Proceso


Álvaro Delgado


Coparmex: “eliminar” a López Obrador

 

Justo en el contexto de la psicosis por el asesinato del niño Fernando Martí, cuya indignación legítima e impostada perfila una marcha que se pretende semejante a la del 2004, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Ricardo González Sada, ha dado una muestra más de la lógica con la que actúa el poder económico: Llama a “eliminar” a Andrés Manuel López Obrador.


En Monterrey, Nuevo León, enclave de una porción de los magnates de México, el portavoz del sindicato patronal llamó este lunes 18 de agosto a no dar pie para que dirigentes políticos, como Andrés Manuel López Obrador, aprovechen la situación económica del país –obviamente pésima-- en su beneficio político.


Curiosamente, el dirigente empresarial reconoció que actualmente hay elementos que permiten la desigualdad y la pobreza, por lo que son necesarias políticas públicas que permitan un mayor crecimiento económico.


Según la nota de José Manuel Martínez, enviado de Expansión --la revista de la cadena CNN que justamente convoca activamente a la marcha del 30 de agosto--, González Sada destacó que es necesario que la competencia entre empresas mejore para que sus beneficios lleguen al consumidor final o, de lo contrario, continuarán las diferencias sociales y la acumulación de riqueza de forma injusta.


Enseguida expresó: “Obviamente seguirá estando el pasto seco para que, no López Obrador, eliminémoslo del horizonte, pero si no es López Obrador siempre habrá alguna gente (sic) que esté con el cerillo en la mano dispuesto a echarlo en esas hojas secas.”


Más allá de su caótica manera de hablar, González Sada convoca a sus agremiados a “eliminar” al por ellos odiado excandidato presidencial, que remite a la proclama del excaciller Jorge Castañeda: “A López Obrador hay que frenarlo por las buenas, por las malas o como sea.”


Puede ser un equívoco el llamado de González Sada --cuya cabeza de la nota de Expansión en internet fue “Coparmex pide ‘eliminar’ a AMLO”--, pero después de las acciones que le siguieron a la recomendación de Castañeda, emitida en el 2004, tiene sentido pensar que los magnates de México pueden proceder de cualquiera manera para liquidar a quien es considerado un enemigo de quienes él denomina la “mafia política”.


Sobre todo, además, cuando está en curso el proyecto más anhelado del empresariado nacional y extranjero, la privatización del petróleo, y el único movimiento que se opone es el que encabeza López Obrador, más allá del partido en el que formalmente milita y que a diario da muestras de una corrupción deleznable.


En su proclama en el “Día de la Competencia”, en Monterrey, González Sada dijo que, más allá de López Obrador, “siempre habrá alguna gente (sic)” que tenga un cerillo en la mano para lanzarlo a las hojas secas, y por ello se pronunció por eliminar los privilegios monopólicos de los sindicatos y empresas, incorporar a todos los participantes de la economía a la legalidad y denunciar actos abusivos de las empresas.


“Hay que regar el pastito para que no se incendie”, recomendó González Sada a sus oyentes, pero nada dijo sobre la causa que justamente generan esas “hojas secas” a las que se refirió y que tienen que ver con la profunda desigualdad social que atormenta a México.


En el contexto de la campaña presidencial del 2006, y aun posterior a ella, una de las características que desde la derecha se le reconocieron a López Obrador fue, precisamente, que puso en el debate el drama de la pobreza que padece la mitad de la población en México.


Y este es el tema que ha vuelto a quedar en el olvido, como lo prueba un comentario a la nota en la que González Sada convoca a “eliminar” a López Obrador, firmado por un tal Francisco Ramírez: “Totalmente de acuerdo, ese tipo lo único (sic) que quiere es el retroceso de México (sic), es un enfermo amargado, que sólo (sic) provoca a la gente.”

 

Apuntes

 

Cuando la incompetencia hace crisis y se produce, como en el caso de la inseguridad pública, una psicosis social en una región, estado y país, generada muchas veces por la histeria de los locutores de radio y televisión --en acatamiento de sus patrones--, la urgencia de las autoridades por dar respuestas conduce a la ligereza o a la irresponsabilidad, como lo plantea el gobernador priista de Chihuahua, José Reyes Baeza: “Debemos revisar nuestro régimen de libertades individuales y garantías ciudadanas. No podemos seguir atendiendo la seguridad en los términos existentes al inicio del silo XX, en la Constitución de 1917. Necesitamos revisar nuestro régimen de garantías y libertades ciudadanas, para analizarlo, para mejorarlo, para que responda a los desafíos que nos representan la sociedad presente.” Cuidado. Es un llamado a la involución y a las tentaciones fascistas… Calderón cumplió años y, claro, se lo festejó Elba Esther Gordillo, su cómplice... Para coordinarse en el cumplimiento de deberes legales y constitucionales de las autoridades de todos los niveles, no hacen falta reuniones con el boato que está en marcha para la sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, este jueves, diseñado para el lucro criminal de Calderón, ni hacen falta fotografías tomándose de la mano. Eso sí es politizar la seguridad, como chillan Camilo Mouriño y Germán Martínez… El ministro Salvador Aguirre Anguiano ha elaborado un proyecto que declara inconstitucional la no penalización del aborto hasta 12 semanas de gestación, una determinación que acredita el dogmatismo del fundamentalismo de derecha, del que él y Calderón forman parte. Cosa curiosa: El padre de Calderón, Luis Calderón Vega, repudiaba a la organización secreta de los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG), secta a la que pertenece Aguirre Anguiano y que prueba que ésta no sólo tiene infiltrado al PRI, sino al PAN de Jalisco y de todo el país...

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas