Debate


Roberto Desachy

01/06/2009

PRI vs PRI


Dicen que cuando la perra es brava muerte hasta a los de casa y esto es, precisamente, lo que sucede al interior del PRI, donde la sucesión adelantada del 2010 ha hecho que los priístas sean los principales denunciadores y adversarios…de los priístas, a pesar de que el panismo está haciendo exactamente lo contrario: basar su campaña en la defensa a ultranza de sus supuestos logros de gobierno.

 

Veamos: el país pasa por su más severa crisis económica en los últimos 15 años, el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa se caracteriza por un gravísimo problema de inseguridad en todo México, donde las ejecuciones son frecuentes y no solamente afectan a narcotraficantes, policías o soldados, sino a estudiantes, periodistas, amas de casa y a todo el mundo.

 

Además, todas las variables de desarrollo social, como educación, salud y nivel de vida se han degradado en los 9 años de gobiernos del PAN. Esto ha hecho que muchos mexicanos que en el 2000 votaron por “el cambio” y en el 2006 se creyeron aquello de “presidente del empleo” y “peligro para México” hoy estén arrepentidos de haber apoyado al albiazul.

 

Por si fuera poco, el sexenio calderonista ha quedado evidenciado como corrupto por solapar y fomentar las anomalías del probable narco gobernador de Morelos Marco Adame, los negocios sucios del ex secretario de Gobernación, Juan Camilio Mouriño y la probada desviación de recursos públicos a favor del PAN que cometió el ex director de la Lotería Nacional, Miguel Ángel Jiménez.

 

Y aún hay más, como diría el clásico, porque en menos de tres años ha quedado demostrado que Calderón Hinojosa llegó a la presidencia mediante una elección fraudulenta, ilegítima, en la que intervinieron varios gobernadores priístas, Vicente Fox, un IFE que sigue empanizado, la cúpula patronal y la iglesia católica convertidos en arietes de los grupos de interés que quieren mantener sus privilegios, todos ellos  orquestados por uno de los presidentes más rechazados en la historia del país: Carlos Salinas de Gortari.   

 

Para terminar, el calderonismo lleva 3 años sin hacer una obra pública importante y sin implementar un programa de desarrollo social, seguridad pública o crecimiento económico que genere resultados positivos a la gente. En síntesis, no ha hecho nada.

 

Pese a todo lo anterior, el panismo tiene a Calderón Hinojosa como su principal oferta y operador electoral. Incluso, el dirigente nacional del partido, Germán Martínez, se la pasa defendiendo o negando las tropelías foxistas, pese a que todos saben que el ex presidente y la actual administración federal mantienen diferencias irreconciliables y un pleito cazado.

 

También es notorio que en los tiempos recientes el propio Fox Quezada se ha mantenido callado, sin sus indiscreciones o diarreas verbales que tantos votos costaron al partido en años anteriores. En el caso de Puebla, los otrora críticos, como Ángel Alonso Díaz Caneja, Ana Teresa Aranda y Humberto Aguilar Coronado dejaron de hacer señalamientos  contra el ineficiente y maiceado Rafael Micalco.

 

Al mismo tiempo, los diputados locales, federales, dirigentes y regidores panistas mantienen una campaña permanente de cuestionamientos, críticas y denuncias contra los gobiernos estatal y municipal del PRI. Y desde luego que esta estrategia les está dando resultados, según las últimas encuestas. 

 

PRI: gobiernos de Marín y Alcalá, fuera de la campaña y cuestionados

 

En contraste, las figuras políticas de Mario Marín Torres y Blanca Alcalá Ruiz están fuera de la campaña de su partido, que tampoco se ha preocupado por mostrar a los electores los logros (reales o ficticios) de sus gobiernos. Los votantes reciben a diario el mensaje de que Calderón Hinojosa “enfrenta” a los delincuentes, mientras el priísmo guarda un silencio extraño y hasta preocupante respecto a los gobiernos emanados de sus filas.

 

Coincido en que las administraciones estatal y municipal carecen de muchos resultados visibles de gobierno que puedan presumirse en tiempos electorales, pero también es  claro que el calderonismo ha hecho al país más daño que beneficios, por la permanente campaña federal contra los empleos de millones de mexicanos.

 

Entonces, ¿por qué el PRI estatal no utiliza electoralmente las figuras políticas y los gobiernos de Marín Torres y Alcalá Ruiz, para contrastarlos con los diarios fiascos de la gestión federal panista?, sobre todo cuando es notorio el control que el marinismo ejerce sobre los medios de comunicación locales.

 

Y lo peor no es que el priísmo no use electoralmente a quienes debieran ser sus mayores activos en la entidad, sino que – incluso – los descalifica y cuestiona, porque la campaña mediática que el zavalismo-agüerismo mantiene contra la presidenta municipal no solamente la afecta a ella como precandidata a la gubernatura, sino que también daña al partido, sobre todo en tiempos de campaña.

 

Incluso, la cada vez más pública y cruenta disputa por el poder al interior del marinismo entre López Zavala, Javier García y Mario Montero no hace sino debilitar a este grupo y al mismo PRI-gobierno, ya que le resta fuerza y margen de maniobra políticos en un momento en que la elección está competida y cualquier fisura o error se puede pagar caro.

 

Además, los mismos priístas se complican la elección haciendo declaraciones tontas, como la de Alejandro Armenta Mier sobre traiciones y la de Jorge Estefan Chidiac sumándose al PAN-gobierno en su intención de gravar con el IVA a los alimentos y medicinas. Pareciera que lo que se busca es perder o demostrar desesperación.  

 

En este difícil contexto, lo único positivo para el PRI es que todavía tiene tiempo de recomponer el camino, detener la caída, recomponer la estrategia de campaña y disputar los 16 distritos electorales de la entidad. Cierto que es mala y sin poder de convocatoria la mayoría de sus candidatos, pero los del PAN tampoco son buenos y tienen muchos puntos vulnerables.

 

Elementos

  • El próximo martes 2 de junio, diversas organizaciones cristianas se reunirán on los 16 candidatos del PRI a las diputaciones federales en el salón JP. El objetivo es pedirles que se comprometan a defender el estado laico, la libertad de culto y la educación pública (asuntos difíciles para los priístas, quienes tienen una severa confusión ideológica por su amasiato con el PAN).

  •  

  • El 4 de junio, las agrupaciones cristianas efectuarán su próxima Asamblea Estatal en el teatro Franzoni, donde rendirá protesta su siguiente dirigencia y se iniciarán los trabajos para que las organizaciones participen más activamente en el proceso electoral.

  •  

  • La campaña del PRI en la entidad es tan patética, que hasta ahora su mejor evento proselitista fue el llevado a cabo el martes pasado en la colonia la Paz con los jugadores y el técnico del Puebla. Por el momento, el PRI – gobierno no ha organizado un acto tan concurrido y bien publicitado como ése.

  •  

  • Es claro que si el PAN nacional se promociona con “personajazos” como Chespirito, El Místico, Paty Chapoy, Carlos Hermosillo y entes por el estilo, el priísmo tiene derecho de usar electoralmente a José Luís Sánchez Sola.

  •  

  • Llamado de emergencia a Valentín Meneses y la SCT. El pasado miércoles 27 de mayo, a las 8 y 50 de la noche, el camión de la ruta Puebla- Cholula con placas 6444-020S fue conducido por alguien en muy probable estado de ebriedad o de algún tipo de enervante, debido a que un chofer drogado representa un grave problema de salud pública.

  •  

  • Es de desearse que, aunque sea por breve tiempo, la SCT haga a un lado los intereses económicos que le significan al régimen las negocarreteras e investigue en qué condiciones de salud mental y física trabajan los operadores de todas las rutas del transporte, porque el conductor nocturno de la unidad 6444-020S (al menos el que manejaba el miércoles en la noche) stá cerca de matar a alguien.



  •  
     

     

     
    Todos los Columnistas