publicidad  
 
Abrir el índice

 

 
       
   
   
   

  Los Conjurados


Erika Rivero Almazán


Del porque de la premura de Toño Sánchez para candidatearse a la gubernatura


Intentó ser franco.


Es plausible.


Pero como estrategia de una campaña a la alcaldía que apenas empieza, es mala, muy mala: comprobado está que entre el electorado en potencia poco gusta de los políticos chapulines, y de entrada, que Toño Sánchez Díaz de Rivera advierta que será un alcalde de 2 años (si es que gana), provoca duda y desconfianza para el electorado no panista.


Por supuesto que era un secreto a voces ventilado en todas las columnas, pero eso es muy diferente a que el propio candidato a la presidencia municipal acepte y hasta pregone que el Palacio Municipal será sólo una plataforma para lanzarse a Casa Puebla.


¿Por qué Toño se arriesga de esta manera, cuando los números de las encuestas aún no le dan una ventaja desahogada?


Toño Sánchez no es torpe en sus actuaciones. Y su conducta en la política lo dibuja como un personaje templado, ajeno a los berrinches y a las decisiones tomadas en el pleno derrame de los jugos biliosos.


¿Entonces?


El panista consideró que el riesgo era necesario.


El peligro a su alrededor crece cada día y los obstáculos para concretar la candidatura al gubernatura se advierten complicados.


Toño ha sido un político hábil: reunió al Yunque y los sentó con líderes despojados (Ana Tere es un ejemplo), endulzó el oído de los empresarios pudientes y no pudientes (la mediana y pequeña empresa también ya le entró con sus centavos), continúa tejiendo una red cicatrizante entre los grupos panistas (a veces no con tan buenos resultados) y hasta grupos priístas no marinistas no lo ven con malos ojos.


Pero también hay otra figura que está haciendo lo mismo.


Y hasta con mejores resultados.


Que tiene todo el tiempo del mundo, fuera de la mirada escrutadora de los medios y reflectores, con las relaciones nacionales no superadas por ningún poblano candidateable.


Rafael Moreno Valle le está comiendo el mandado.


Y lo hace con toda calma.


Su habilidad política pragmática le permite poner y quitar candidatos en el interior del estado. Mete mano en el PAN, en el PRD, en Convergencia, en el Panal. Su voz es escuchada por el presidente Felipe Calderón, por la maestra Elba Esther Gordillo.


La capacidad de su cartera es sorprendentemente generosa e ilimitada.


En cada escenario, político o no político, el discurso de Rafa es el mismo: seré gobernador.


Por si fuera poco, panistas, no panistas, priístas, no priístas lo creen.


Sobre todo después de que se demostró que el Yunque, la ultraderecha y el PAN pueden reblandecer su doctrina y estatutos si el caso lo amerita: fue por eso que Rafa pudo ser senador y despojar con la mano en la cintura a un superyunque como Ángel Alonso Díaz Caneja.


¿Por qué no repetir la historia?


Claro que se puede.


Y Toño no puede competir con eso.


No ahora.


Y eso lo desespera.


Además, es de todos conocido que la urgencia de ganar las elecciones del 11 de noviembre se debe a que servirá de plataforma para la próxima contienda en donde se jugará la guberntura.


Toño no quiere quedarse fuera de la partida: fue necesario (y lo hará con mayor fuerza en un futuro, pese a los riesgos) poner en claro que Toño va por la gubernatura: las apuestas ganadas deben duplicarse por éste lado, por el de Rafa.


Que quede claro.


Tal vez a Toño se le está olvidando una cosa: primero tiene que ganar la alcaldía.

 

Del cómo sacarse un convenio de la manga y apagar una guerra pasional en Atlixco

El PRI resolvió el caso Atlixco: en la sesión de las 11:30 de la mañana del pasado viernes, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dictó sentencia sobre la impugnación del precandidato priísta a la presidencia municipal de Atlixco, Álvaro Morales: la federación sobreseyó el caso por considerar infundada la queja que exigía el desconocimiento de los resultados del proceso interno (por votación en urna) que daba la victoria a Eleazar Pérez Sánchez, ya que este proceso de selección no estaba reconocido en la convocatoria oficial del partido.


Y es que, aunque Álvaro Morales se ubicó en el primer lugar en todas las encuestas y ganó por 711 votos, de última hora y de manera inesperada, la Comisión de Procesos Internos del PRI, anuló dos casillas: las que daban la victoria de Morales.


El Trife consideró infundada la impugnación de Morales por un razón: el Comité Directivo Estatal de Puebla reveló la existencia de una cuerdo firmado por ambos precandidatos (Álvaro y Eleazar) que aceptaban la consulta abierta, y por tanto, aunque este método de selección, efectivamente, no estaba contemplado, el nuevo documento entre particulares reforzaba la validez de la votación en urnas.


Cosa rara que un acuerdo entre particulares pueda llegar a ser más contundente para resolver una impugnación que el propio marco constitucional y jurídico.


Pero lo peor: que Álvaro Morales fue el más sorprendido porque recién se enteraba de la existencia del acuerdo: documento que jamás firmó por propio puño y letra.


Ya se sentaron con él Mario Montero, secretario de Gobernación, y Javier López Zavala, coordinador de campaña del PRI.


Le ofrecieron un billete, para subsanar los gastos que Álvaro hizo durante su fallida campaña a la candidatura por la presidencia municipal de Atlixco. La intención es curar la herida para que en su regreso a la diputación local, Morales no hable más de la cuenta.


Lo ocurrido en Atlixco es un ejemplo de la operación del PRI en el interior del estado y hasta en la capital: ofrecer dinero (aunque sea una tajadita) para subsanar ligeramente el bolsillo del precandidato.


Sin embargo, hay afrentas que difícilmente se pueden arreglar sólo con un billete.
Los resentimientos de los grupos son muchos.


Por lo mientras, considere a Atlixco como caso perdido para el PRI.

 

Amanda ¿se enamora?

Este sábado hubo gran fiesta en el hogar de Amanda Olivares, regidora con licencia y candidata del Panal por el distrito 4: El motivo fue que Joyce, su segunda hija, cumplió 15 años. Luz y sonido, mariachi y deliciosas gorditas de La Consentida. Un pastel de tres pisos adornados con listones de azúcar multicolor.
Pero lo mejor fue que Amanda estuvo baila y baila toda la noche, con una sonrisa renovada y un chispazo inconfundible en la mirada. Su pareja resultó un bailador muy, pero muy atractivo.
Otra vez el amor toca la puerta. ¿Amanda abrirá?

 

Arriaga vs Blanca Jiménez

Fue el domingo por la mañana: la ola priísta se puso rabiosa cuando vio que entraba con gran faramalla la panista Blanca Jiménez a la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacán.


La porra del priísta Luis Alberto Arriaga empezó a gritarle de todo a la candidata panista por el distrito 1: bola de jodidos, fue la más decente de las sentencias.


Blanca Jiménez apretó las mandíbulas y trató de ignorar al grupo de alrededor de 70 personas que rodeaban la plataforma en donde se encontraba el candidato. Hay que decir que Arriaga se hizo de la vista gorda con la algarabía, mientras los priístas rodeaban la camioneta descubierta desde donde Blanca trató de iniciar su recorrido por la zona.


No pudo.


Los panistas tuvieron que replegarse e ir a otra colonia que comprendía el distrito 1.

 

Y esto apenas empieza.

 

Versión Online

Columnistas

 
Haga cic aquí para ampliar la imagen

   

 
RSS Feeds
En tu Movil
Video
En tu E-Mail
 
   
Estadisticas

© Copyright, 2007 www.diariocambio.com.mx
Avenida 16 de Septiembre 4111, Col. Huexotitla, CP. 72240, Puebla, Pue. - México Tels.(+222)576-0975 / 576-0977
Abrir el ndice