Lunes, 12 de Abril del 2021

¡Esto es obra de Dios! Don Goyo agradece entre lágrimas la ayuda que recibió para sobrevivir (VIDEO)

Martes, 06 Abril 2021 13:30
¡Esto es obra de Dios! Don Goyo agradece entre lágrimas la ayuda que recibió para sobrevivir (VIDEO)

Ahora su vivienda luce diferente, se resanaron y pintaron las paredes; se arregló el techo de láminas; se dio mantenimiento al viejo pozo.

Redacción Diario Cambio

@Diario_Cambio



Veracruz: Don Goyo, el abuelito de 94 años que seguía trabajando cortando caña para ganarse 400 pesos a la semana, comenzó a recibir ayuda para tener una vida digna.



Con datos de Excelsior, este hombre de cuerpo encorvado, manos hinchadas y pies descalzos dejo de existir cuando Karla Patricia Obil Mayoral le obsequió un vaso de refresco y solicitó ayuda para Don Goyo.


La historia de este abuelito originario de Santiago de Atzala, municipio de Chiautla, Puebla, se viralizó en redes sociales y no tardó en recibir ayuda de 20, 50, 100 pesos.


Después de poco tiempo, se tiró el viejo colchón en el que dormía; también se eliminaron las cajas de cartón, los harapos y las ratas.



Ahora su vivienda luce diferente, se resanaron y pintaron las paredes; se arregló el techo de láminas; se dio mantenimiento al viejo pozo. También tiene en casa leche, huevo, jugo, arroz, aceite… hasta croquetas para el fiel “Chocolate”.


“Esto es una mano de obra de Dios”, dice Don Goyo. Aunque sus hijos, los que lo han olvidado se molestaron, pero asegura que: “Solito vivo… siempre solito”.


Tiene escoliosis


Karla Patricia Obil Mayoral compartió la sesión con una terapeuta. Scarlet Onorio Guerra revisó el caso de Don Goyo y determinó que su postura no es normal, pues tiene curvatura en la columna (escoliosis en C) muy marcada y desgaste en ambas rodillas.


Junto con algunas imágenes de la revisión, también se compartió un video en que se ve a este abuelito hacer algunos ejercicios.



Está en tratamiento dental 


Karla Patricia también dio testimonio de Alejandro Sanchez Lira, el odontólogo que llegó hasta la casita de Don Goyo para tomarle impresiones para la elaboración de placas.



“Gracias por sumarte a esto Alejandro. Excelente odontólogo de aquí, de Cabada. Ahora sí va a tronar duro el chicharrón”, señaló Karla.



La vida de Don Goyo cambió. Le prometieron que lo jubilarían para que ya no tenga que salir a trabajar, pero hasta ahora no se ha logrado.



Con información de: Excelsior 

  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto