Posted inAtlixco

Trabajadores del Hospital de Atlixco denuncian deterioro y falta de insumos para funcionamiento

Personal del mismo nosocomio informó falta de mantenimiento, de medicamentos y de material quirúrgico
Trabajadores del Hospital de Atlixco denuncian deterioro y falta de insumos para funcionamiento
Trabajadores del Hospital de Atlixco denuncian deterioro y falta de insumos para funcionamiento

Tras quedarse sin luz el pasado viernes, el Complejo Médico Gonzalo Rio Arronte en Atlixco dejó al descubierto una serie de carencias, como la falta de atención de sus directivos, elevadores inservibles, falta de medicamentos y de material quirúrgico, entre otros.

Personal del mismo nosocomio informó que solo funciona uno de los dos elevadores, siendo el más pequeño el disponible, por lo que al intentar subir a un enfermo en camilla es imposible, se necesita subirlo en una silla de ruedas lo cual pone en riesgo su vida, algunos llevan suero y sondas y la manipulación es peligrosa, pero no tienen otra opción.

No hay medicamentos, tampoco vendas ni material de curación, todo eso lo tienen que comprar los familiares para llevarlo a los médicos y enfermeras y lo que muchas veces sobra ya no lo regresan pues lo utilizan para otro paciente de bajos recursos, es decir, los médicos tienen que hacer milagros para poder sacar a los enfermos adelante.

Además los pacientes expresaron su descontento con el área de Ginecología, denunciando un servicio de muy baja calidad y negligencias en la atención médica.

Condiciones de la infraestructura

El director Hilario Flores García no ha informado a la población ni a los medios de comunicación el motivo por el cual durante 15 días no hay energía eléctrica en el hospital, pero trascendió que se debe a una falla eléctrica en el cableado subterráneo el cual, generaría un gasto de más de un millón de pesos, mismos que la Secretaría de Salud no ha derogado para poder arreglar el deterioro originado por la falta de mantenimiento y la mala calidad del material.

Además hay ante las recientes y constantes lluvias hay filtraciones de agua en el segundo piso, así como la planta baja del hospital, agravando aún más la situación.

Cabe recordar que a este hospital llegan miles de personas cada mes, de todo tipo de urgencias, desde baleados, golpeados, mujeres abusadas sexualmente, niños, accidentados y además pacientes con enfermedades cronicodegenerativas.

Únete a nuestro canal de WhatsApp para mantenerte informado al estilo de CAMBIO

Imagen de síguenos en Google news
Yessica Ayala

Yessica Ayala

Reportera desde 1998 en diferentes medios de comunicación, radio, televisión y prensa. Licenciada en Comunicación por la BUAP, Maestría en Administración de Negocios. Corresponsal en Diario CAMBIO...