Los Conjurados


Erika Rivero Almazán

 

Dessavre, el candidato de los rebeldes del PAN


Sorpresas del fin de semana en el PAN.


El ala rebelde y el yunque se dieron un encontronazo que definió el escenario de la próxima elección del presidente del Comité Directivo Municipal: se van a dar con todo.


Y de no modificar los acontecimientos y de no registrarse una traición por parte del ala conservadora, todo parece indicar que ganará nuevamente y de manera aplastante el candidato de ‘la línea’: Bernardo Arrubarrena.


Pero iremos por partes para narrar los acontecimientos, que realmente, fueron sorpresivos para todos, hasta por los propios involucrados.

 

1.— El exalcalde Luis Paredes Moctezuma está decidido a reaparecer en el mapa político del partido, y para tal fin, junto con Héctor Montiel, decidieron a enviar a uno de sus seguidores más fieles a librar una difícil batalla: Gustavo Guevara, exsecretario general y después, de Gobernación en el ayuntamiento paredista.

 

2.— El senador Ángel Alonso Díaz Caneja y Genaro Ramírez, líder de ‘Panistas con la Sociedad’, se divorciaron y deshicieron el acuerdo de apoyar a sus respectivas precandidatas: Angélica Ramírez y Blanca Jiménez.
Esto a raíz de que Díaz Caneja advirtió que jamás llegaría a pactar con Paredes.
El senador, al percatarse de que los rebeldes no llegarían unidos para contraatacar a Arrubarrena, optó por la retirada.

 

3.— Díaz Caneja representaba un pilar fundamental en la oposición panista, sin embargo, una versión que el propio Luis Paredes se afana en ventilar es que el Yunque, representado en la capital poblana por la mancuerna Pablo Rodríguez Regordosa- Pablo Montiel (Los pablos) traicionarán tarde o temprano a Arrubarrena, y por tanto, los rebeldes cuentan con la posibilidad real de ganar.

 

4.— Es así como el pasado viernes, a las 8 de la noche en el Camino Real, salió humo blanco, y la designación de su candidato fue una sorpresa.


Recordemos que la noche anterior, casi 70 panistas líderes llegaron a un acuerdo, después de 3 horas de discusiones infructíferas: se trató de una terna compuesta por el paredista Gustavo Guevara, Blanca Jiménez, de Panistas con la Sociedad, y Violeta Lagunes, quien se jacta de representar los intereses de Rafael Moreno Valle (cosa curiosa: el senador niega que la relación con Lagunes sea tan cercana, pero en fin).


Sin embargo, el fin de semana el tablero se rearmó con nuevas piezas.


Los ánimos serenos dieron un veredicto innegable: Gustavo Guevara se negó a aceptar la insistente oferta de Paredes.


Elemental, Guevara no estuvo dispuesto a poner su cabeza en una bandeja. Tras casi 4 años de vivir en Cancún, Guevara regresa a Puebla para quedarse. Pero ojo: el ‘chavo’ reaccionario y visceral se evaporó: en su lugar aparece un jefe de familia, con hijos y esposa que mantener. El último par de semanas sirvió para darse cuenta de una verdad: el paredismo está muerto, y ‘la oposición’ no logró unificarse lo suficiente para representar un peligro para la derecha conservadora.


Nadie puede ganar solo.


Y la salida de Díaz Caneja del proyecto fue letal, mientras que la omisión de ‘el Tigre’ Humberto Aguilar Coronado y Ana Teresa Aranda, hicieron un vacío difícil de llenar.


Fue por eso que Guevara se negó a aceptar la oferta.


Genaro Ramírez, por su parte, entendió también la precaria situación, y no estuvo dispuesto a ofrecer a su esposa, Blanca Jiménez, en sacrificio.


Violeta Lagunes, ni se diga, fue la primera que corrió. Recordemos que fue ella la que se acercó a Arrubarrena para pedirle, en nombre de Moreno Valle, la secretaría general a cambio de apoyarlo en su campaña. Arrubarrena no aceptó, y Lagunes juró venganza al irse a la oposición.


Así, en una mesa de decisiones compuesta únicamente por Genaro Ramírez, Jesús Encinas, Eduardo Covían, Héctor Montiel, Violeta Lagunas, Eduardo Louvier, Jorge Saldaña y Alejandro Tlacuahuac, se llegó a un acuerdo:

 

5.- La ‘oposición’ sí llevaría un candidato para competir contra Arrubarrena. Se trata de Miguel Ángel Dessavre Álvarez.

 

6.- ¿Quién es este joven que salió como conejo de la chistera de un mago?


Es un gran amigo de Gustavo Guevara. Tal vez más que eso: compadre, cómplice. Participó con Gustavo como su brazo derecho en los tiempos de la secretaría General en el ayuntamiento de Paredes.


De profesión abogado, nació el 29 de Agosto de 1978. Es miembro activo desde abril de 1998. Su correo electrónico es: [email protected] y fungió como regidor Propietario en el lugar número 5° en la planilla de Toño Sánchez Díaz de Rivera. Actualmente es presidente de la Comisión de la Juventud en el cabildo de Blanca Alcalá y es presidente del Consejo de Administración de Grupo Jurídico Consultivo S.C.


Es decir, que Paredes logró colocar a su gente, sobre la de Genaro.


Realmente es un personaje de bajo perfil.


Una pieza cien por ciento sacrificable.

 

7.- Hoy se espera que tanto Jesús Encinas como Blanca Jiménez ofrezcan ruedas de prensa para definir su postura sobre Dessavre, mientras que el candidato de la oposición acudirá a registrarse este día a las 6 de la tarde en las instalaciones del Comité Municipal del PAN. Será allí mismo donde realizará su primer mitin político.

 

Después de los hechos, nacen las conclusiones:

 

1.- La suposición planteada por Paredes de que el Yunque traicionará a Arrubarrena como única arma real para ganar, carece de sustento. Comprobado está que ‘las corazonadas’ en política son una pésima estrategia, y es una lástima de Genaro Ramírez, se haya unido a esta empresa, ya que, a pesar de contar con muchos adversarios, Genaro se había abierto un camino con ‘panistas con la sociedad’: la prueba fue los escasos 70 votos que lo separaron en la asamblea municipal de la victoria sobre Jorge Ehlinger.
No es la primera vez que Genaro pacta con Paredes, y no es la primera vez que los resultados son desastrosos.

 

2.- Aún así, la presunción de una posible traición del Yunque contra Arrubarrena arrojaría un resultado que en nada beneficiaría al ala rebelde. Es decir, si los Pablos sabotearan la asamblea municipal, sería el CEN la instancia a la que correspondería asignar al sustituto de Jorge Ehlinger, el cual deberá asumir tal responsabilidad durante el año y medio que resta de la administración, con la restricción de no poder designar a nadie de su gente en el Comité que dirigirá, ya que por estatutos deberá de respetarse toda la planilla de Ehlinger, es decir, del Yunque.

 

3.- Es obvio que esto ya lo sabe la planilla que apoya a Dessavre, por tanto, no es descabellado que Paredes y Genaro jugarán a romper la asamblea.


La estrategia es ensuciar lo más posible la llegada de Arrubarrena al Comité y exhibir al yunque como un grupo manipulador que ha tomado al PAN para sus intereses: la guerra eterna de Paredes.


La oposición sabe que no ganará, y que su única posiblidad de salir más o menos librados de esta batalla es evitar una patiza de 2 a 1.


No hay salvación.


Es por ello que ocupará a un tonto útil. En este caso es Dessavre, y no un Guevara, una Blanca Jiménez


Una guerra estéril, sin propuestas y con un final predecible es lo que ofrece el PAN Municipal.


Tal vez la verdadera batalla se librará ése mismo día, pero en la asamblea para elegir candidatos a Consejeros Estatales. Es ahí en donde juegan los grandes: Ana Teresa Aranda, Humberto Aguilar Coronado, Ángel Alonso Díaz Caneja y Rafael Moreno Valle.


Recordemos que los 100 consejeros nuevos son quienes elegirán al presidente y comité directivo estatal próximo, el cual, a su vez, se encargará de seleccionar al candidato a la gubernatura.

4.- Si Arrubarrena en verdad quiere salir ileso del contrataque de Paredes-Genero, deberá exhibirse como el candidato de la línea, y dejar de jugar al líder de las bases, ya que el panista promedio está acostumbrado a ver y seguir a sus vacas sagradas: ellos se moverán en la medida en que vean a Miguel Mantilla, Pablo Montiel, Toño Sánchez, Francisco Fraile y todos aquellos ungidos de la ultraderecha.


De lo contrario, el rumor confabulado por Paredes crecerá y sembrará la desconfianza en el panista, que puede irse con la finta.


Porque esto no se acaba hasta que se acaba.




 
 

 

 
Todos los Columnistas