Sábado, 02 de Julio del 2022

Un año del primer poblano muerto por COVID: Don Cami, el camillero que el Hospital Ángeles quiso esconder

Lunes, 29 Marzo 2021 02:42
Un año del primer poblano muerto por COVID: Don Cami, el camillero que el Hospital Ángeles quiso esconder

El Ángeles envió un comunicado en donde lamentó el deceso de José Daniel Ortíz, confirmó que era su empleado pero negó que en sus instalaciones haya adquirido el virus

Fernanda Escobedo

@mf_escobedo



Este lunes se cumple un año de la muerte del primer poblano por COVID. Fue el 29 de marzo de 2020, cuando José Daniel Ortiz mejor conocido como ‘Don Cami’, murió a causa del virus, él era jubilado del Hospital Universitario y trabajaba como camillero en el Hospital Ángeles Puebla, pero el sanatorio privado siempre intentó esconder su muerte.


dn dd


A un año de su muerte, poco se sabe de la familia, en el hospital de la zona de Angelópolis nadie quiere decir nada y sus allegados prefieren no hablar, pareciera que fue un pacto entre el sanatorio privado y la familia del hombre que pasó a la historia como el primer poblano que se llevó el COVID.


‘Don Cami’ tenía 58 años de edad, era padre de familia y esposo, quería sentirse útil luego de que cumpliera sus años de servicio en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), y por ello inició una nueva etapa como camillero en uno de los hospitales más prestigiosos de la capital que es el Hospital Ángeles.


El poblano, al ejercer su profesión en dicho nosocomio privado trasladaba continuamente a pacientes de todas las áreas, era su trabajo. Sin embargo, a inicios del 2020 inició el rumor de un virus que provenía de China, que para el mes de febrero ya había llegado a México, no obstante, se desconocía como se podía combatir o inhibir.


Ante ello, muchos hospitales, que aún no tenían el conocimiento para llevar a cabo los protocolos que actualmente vemos en sus instalaciones, continuaron sus actividades cotidianas prestando sus servicios médicos, hasta que, exactamente el 29 de marzo comenzó a sonar el rumor de “ya se dio el primer muerto por COVID en Puebla”.


Fue hasta el 30 de marzo que el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta lo anunció de manera oficial. El mandatario únicamente se limitó a decir que se trataba de un camillero que adquirió el virus mortal en el Hospital Ángeles y lamentablemente falleció en el Hospital Universitario. Posteriormente se reveló la identidad, tratándose de ‘Don Cami’.


De acuerdo a fuentes que informaron a esta casa editorial, se reveló que ‘Don Cami’ sin los protocolos sanitarios, trasladaba a los pacientes del área de terapia intensiva de dicho hospital privado, mismos que estaban contagiados de COVID-19. Ante ello, se dijo que el sanatorio no les otorgaba a sus empleados de insumos como cubrebocas o trajes especiales para poder protegerse.


De manera extra oficial se informó que ‘Don Cami’ ingresó a este sanatorio por un problema de insuficiencia renal que se complicó a causa del virus COVID-19 y esto de manera inmediata, provocó su muerte una semana después, el cual, actualmente es el promedio que un paciente grave de esta enfermedad dura internado.


El Hospital Ángeles negó que estuviera en área COVID


comunicado hospital angeles


La muerte del camillero ‘Don Cami’ provocó que todos los reflectores se centraran en el Hospital Ángeles por la cantidad de contagiados que registraban en sus instalaciones y que ello provocó el deceso de José Daniel, sin embargo, este sanatorio privado negó que haya tenido contacto con pacientes infectados.


El Hospital Ángeles envió un comunicado en donde lamentó el deceso de José Daniel Ortíz, confirmó que era su empleado pero, negó que en sus instalaciones haya adquirido el virus al decir que no ingresaba al área de aislamiento de infectados, incluso mencionó que a todo su personal se le dotó de insumos para prevenir esta enfermedad aunque las versiones de sus compañeros y familiares dictaron todo lo contrario.



“José Daniel Ortiz no estuvo asignado a ninguna de las áreas de aislamiento en las que se encuentran los pacientes sospechosos o confirmados con COVID-19. Desconocemos cómo se elaboró el diagnóstico sobre su fallecimiento ya que dicho colaborador recibió atención en otro centro de salud”, señaló un comunicado firmado por Elizabeth Castro Mejía, directora General del Hospital Ángeles Puebla.



Al convertirse en el primer muerto por COVID en Puebla, se tenía muy poca información sobre cómo tratar los cuerpos que murieron por esta enfermedad, los protocolos que se deberían de respetar y que en estos casos un entierro normal no era lo ideal.


Pese a ello, los familiares de ‘Don Cami’, sin imaginarse los riesgos que conllevaría, le realizaron un funeral, tuvo una despedida con sus seres queridos, amigos y vecinos cerca de la Junta Auxiliar de San Jerónimo Caleras, posteriormente, sus restos fueron metidos en un féretro y al final fue enterrado.


Su muerte fue la primera de las más de 10 mil 600 en toda la entidad que se tienen registradas hasta la fecha, lamentablemente él abrió la lista, todo por la falta de información de esta enfermedad, los protocolos sanitarios y las medidas que se deberían tomar.Don Cami’ fue la primera baja del Ejército Blanco en medio de la pandemia.

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto