eduardo la llevó a una cama donde se provechó de su estado para violarla pese a que ella intentaba quitárselo de encima, sin embargo, después de unos minutos quedó inconsciente.



“Desperté en la cama sin ropa, mi traje de baño estaba en el suelo, yo me sentía mal por los recuerdos que tenía al querer esquivarlo cuando ya estaba encima de mí, como mujer yo sabía que había pasado algo, me dolía mi cuerpo, mi vagina y tenía un flujo que se formula después de un encuentro sexual, además de ánimo estaba devastada”, comentó.



Por lo que le reclamó al sujeto y se escudó con que le hizo el amor porque ella se lo pidió, después regresaron a Puebla y ella decidió presentar su renuncia, y la respuesta de su agresor es que jamás la iban a contratar en otro lado puesto a que apenas había egresado y no tenía experiencia.


Hace unos días con el apoyo de su familia, la joven lanzó una denuncia pública a través de su cuenta de Facebook en la que exponía el abuso del vicerrector y maestro de la BUAP, Eduardo Hernández de la Rosa, que llegó a más víctimas del sujeto que hasta el momento no ha sido penalizado por dichas instituciones.

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto