Miercoles, 14 de Abril del 2021

Escasez de medicinas en el Hospital de Huejotzingo orilla a las familias a regresar a casa con sus enfermos de COVID

Martes, 09 Marzo 2021 02:29
Escasez de medicinas en el Hospital de Huejotzingo orilla a las familias a regresar a casa con sus enfermos de COVID

A un año de la llegada del coronavirus, en este hospital no hay medicamentos para tratar a la gente infectada y que requiere hospitalización 

Héctor Tenorio/Huejotzingo

@Diario_Cambio



A un año de que ‘aterrizó’ la pandemia del coronavirus en Puebla, en el Hospital General de Huejotzingo continúan batallando con el desabasto de medicamentos esenciales para combatir esta enfermedad, por lo que los familiares de los pacientes infectados con SARS-CoV-2 deben gastar más de veinte mil pesos para adquirir estas medicinas y en algunos casos optan por regresarlos a sus casas para esperar el fatídico final.


Fuentes consultadas por CAMBIO al interior de este nosocomio de Huejotzingo aseguraron que ante el desabasto de medicamentos, los familiares optan por regresar a sus domicilios con sus enfermos, donde en la mayoría de los casos las personas contagiadas pierden la vida.


En contraparte, manifestaron que las personas que deciden dejar a sus familiares infectados en este hospital deben desembolsar desde tres mil hasta veinte mil pesos para adquirir los medicamentos, ya que en el nosocomio no cuentan con ellos.


Entre los medicamentos que son requeridos por este tipo de pacientes y con los que no cuenta el Hospital General de Huejotzingo se encuentra la ciclosporina, la cual tiene un precio estimado de 8 mil 750 pesos; la midazolam de 15mg/3ml en su presentación de caja con cinco ampolletas que tiene un costo que oscila en los 3 mil 470 pesos; así como en su presentación de 50mg/10 ml, el midazolam tiene un costo de 5 mil 300 pesos.


En la lista de los medicamentos con los que no cuenta este nosocomio, pero que además existe un desabasto en general están el vecurano, cuyo precio es de 150 pesos, además  del bromuro de vecuronio que tiene un precio de 250 pesos.


Otro de los medicamentos que se requieren es el propofol, que cuesta ente mil 200 y mil 500 pesos con cinco ampolletas; la norepinefrina que tiene un precio superior a los mil 200 pesos y finalmente el buprenorfina que tiene un costo de 500 pesos por caja.


Todos estos medicamentos son necesarios para las personas infectadas con COVID-19 y que requieren intubación, sin embargo, son medicamentos controlados y que reportan un desabasto en la mayoría de las farmacias; situación que genera que las familias decidan retornar a sus enfermos a sus domicilios.


Actualmente, el Hospital General de Huejotzingo reporta una ocupación menor al cincuenta por ciento, debido a que la gente ya no quiere dejar a sus familiares ante la escasez de estos medicamentos.


 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto