Martes, 16 de Agosto del 2022

Emma Coronel enamoró a El Chapo con unas enchiladas suizas

Miércoles, 08 Diciembre 2021 09:55
Emma Coronel enamoró a El Chapo con unas enchiladas suizas

Anabel Hernández relató en su libro ‘Emma y las otras señoras del narco’, la historia de dos mujeres que enamoraron al ‘Chapo’ por cómo preparaban enchiladas.

Redacción Diario CAMBIO

@Diario_Cambio



Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, se enamoró dos veces en su vida, pero llama la atención que, la forma de haberlo conquistado fue a partir de cómo preparaban las enchiladas.  




Consuelo Loera, madre de ‘El Chapo’, quería visitarlo en la prisión de Nueva York, para llevarle su comida favorita: enchiladas.


De acuerdo al libro deAnabel Hernández, comentó que varias parejas que tuvo ‘El Chapo’, en dos de ellas mencionan que este platillo era el que le preparaba su mamá.


Yves y sus enchiladas


En el año 2000, cuando el capo estuvo en la cárcel de máxima seguridad en Puente Grande, Jalisco, se enamoró de Yves Eréndira Moreno, tenía 38 años y era cocinera ahí.



“Guzmán Loera estableció una relación más o menos humana con ella, le escribía cartas y le enviaba flores a su casa. Decía haberse enamorado porque cocinaba unas enchiladas iguales a las de su madre”, escribe Anabel Hernández.



Cabe resaltar que había una gran corrupción en Puente Grande, donde los presos con poder económico pedían favores sexuales de las empleadas de la cocina.


Por otra parte, con base a lo escrito en el libro, el narcotraficante Guzmán indagó sobre Yves, por lo que la perseguía, le mandaba rosas y le llamaba al celular. Sin embargo ella renunció al penal el 19 de septiembre del 2000.


Y aunque no terminó ahí el asunto, el capo le propuso comprarle una casa, un auto, ponerle un negocio, pero aun así lo rechazaba. Hasta que ella decidió visitarlo en el penal, y entraba sin revisión y sin rastro.



“El Chapo tenía un gran apego y nostalgia por su madre. En noviembre de 2000, Guzmán Loera le llamó por teléfono a Yves para pedirle que le mandara comida al penal. Ella le preparó unas enchiladas y El Chito pasó a recogerlas para llevárselas a su jefe. Cuando se las comió, el narcotraficante le llamó a la mujer para agradecerle el platillo ‘Así las preparaba antes mi mamá’, le dijo emocionado El Chapo en la frontera entre lo cursi y lo ridículo”, narra Anabel Hernández.



Cabe mencionar que ella no fue la única mujer con la que se involucró Joaquín Guzmán, ya que en ‘Emma y las otras señoras del narco’, explica que durante su estancia mandaba a traer a trabajadoras sexuales de fuera, así como también les pagaba a enfermeras, encargadas de limpieza y cocineras, aparte de tener acceso sexual a reclusas que estaban en otra sección.


Se sabe que salió con una mujer que estaba ahí acusada de robo, a la que embarazó dos veces y le aplicaron abortos clandestinos.


Emma y las enchiladas idénticas a las de su mamá Loera


La periodista Anabel Hernández, menciona también en su libro queEmma Coronel no lo había conquistado por su juventud y belleza, sino por las enchiladas que una vez cocinó y eran parecidas a las de su mamá.


En una nota de The New York Times en 2019, se revelaron los mensajes que sostenían El Chapo y Emma Coronel, donde se podía leer sobre sus hijas gemelas, la balacera de los lugartenientes y sobre que él se había enamorado después de probar sus enchiladas.



“Con un fuertísimo apego materno, sin duda su lazo emocional más importante, quizá El Chapo buscaba alguna referencia de ella en las mujeres que conocía”, comenta Anabel Hernández



A Emma Coronel la conoció en el 2006 en un baile, ella tenía 17 años y él 50. En 2007 se casaron, a pesar de no haberse divorciado de su esposa Alejandrina.


 


Información obtenida de: El Financiero

Google News - Diario Cambio
  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto