Cúpula


Javier Arellano Ramírez


Pericles cayó parado


Con mi solidaridad a mi amigo
el periodista Alfonso Ponce de León Salgado
frente al hostigamiento de que es objeto


La designación de Pericles Olivares como nuevo titular de la Secretaría del Trabajo debe leerse como un reacomodo de última hora que lo ubica nuevamente en la escena política.


Si bien todas las versiones apuntaban a su inminente nombramiento como responsable de la Procuraduría el gobernador Marín volvió a demostrarnos que es un enamorado de las sorpresas.


Pero como CÚPULA lo apuntó en una entrega anterior Pericles Olivares va con toda la confianza del mandatario. Una confianza aún mayor de la que tiene depositada en otros personajes recién ungidos.


La postura del gobernador es muy obvia. Coloca a Olivares dentro del gabinete pero fuera de las líneas de fuego.


Es claro que lo esta cobijando y protegiendo.


Pericles es uno de los principales activos del marinismo. Y hoy sabemos que no solo eso, sino que incluso lo está protegiendo para un proyecto futuro. Esto no tiene vuelta de hoja.


Pericles cayó parado.

 

SOBRE EL NUEVO Y ELEGANTE PROCURADOR…

 

Fernando Humberto Rosales Bretón quien cobró notoriedad durante el pasado y último informe del maestro Pacheco Pulido en su discurso de respuesta fustigó a los “críticos” de las instituciones responsables de la impartición de justicia.


Rosales fue hecho Magistrado del Tribunal Superior de Justicia durante el sexenio de Bartlett; pasó de ser funcionario a juzgado a magistrado con una sola orden, de la noche a la mañana; en aquel entonces era un jurista cercano, cercanísimo a Carlos Meza Viveros.


De un vestir elegante e impecable gusta de comer en los restaurantes de alta cocina.


Pero sobre todo lo anterior es un jurista, carente de oficio político.


Esto hay que destacarlo y subrayarlo una y otra vez.


A la procuraduría llega un jurista que de política poco es lo que sabe.


Y eso como hemos visto en el pasado puede tener graves riesgos.


Cualquier asunto que se dirima y resuelva en la Procuraduría tendrá siempre efectos y secuelas políticas.


Y si esto no se contempla pueden ocurrir graves problemas.


Gravísimos como cuando se ejecuta una orden de aprehensión contra una periodista cuyas relaciones de poder se desconocen.


Me parece recordar que algo así ocurrió hace no mucho tiempo.


Pero pese a su carencia de oficio político los amigos de Rosales Bretón lo describen como un hombre con una gran capacidad de aprendizaje, de asimilación y de adaptación  a las nuevas circunstancias.


Es de esperarse que en unas semanas comprenda y asimile la verdadera naturaleza de su nuevo trabajo. Muy diferente del anterior.


Como magistrado podía olvidarse del contexto político de sus acciones.


Como Procurador de Justicia nunca.


En fin sobre esto y más platicaremos con el nuevo Procurador en una próxima entrevista.

 

LECCIONES DE OCEANOGRAFÍA

 

Y continuando con los recién ungidos tenemos que retomar la nueva ciencia que acompaña a la política poblana y que es la oceanografía.


Inevitable hablar del “delfín” Javier López Zavala, pero por supuesto tampoco podemos evadir el tema de los adversarios naturales de los delfines. Todo oceanógrafo e incluso hasta los lancheros de Acapulco saben que los delfines tienen unos enemigos naturales que son los tiburones.


Y en Casa Aguayo hay un tiburón que se llama Mario Montero Serrano y que quisiera enterrar sus hileras de fieros dientes sobre el delfín del gobernador Marín.


Lamentablemente para él, el delfín ahora nada sobre un nuevo oleaje que lo hace más inaccesible que nunca antes.


El delfín tiene ahora el control total y absoluto de los programas sociales.


Si de por si continuaba moviéndose por toda la geografía poblana como si fuera secretario del gabinete, ahora que tiene en sus aletas los programas sociales, mejor aún.


Ahora puede moverse al nivel de la superficie así como en aguas profundas, sin preocuparse de la furia arrebatada del tiburón.


En realidad nunca le preocupó. Pero ahora mucho menos.


A partir del mediodía de ayer el proyecto Z está más fuerte que nunca antes.


Solo hace falta que recupere a Toxqui Quintero y lo reincorpore a alguna tarea en la que en verdad reconozcan y valoren su capacidad de trabajo, la pulcritud y el equilibrio de sus acciones y su indiscutible oficio político.


Toxqui Quintero sería un excelente Sub secretario de Desarrollo Social.

 

DON VITO MENESES, EL NUEVO PADRINO DE LA MAFIA POBLANA.

 

Toca turno al flamante y recién desembarcado Secretario de Comunicaciones y Transportes.


Al buen Vale le importa un bledo la modernización del transporte.


Le son completamente indiferentes las tarifas, las rutas, los atropellados, las regularizaciones, los reemplacamientos y demás trivialidades.


Vale llegó al corazón de la mafia poblana.


Y el buen Vito Meneses fue ungido como el nuevo Padrino de la Cossa Nostra Poblana.


Esta mañana mientras usted lee CÚPULA los demás pezzonovantes, consiglieris, caporegimes y demás soldados irán hasta el edificio de la SCT para besar la mano del nuevo Padrino.


Por supuesto Don Vito Meneses no va a arriesgarse a que una mañana despierte con la cabeza de su gato en la cama.


Él sabe las reglas del juego.


Ya le tocó bailar con la más fea en la oficina de Comunicación Social.


Danzó con otra horrible en la Diagonal.


Hoy llega al paraíso.


A donde siempre quiso estar.


Tal parece que le dijo al mandatario: “…No te pido que me des, nomás ponme donde hay…” 


Y hoy el transporte poblano tiene un nuevo Padrino.


Los choferes tienen que pasar la cuota a los concesionarios, estos a su vez a sus líderes y agrupaciones sindicales como la CROC, el Consejo Taxista, entre otras familias sicilianas.


Y todos juntos llegarán a besar la mano del nuevo Capo di Tutti Cappi.


Por favor pasajeros cuiden sus carteras.

 

EL INTRASCENDENTE RÓMULO EN LA RUTA DE SIEMPRE.

 

Chambero profesional, saltinbanquis del sistema, devoto peregrino de las nóminas estatales, trotamundos del oficialismo, Rómulo Arredondo está donde merece estar, fuera del gabinete y en una posición políticamente intrascendente.


Es una chamba más en su carrera “política”. Y a CÚPULA no le merece ninguna otra mención, ni un reglón más.


Salud Rómulo!

    



 
 

 

 
Todos los Columnistas