Miercoles, 14 de Abril del 2021

Historias de pandemia: familia perdió a sus 2 hijos, uno estaba en el vientre de su mamá

Viernes, 05 Marzo 2021 04:15
Historias de pandemia: familia perdió a sus 2 hijos, uno estaba en el vientre de su mamá

Su hijo mayor fue diagnosticado con cáncer, por lo que estuvo seis meses internado; dos meses de que le dieron el alta, volvió a presentar complicaciones y falleció por contagiarse de COVID

Leslie Mora

@LeslieMora22



La familia poblana Ramos Flores vivió un verdadero tormento durante nueve meses por la crisis del COVID-19. En este tiempo perdió a su hijo mayor Leonel Flores, quien fue diagnosticado con cáncer y falleció por contagiarse de coronavirus en un hospital del IMSS, y después murió su hermana en el vientre de su madre a cinco días de nacer.


En entrevista con CAMBIO, el señor Carlos Ramos relató la cruda realidad que enfrentó su familia contra dicha enfermedad que dejó el saldo de dos decesos, deudas y un vacío que jamás volverán a recuperar.


Con dolor narró que el pasado 25 de marzo de 2020 su hijo de apenas 19 años comenzó a presentar problemas de salud y fue diagnosticado con salmonelosis en un hospital particular; sin embargo, los síntomas no disminuyeron y en una segunda cita al médico detectaron que el joven deportista padecía de leucemia.



“Nuestro hijo comenzó a tener síntomas de alarma tales como calentura, fatiga, cansancio y bajó más de 45 kilos en un mes, le diagnosticaron cáncer en la sangre y nos recomendaron en el hospital que lo canalizáramos al sanatorio donde tenía su seguro médico, ya que el tratamiento de la enfermedad es muy caro”, afirmó.



familia


Después de recibir la noticia en la primera quincena de abril del año pasado, la familia se movilizó para trasladarlo al hospital de La Margarita del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde sólo duró una noche ya que no lo atendieron por priorizar a los poblanos infectados de coronavirus.


En ese sentido, fue internado en San José por seis meses, cuando padeció la pandemia de coronavirus desde un hospital, “las restricciones se elevaron como avanzaba la crisis sanitaria, en ese tiempo nos enteramos que mi esposa estaba embarazada y tuvimos más cuidado por el tema del virus; sin embargo jamás dejamos solo a mi hijo durante su enfermedad”.


En octubre de ese mismo año, Leonel fue dado de alta del nosocomio y asistía cada dos semanas para sus quimioterapias y chequeos médicos. Cuando todo parecía estar superado, la tragedia volvió a tocar la puerta de la familia Ramos Flores, pues a cinco días de dar a luz, la esposa de don Carlos sufrió un aborto espontáneo el pasado 22 de octubre del 2020.



“Mi esposa se sintió mal días antes y fuimos al doctor pero nos regresaron, pero tiempo después me comentó que ya no sentía que se moviera la bebé, eso nos alertó y regresamos al médico pero ya era demasiado tarde, había tenido un aborto y nuestra niña falleció a cinco días de nacer”, relató con dolor.



Durante dos meses la familia vivió el duelo en los pasillos de los hospitales, luchando por la vida de su hijo que poco a poco se recuperaba de dicha enfermedad por sus quimioterapias. Sin embargo, en diciembre Leonel Ramos regresó a una cama de hospital por una complicación de la leucemia que padecía.


Al estar unas semanas en el nosocomio, comenzó a tener síntomas extraños como fiebre excesiva, sudoración y pérdida del gusto y olfato, lo que alarmó a la familia por la enfermedad del coronavirus que estaba latente y en su pico más alto en la entidad.


En un lapso de tres días, el coronavirus ganó la batalla al joven poblano.



“Nos cuestionábamos cómo el virus pudo más que la enfermedad terminal que padecía nuestro hijo deportista, él tenía una vida sana llena de sueños y aspiraciones futuras, ayudaba a las personas y era amante de los deportes extremos”, señaló.



Los padres del adolescente afirmaron que es la situación más dolorosa que han vivido, puesto que dos de los integrantes de su primer círculo familiar partieron a causa de la pandemia del coronavirus.


La pérdida no sólo fue humana, puesto que la situación dejó a la familia con deudas y tristeza. “El aprendizaje que nos dejó esta racha que marcó nuestra vida es ahora la unión familiar con nuestro hijo el menor, a valorar la vida y estar siempre el uno para el otro”.


Finalmente, pidieron a las familias poblanas cuidar de los suyos y extremar las medidas en casa, pues la pérdida de un integrante es uno de los golpes más fuertes que se pueden vivir.



“El mensaje para las familias de Puebla es que se cuiden mucho, que aprovechen cada momento con sus hijos, padres y toda su familia, tenemos que extremar las medidas y con lo poco o mucho que tenemos ser felices a nuestro modo y juntos como sociedad saldremos de esta”, finalizó.


  • LO MÁS LEÍDO

  • Regionales: Minuto a Minuto