Posted inSierra Norte

Continúan investigaciones tras muerte masiva de peces en la laguna de San Bernardino

Investigadores continúan trabajando para identificar las causas de la muerte masiva de peces y desarrollar estrategias para mitigar sus efectos de la Laguna Grande
Investigadores realizan muestreo a la Laguna de San Bernardino

La misteriosa muerte de diversas especies de peces en la Laguna Grande ha generado alarma entre la comunidad local y las autoridades ambientales.

 La situación ha motivado la intervención de expertos para determinar las causas del fenómeno y buscar posibles soluciones para evitar futuras tragedias ecológicas.

La doctora Rosalba Alonso Rodríguez, junto con un equipo de investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), compuesto por bioquímicos y biólogos marinos, arribó al lugar para realizar una toma de muestras exhaustiva del agua y del ecosistema circundante.

El objetivo es analizar estas muestras en laboratorio y obtener un diagnóstico preciso sobre el estado del ecosistema de la laguna.

Los resultados de estos análisis se esperan en un plazo de 15 días a un mes.

Semanas atrás, personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) también visitó la laguna para inspeccionar el área y recolectar muestras.

Estas serán analizadas en laboratorios ubicados en Morelos, Ciudad de México y Puebla, con el fin de ampliar la comprensión del problema.

Cabe recordar que de acuerdo a los resultados preliminares emitidos por el Comité Estatal de Sanidad Acuícola del Estado de Puebla A.C. (CESAPUE), la muerte masiva de los peces podría atribuirse a una reducción de oxígeno en el agua, presencia de nitrógeno amoniacal en su forma tóxica y niveles de pH elevados, estos factores son potencialmente letales para la fauna acuática.

El análisis de organismos vivos realizado en la misma zona descartó inicialmente problemas bacterianos y micológicos.

Aunque se detectó una presencia mínima de los parásitos Gyrodactylus sp. y del protozoario ciliado Trichodina sp., los cuales no representan una amenaza sanitaria significativa.

Sin embargo, los resultados finales de estas muestras se conocerán una vez completados los periodos de incubación necesarios.

Adicionalmente, un análisis histológico realizado a los organismos sobrevivientes reveló daños significativos en riñones, hígado y branquias de los peces.

Se observó una fusión de las lamelas primarias en las branquias, indicativa de hipoxia, así como daños en el hígado.

Alteraciones en el cartílago lamelar debido a la presencia de sustancias tóxicas como el amonio.

También se detectaron daños físicos y tóxicos en las branquias, posiblemente provocados por la proliferación de algas y otras toxinas presentes en el agua.

La conclusión preliminar sugiere que la reducción de oxígeno en el agua puede ser consecuencia de varios factores combinados.

Incluyendo sequía, floración de algas, sobrepoblación de peces o un aumento sostenido en la temperatura del agua.

Las autoridades y los investigadores continuarán trabajando para identificar las causas precisas de esta tragedia ecológica.

Desarrollar estrategias para mitigar sus efectos y proteger el ecosistema de la Laguna Grande.

Imagen de síguenos en Google news
Larissa Caballero

Larissa Caballero

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de América Latina, iniciando en la rama del periodismo durante el 2020 en Noticias Tehuacán Radio Th, posteriormente se ha integrado a otros...