Atmosfera Digital


Alberto Renteria


20/10/2011


Política 2.0


México es un país que cuenta con 40 millones de usuarios de internet, de los cuales 26.5 millones están en Facebook, 4 millones en Twitter y 1.2 en Linkedln, donde You Tube es el principal medio de entretenimiento digital, y donde seis de cada 10 usuarios acceden a redes sociales diariamente.


Es interesante que ante los hechos tan contundentes hoy existan en el medio político muchos aspirantes a candidatos que no se encuentran preparados aún para la guerra digital que se vislumbra rumbo a las elecciones de 2012, se dice que dicha guerra tendrá una influencia entre 7 y 12 por ciento en la decisión del electorado.


Muchos políticos creen que con sólo abrir una fan page en Facebook, un perfil de Twitter o un canal de You Tube, ya son políticos 2.0, otros creen que con fotos, videos, entradas de blogs, sms marketing y mail marketing están presentes en el medio, sin embargo no se trata sólo de “estar” sino de “hacer presencia en”, ahí radica un verdadero político digital.


Algunos por lo menos creen que basta con estar, a otros ni les interesa tener presencia, pero ¿qué se debe entender para ser un político 2.0?


Primero, hay que entender que para llegar con eficacia a la audiencia digital, deberán adaptarse al nuevo panorama de medios que ha dibujado el entorno tecnológico desarrollado por la revolución digital.


Segundo, vivimos en un mundo digital dominado por la velocidad, la conectividad, por el uso simultáneo de diversas plataformas: Tv, web, móvil, videoconsolas, etcétera.


Tercero, entender que las redes sociales son sólo una parte del marketing digital y no el fin único de una estrategia digital.
Cuarto, se requiere un 80 por ciento de estrategia y solamente 20 por ciento de creatividad para la implementación.


Algunos consejos útiles:

 

Quitarse el miedo al nuevo paradigma digital

 

Los políticos deben comenzar a tener disposición para acceder a internet. Deben aprender a manejar los medios digitales y a coordinar el trabajo de su equipo con herramientas adecuadas, o en su defecto, delegar a un responsable que tenga claro el manejo de los medios digitales y su influencia. Un político que no se adapte a los medios digitales, no es un político que genere confianza.

 

Internet no es una moda, es una necesidad

 

Si aún se cree que internet es algo que no durará mucho, se están equivocando. La forma de relacionarnos ha cambiado, y si la política significa contacto, internet comienza a configurarse como la herramienta más eficaz, después del trabajo de calle. Un político que no tenga una estrategia digital, tiene amplias posibilidades de perder.

 

El concepto de comunicación cambió en internet

 

La comunicación política siempre había tenido un emisor que nunca era receptor, gracias a Dios esto ha cambiado. Los políticos cuando usan los medios digitales tienen la obligación de escuchar; las redes sociales se perfilan como los medios más útiles para atender, de forma eficiente y sin intermediarios al ciudadano. Para los usuarios una modalidad que están tomando es “si no es relevante lo que me estás diciendo, no existes”. Un político que no aprenda a escuchar en internet y responder clara, educada y directamente, perderá electores.

 

Medir, medir y medir

 

Internet permite saber a quién te diriges, de dónde es, quién es, qué hace, qué necesidades tiene como ciudadano (todo esto en la mayoría de los casos); por esto, si se utilizan las herramientas adecuadas para captar esta información, se podrán diseñar mensajes más certeros para atrapar un mayor número de electores. Político que no mida, se estará engañando a sí mismo.

 

Empezar hoy, hoy, hoy

 

El político que esté pensando en desarrollar una estrategia de política 2.0 a pocos meses de las elecciones, ya cometió el primer error, el marketing digital es un esfuerzo de cultivar relaciones en el día a día, es un trabajo de mediano y largo plazo, las relaciones en internet no se construyen de la noche a la mañana. Político que quiera conseguir visitas, seguidores, lealtad o fans rápido, ya se equivocó.

 

Sacudirse el miedo a debatir, a la crítica y a los trolls

 

La red es el medio ideal para el debate, la exposición de ideas y la retroalimentación del candidato, habrá usuarios dispuestos a contribuir y convertirse en embajadores de la marca, del mensaje o del político mismo.


Por otro lado es lógico y normal que existan mensajes de oposición y otros tantos negativos, por ello es importante contar con una estrategia, en la cual todo ataque se convierta en una oportunidad para demostrar lo positivo de su candidatura y tal vez ganar un adepto. Político que quiera evadir los debates, los trolls o las críticas positivas o negativas, estará perdiendo audiencia.

 

¿Y si me equivoco? Ya se están tardando, es hora de convertirse en un político 2.0


Desde la Atmósfera Digital

@betorenteria

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas