Atmosfera Digital


Alberto Renteria


18/08/2011


Redes sociales y movimientos ciudadanos


Las redes sociales están jugando un papel activo para que movimientos ciudadanos puedan luchar por sus intereses, ejemplos claros de cómo influyen y se transforman en una herramienta eficaz, son las crisis que se vivieron tanto en Egipto como en Argelia, y recientemente Londres, donde una gran parte de la información, se generó y fluyó a través de Twitter, Facebook e incluso BlackBerry Messenger.

 

Las redes, por supuesto, no son nada nuevo: donde ha habido un movimiento social, también ha habido una red activa. La diferencia es que en el pasado esas redes estaban definidas por la cercanía física o quizás por una afinidad ideológica entre sus miembros, lo que internet aportó es la transmisión masiva sin que influyan las fronteras físicas.

 

México no está aislado de estos movimientos uno de los primeros fue #internetnecesario, el movimiento tuvo como objetivo oponerse a la propuesta de cobrar un impuesto por el uso de internet y cuyo resultado fue la eliminación de esta iniciativa.

 

Otro movimiento es el tema del incendio en la Guardería ABC, donde hasta la fecha hay un gran activismo por lo que se considera una falta de justicia.

 

Un temas más es el #Acta, que en materia de Internet pretendía que los prestadores de servicios o ISP (Telmex,Megacable,Axtel,etc) vigilarán la actividad en internet impidiendo que se realizaran descargas de contenido ilegal.

 

Entre los más actuales esta #ReformaPolíticaYA cuyo movimiento busca presionar al congreso para que aprueben entre otras cosas las candidaturas ciudadanas y el uso del plebiscito.

 

¿Pero por qué las redes han servido para impulsar estos movimientos?

 

Por su especificidad, intensidad y visibilidad, ningún otro espacio de información ofrece la posibilidad de transmitir tan rápido y a tan diversas personas, además su diseño permite un espacio de debate efectivo, gratuito e inmediato.

 

En México los movimientos ciudadanos las han utilizado como herramienta reactiva contra políticas públicas, como medio de expresión y solidaridad, como herramienta para revelar temas incómodos que no aparecen en la discusión pública o mediática, como medio de información y movilización para impulsar una agenda.

 

Internet ha dejado claro que ya no existe una total concentración del conocimiento en unas pocas manos, como sucedía en el pasado.

 

¿Y en Puebla cuándo comenzaremos?


Desde la Atmósfera Digital

@betorenteria

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas