Sábado, 16 de Octubre del 2021
Miércoles, 12 Mayo 2021 03:46

La mierda en el ventilador

La mierda en el ventilador Escrito Por :   Arturo Rueda

Junto con otros empresarios, a través de Ollin Rivera y Roberto Zatarain, ‘CJ’ invirtió en la campaña de Claudia un monto cercano a los 10 millones de pesos en efectivo y especie. Además del dinero cash, entregaron muebles de oficinas para la casa de campaña y dos camionetas para que la candidata de moviera a sus eventos. El compromiso era, como en todas las campañas, entregar contratos de obra y adjudicaciones una vez que fueran gobierno.


 

La corrupción rampante en el gobierno de Claudia Rivera Vivanco ya no es un mito genial.

 

Se había probado de muchas maneras, pero no de una tan contundente: con un audioescándalo que demuestra todo lo que se hace, todo lo que se ha hecho, en esa administración.

 

Una red de moches, de licitaciones amañadas, de millones recibidos en la campaña electoral 2018. Claudia se pensó diferente, pero todo alrededor suyo es igual que con el PRIAN. Es mierda que hoy se pone en el ventilador.

 

Y el protagonista, como ya lo esperábamos, es Roberto Zatarain Leal, seudo gurú, pareja sentimental de la alcaldesa, un hecho que nunca ha sido negado por ellos. Vaya, hasta viven juntos en las torres Nducha de San Andrés Cholula.

 

Otro de los interlocutores del audio desapareció hace un tiempo de la escena pública. Ollin Rivera Moreno fue el coordinador operativo de la campaña en 2018. El hombre que tejía y movía, que acercaba y recibía. El gran operador de los moches, señalado así por la prensa poblana.

 

Luego de ganar, lo nombró director de Relaciones Públicas en el Ayuntamiento. Ahí lo mantuvo hasta agosto del año pasado, cuando renunció y desapareció de forma conveniente. No se sabe en qué términos abandonó el gobierno municipal, pero Claudia lo confirmó.

 

El tercer interlocutor, un empresario constructor identificado como ‘CJ’, y quien hizo llegar los audios a CAMBIO solicitando la gracia del anonimato, es quien revela a través de una narración escrita cómo opera la red de corrupción.

 

 

Junto con otros empresarios, a través de Ollin Rivera y Roberto Zatarain, CJ invirtió en la campaña de Claudia un monto cercano a los 10 millones de pesos en efectivo y especie. Además del dinero cash, entregaron muebles de oficinas para la casa de campaña y dos camionetas para que la candidata de moviera a sus eventos.

 

El compromiso era, como en todas las campañas, entregar contratos de obra y adjudicaciones una vez que fueran gobierno.

 

Después de ganar, Zatarain y Ollin comenzaron a dar largas para pagar.

 

Que este contrato ya viene, prepárense, no ya no se pudo, aguanten.

 

Que ahora vienen adjudicaciones en el Parque Amalucan, constituyan empresas, compren maquinaria. Híjole no se pudo, Andrés (García Viveros) nos bloqueó.

 

Así estuvieron un año, pretexto tras pretexto, reunión tras reunión.

 

Para agosto de 2019, ‘CJ’ se reúne con Zatarain y Ollin, y los grabó para tener pruebas. Ya tiene muchas.

 

Ese audio lo presenta hoy CAMBIO y vienen muchos más.

 

Se trata de la mierda en el ventilador.

 

Hay delitos electorales hasta para aventar al cielo, además de enriquecimiento ilícito y varios ilícitos más.

 

 

Que lo disfruten.

 

Versión estenográfica

 

 

(empresario) CJ: ¿Qué onda mi Robert?

 

Roberto Zatarain (RZ): Pues nada, aquí platicando con Ollin. Ya le dije que no podemos seguir así, que tiene que devolver el dinero para que te lo de a ti, cabrón. A final de cuentas la lana se entregó, también estoy comentando lo de las grúas con la maquinaria. Yo no quiero tener ningún pedo contigo. Si él lo quiere tener contigo, ya sabrán ustedes qué pedo. Aquí los dos responsables es él y él, yo no tengo pedos. Él recibió la lana para que él operara y se cumplieran los recibos que se habían pactado desde un principio ¿es correcto, no?

 

Ollin Rivera (OR): Me entregó en total (…) bueno primero 170 la última (…) fue en octubre, noviembre… y 200 antes.

 

CJ: Mira Ollin, yo voy hacer corto, cabrón. Yo la neta sí ando que me lleva la chingada. La neta porque no se vale lo que se hizo. Digo no se vale porque transcurrió un pinche año, cabrón. Y tú sabes de qué estoy hablando, y tú sabes de lo que estamos hablando en cuanto dinero, porque tú lo sabes. Desde que hubo un cover, desde que hubo una promesa de trabajo que nunca se cumplió… Hubo muchas promesas y hubo mucho dinero de por medio, que se te entregó. A mí me vale madres, güey, quién haya sido ¡A mí me vale madres pinche Roberto, tú lo sabes! Se te entregó el dinero, cabrón. Yo quiero mi dinero y tú sabes de lo que hablo. Quiero mi dinero ¡Todo, cabrón! No te voy enumerar uno, dos o tres, todo, cabrón, desde el cover, desde todo lo que se te dio por las licitaciones de lo del parque Amalucan que nunca hubo un parque de Amalucan, se te dio también la entrada del parque Amalucan. Se te soltó dinero para la gente.

 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto