Sábado, 16 de Octubre del 2021
Lunes, 10 Mayo 2021 03:25

La hora de los candidatos: Morena-AMLO ya no salvan a nadie

La hora de los candidatos: Morena-AMLO ya no salvan a nadie Escrito Por :   Arturo Rueda

La muy criticada imagen de campaña de Claudia Rivera Vivanco desde ayer comenzó a modificarse por una más orgánica de campaña. Una Claudia más parecida a la Claudia real, no una chica Pantene. Pero insistir les tomó una semana, 25 por ciento de la campaña. El problema es que esa primera semana no sirvió para modificar tendencias y cada día es un día menos.


 

Por todos lados se reporta un mismo fenómeno: la marca Morena tiene una baja generalizada en todo el país. Las ventajas descomunales desaparecieron, por lo menos cinco estados de los 15 en disputa ya se perdieron y lo que iba a ser una mayoría cómoda en San Lázaro ya es dudosa.

 

La serie continuada de escándalos e infortunios tuvieron en el desplome de la línea 12 del metro de la CDMX un efecto sedante entre las cúpulas de Morena que entendieron que algo se hizo mal, pero no se han aplicado correctivos. Es la hora en que cada candidato va a su suerte.

 

Los análisis de trackings y escucha digital indicaron que llegó el momento más bajo de apoyo tanto a López Obrador como a la 4T con los 25 fallecidos del desplome de la Línea 12. Tanto por el antecedente de Ebrard, como por la serie de accidentes del metro durante la administración de Sheinbaum, así como por la poca capacidad de reacción de AMLO, fue un golpe letal.

 

En la misma semana, El Financiero había revelado que el apoyo a los candidatos de Morena cayó en ocho de las 15 entidades en disputa: Baja California, Baja California Sur, Campeche, Colima, Chihuahua, Guerrero, Michoacán y Nayarit.

 

Además de Nuevo León, ya se perdieron Baja California Sur, Campeche, Querétaro, Chihuahua, San Luis Potosí. Con un mes sin candidato, Guerrero y Michoacán entraron en empate técnico, igual que Zacatecas y Tlaxcala. Algunos dicen que Sonora también, pero los datos son contradictorios.

 

En este momento, Morena sólo tiene ganados Baja California, Colima, Nayarit y Sinaloa. Un escenario muy diferente al de hace un mes cuando se veían 10 entidades ya ganadas.

 

En efecto, es la hora de los candidatos: qué tanto le suma cada uno con su perfil o capacidad de operación a una marca que lucía deslumbrante pero ahora comienza a pasarla negras a tres semanas de los comicios, la parte decisiva de las elecciones.

 

Candidato y campaña son los elementos centrales. Una buena campaña como la de Samuel García lo encaramó al primer lugar en Nuevo León y errores fatales como el de Clara Luz la tienen llegando al cuarto cuando arrancó en primero.

 

En Puebla, la campaña dura apenas 30 días y casi 29 por el error del IEE en la aprobación de las fórmulas. Pero es la hora en que ni siquiera en este momento se ha validado la paridad de género en los bloques de competitividad.

 

No es el momento, pero el siguiente Congreso tendrá la obligación de reformar el Código Electoral local para que las campañas de presidentes municipales y de diputados también duren dos meses. Es imposible procesar tanto para el órgano electoral como para los partidos el apoyo a sus candidatos. Los medios de comunicación también nos quedamos cortos.

 

Menos tiempo de campaña significa que las tendencias se vuelven dominantes y remontar es muy complejo. Hay poco tiempo para los cambios de campaña.

 

Por ejemplo, la muy criticada imagen de campaña de Claudia Rivera Vivanco desde ayer comenzó a modificarse por una más orgánica de campaña. Una Claudia más parecida a la Claudia real, no una chica Pantene. Pero insistir les tomó una semana, 25 por ciento de la campaña.

 

El problema es que esa primera semana no sirvió para modificar tendencias y cada día es un día menos para remontar los 15 puntos –según GCE– o 14 puntos –según Massive Caller– que tiene a su favor a Eduardo Rivera.

 

Después de mañana, a Claudia sólo le quedan 21 días para convencer a los poblanos de que vuelvan a votar con ella. Ya se verán nuevos datos, pero mientras su margen se ha reducido, mientras Eduardo Rivera sólo tiene que tocar el balón.

 

La presión la trae Claudia. A partir de hoy veremos de qué está hecha.

 

Es la hora de los candidatos, porque Morena y AMLO ya no van a salvar a nadie.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto