Martes, 02 de Marzo del 2021
Martes, 23 Febrero 2021 01:37

Reelección

Reelección Escrito Por :   Alfonso Javier Bermúdez

En México, desde 1933 hasta el 2014 se reguló el principio enarbolado por Madero: “¡Sufragio Efectivo, No Reelección!”


 

Fue precisamente en el 2014, en la LXII Legislatura, que se introdujo tanto a nivel federal como local la controvertida reelección, con la llamada Reforma Política  Electoral impulsada por Peña Nieto mediante un decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de 2014, y que contó con la mayoría abrumadora de los partidos Revolucionario Institucional, Acción Nacional y de la Revolución Democrática –curiosamente hoy coalición– con la participación de figuras muy representativas de estos grupos como Ricardo Anaya, Damián Zepeda, Manlio Fabio Beltrones, Silvano Aureoles, y los poblanos Rafael Micalco, Max Cortázar, Blanca Jiménez, Soraya Córdoba, Javier López Zavala y Rocío García Olmedo, por mencionar algunos.

 

Y cabe realizarse una pregunta: ¿acaso su intención no era pretender perpetuarse en los cargos para seguir asumiendo el control del país? Pero esta historia cambió en el 2018, con la llegada de Morena como grupo mayoritario, lo que sin duda fue un claro golpe a estas pretensiones.

 

Pero fue una reforma incompleta tanto a nivel federal como local, porque no obstante estar prevista en sus transitorios la obligación de regular esta figura mediante leyes secundarias, esto no sucedió ni en la citada LXII Legislatura, ni en las posteriores, lo que obligó a nivel federal a que el INE, en ejercicio de sus facultades, emitiera lineamientos para regular la reelección, acordándose que los diputados federales que aspiren a este derecho no se separen de su cargo, dejando una tarea muy complicada, sobre todo en materia de fiscalización de recursos.

 

En Puebla, al carecer de regulación en esta materia, el Instituto Electoral del Estado emitió a finales del año pasado un Reglamento de Reelección, el cual contemplaba la separación de las y los aspirantes 120 días antes de la jornada electoral, en una apuesta que como representante de Morena ante el órgano electoral acompañé, pues la idea era que todas y todos los aspirantes llegaran en igualdad de condiciones a la contienda del 6 de junio, respetando en todo momento el principio de equidad. Pero este reglamento fue impugnado primeramente ante el Tribunal Electoral del Estado, dando como resultado una resolución por la cual ordenó al IEE reducir ese plazo por considerarlo excesivo para quedar igualado a la separación de los servidores públicos que contempla la Constitución, en un plazo de 90 días antes del día de la elección.

 

No obstante esta modificación, nuevamente fue impugnado el reglamento de reelección, incluso basta decir que las dirigencias de Acción Nacional y el Revolucionario Institucional festejaron la sentencia emitida por la Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por la que se ordenó regular en el sentido de que los y las aspirantes a la reelección en Puebla, no se separaran de sus cargos, por lo que el pasado sábado, después de algunas horas de discusión fueron aprobadas las modificaciones, así como la inclusión de medidas de neutralidad que permitan garantizar de alguna manera la equidad en la contienda, reiterando nuevamente que Morena no presentó impugnación alguna al respecto pues, como lo ha señalado el Presidente, nosotros no somos iguales y hemos sido muy respetuosos del sentir de la ciudadanía.

 

Habrá que esperar en los próximos días el rumbo que finalmente pueda tomar este tema, toda vez que se conoce que dos ciudadanos, en ejercicio de sus derechos políticos electorales, impugnaron la resolución de la Sala Regional ante la Sala Superior, o que incluso las modificaciones al reglamento pudieran ser objeto de algún recurso por parte de la representación de Acción Nacional, quien se manifestó en contra del establecimiento de horarios que permitan dividir la tarea del ejercicio de su actividad legislativa o de gobierno y evitar con ello la falta de transparencia en los actos.

 

Hoy la separación de los cargos para quienes aspiren a la reelección ha dejado de ser un tema legal, para trastocar a un sentido evidentemente moral; en manos de cada servidor público estará la decisión, y será tarea del Consejo General vigilar el actuar de todos los que participen bajo esta figura, porque siguen existiendo muchas preguntas en el tintero: ¿Deben separarse o no hacerlo? ¿Existirá equidad de la contienda? ¿Cómo serán manejados recursos públicos? Por ello, sólo nos queda como ciudadanos exigir una actuación transparente y un ejercicio correcto de las funciones públicas.

 

Súmate al #PactoComunitario, te cuidas tú, me cuido yo, nos cuidamos todos.