Construyendo Ciudadanos


Giovanna Morales

16/03/2010

Contraloría social en Puebla


Las futuras elecciones para gobernador y presidente municipal del Estado y la capital de Puebla respectivamente, han comenzado a mover las aguas sucias que hasta hace unos meses permanecían quietas. La incongruencia, como mencionaba en una columna anterior, de la propuesta de Javier López Zavala y la alianza PRI-PVEM, así como la terrible incoherencia de una coalición ideológicamente opuesta como la del PAN-PRD, nos muestran que en este estado se vive una lucha encarnizada por el poder, tal cual. Más allá de las ideologías, más allá de los intereses de los ciudadanos. Lo que para ellos cuenta, es estar en el poder. Por ahí se veía un poco de esperanza con el grupo ciudadano Puebla de Acuerdo apoyando la megacoalición, compuesta por el PAN, PRD y PANAL, pero una vez que Rafael Moreno Valle decidió romper los acuerdos internos y poner a un representante del PAN como candidato a la presidencia municipal, y no a un ciudadano, como se había acordado, se vuelve a sentir un ambiente de decepción y enojo.

 

No recuerdo un momento así en la historia previa de Puebla desde que tengo conciencia de la política. Y me atrevo a decir que somos muchos los ciudadanos que nos sentimos indignados por lo que está sucediendo en nuestro estado, por muchas razones. Por que no hay cabida para los ciudadanos comunes en las propuestas políticas, por que nos quieren dar “atole con el dedo” con propuestas que no resuelven de fondo la problemática de Puebla, como la eliminación de la tenencia, por que no se castigan situaciones como la que sucedió con la periodista Lydia Cacho, por que nos quieren hacer creer que tenemos libertad de elegir, cuando en realidad no participamos en la elección más importante, que es la del candidato interno de un partido. En realidad muchas veces el ejercicio del voto se ha vuelto un acto de legitimar una decisión que ya se tomó al interior de los partidos, sin el consenso ciudadano. No por nada el porcentaje de abstencionismo ha sido cada vez mayor. Pues el ejercicio del voto ha perdido credibilidad. Y la lista puede seguir.

 

Afortunadamente, los ciudadanos somos también responsables de mejorar la situación. Y podemos brincar de la protesta a la propuesta, gracias a una serie de factores que hoy por hoy ayudan a que un movimiento ciudadano se consolide. Me refiero por un lado, a que en la Constitución ya se disponen instrumentos como la Ley General de Acceso a la Información Pública Gubernamental, que si bien todavía tiene huecos y ese será tema de otra columna, es una herramienta importante que ha hecho que algunos grupos ciudadanos en México se consoliden como contralores de los gobiernos. La contraloría social es actualmente una herramienta ampliamente recurrida por Organizaciones de la Sociedad Civil. Por otro lado, los medios de comunicación, sobre todo los electrónicos, así como las plataformas tecnológicas de uso ciudadano, han llevado a generar conciencia de la calidad de gobiernos que tenemos, a promover la transparencia y a generar consenso sobre propuestas que pretenden cambiar el rumbo de acción elegido por los gobiernos. El Twitter, el Facebook, los blogs, y hasta la telefonía móvil, ayudan a crecer este movimiento que hoy muchos han denominado “periodismo ciudadano.”

 

Un ejemplo fue el movimiento Cuidemos el Voto, que mediante un portal de Internet permanente (www.cuidemoselvoto.org), vigiló el proceso de elección de legisladores y autoridades estatales en las elecciones de 2009. Activistas sociales promovieron mediante este ejercicio, que el ciudadano común denunciara irregularidades como: compra de votos, padrones incompletos, campañas en las casillas, etc. mediante el envío de mensajes de texto, fotos o videos desde sus teléfonos celulares, correo electrónico o Twitter. Todas las denuncias desembocaban en el portal de Internet mencionado y ubicaban el lugar donde ocurría el problema a nivel territorial, mediante un mapa dispuesto en la página. El movimiento llamó la atención de medios de comunicación internacionales y permitió denunciar irregularidades en lugares, por cierto, como Cholula, Puebla.

 

Con tremenda alegría les comparto que en Puebla se presenta hoy ante los medios de comunicación, la propuesta de la Red Actívate por Puebla, una red de ciudadanos que une a estudiantes, empresarios, académicos, y cualquier ciudadano interesado, que será un espacio donde proponer soluciones acerca de temas estructurales que afectan a Puebla, y que tiene entre su lista de tareas, precisamente la vigilancia del voto para estas elecciones, de una forma similar a la que se describe arriba, mediante el proyecto Puebla Vigila. Si desean conocerlo, asistan a la presentación en el edificio Carolino a las 10:00 de la mañana. ¡Mucho éxito [email protected]!

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas