Martes, 17 de Mayo del 2022

Panteonero narra que santeros cubanos sí compran cráneos y osamentas

Miércoles, 26 Enero 2022 01:46
Panteonero narra que santeros cubanos sí compran cráneos y osamentas

Uno de los encargados narró a CAMBIO cómo hace cuatro meses una mujer visitó la tumba de su hijo y la encontró abierta y vacía

Karla Hernández

@KarlaDaH



En el panteón municipal de la Junta Auxiliar de San Felipe Hueyotlipan en la ciudad de Puebla también se han registrado casos en que se roban los cadáveres, como sucedió con el cuerpo del bebé Tadeo que salió del cementerio de Iztapalapa y llegó hasta un basurero de la cárcel de San Miguel.


De acuerdo con uno de los encargados del panteón de San Felipe, Concepción Vázquez mejor conocido como ‘Concho’, quien ha trabajado durante 15 años en este lugar, reveló que existe un grupo de cubanos que compra cráneos y osamentas para hacer santería.


En el propio cementerio, ‘Concho’ comentó a CAMBIO que sabe de un grupo de santeros cubanos que se dedican a hacer limpias, trabajos y amarres, y para ello compran los cráneos.


El encargado del lugar reveló que es real que exista el tráfico de cráneos y huesos que son comercializados por algunos de los trabajadores del lugar para realizar cualquier tipo de trabajos.



“Antes sí, me enteré de varias veces en las que sacaban los cráneos de los difuntos y los vendían, ahorita ya no me he enterado pero sí han venido varias veces a pedirme, más los Cubanos, esos que dicen ser curanderos”, refirió para CAMBIO.



Según el testimonio, los compran estudiantes de medicina, quienes los encargan para poder estudiarlos, pero también hasta los que se dedican a la magia negra o blanca para hacer algún tipo de limpia o un daño, como por ejemplo, la banda conocida como Los Cubanos.


Mamá ha visitado durante 13 años la tumba de su hijo y un día la encontró abierta


Durante 13 años una mujer ha visitado sin falta a su hijo fallecido en su tumba y fue hace cuatro meses cuando se llevó la sorpresa de que la tumba de su hijo se encontraba abierta y sin el cuerpecito del bebé al interior. Ante esta situación, interrogó a uno de los trabajadores del panteón que se encontraba de turno, mismo que aseguró que estaba confundiéndose.


Sin embargo, con la seguridad de haber acudido durante años, la mujer mostró fotos para probar que sí era la tumba de su hijo. Al ver la precisión de la mujer así como su desesperación, el trabajador ‘encontró’ los restos del menor, asegurando que los había ‘guardado’ por un momento encima de otra tumba, ubicada a unos metros de donde se encontraba sepultado.


La mujer denunció la situación y hasta la fecha elementos de la Policía Municipal hacen rondines en el panteón y vigilan al trabajador que fue acusado por la señora.



“Llegó la mamá y vio que su hijo no estaba, por lo que se le hizo extraño y comenzó a pedir información a uno de los chavos de aquí, ya que también se encontró una expansión de la tumba, pues yo creo que quería hacer más grande el espacio para meter otro cuerpo y por eso sacó al niño pero se le olvidó meterlo nuevamente, aunque se hizo nada más porque decía que no sabía nada y al final resultó que sí”, reveló a CAMBIO.


Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto