Debate


Roberto Desachy

09/03/2009

Que siempre no


Después de haberse reunido con todos los demás precandidatos del PRI a la gubernatura, excepto con Alberto Amador Leal, y de filtrar a varios columnistas que había firmado el “Pacto del Chimichurri” e, incluso, de reconocer que había alcanzado un acuerdo político con el ex edil Enrique Doger Guerrero, el jueves pasado Javier López Zavala se desdijo de todo lo que les habría ofrecido a sus correligionarios y, así, de un plumazo, señaló que no tiene convenio alguno con nadie.   

 

Solamente el propio López Zavala sabe si planea cumplir lo acordado o pactado con los demás precandidatos ahora que formalmente no está en la gubernatura y después, si la alcanza. Pero los clásicos decían que en política los acuerdos debían cumplirse, porque quien no lo hace se demerita a sí mismo y paulatinamente se queda solo. 

 

También cabe preguntarse si tiene caso llegar a pactos con alguien que luego reniega de ellos, cuando lo cierto es que el titular de la Secretaría de Desarrollo Social pudo haber declarado que era un “hombre de palabra” y que el proyecto político que pretende seguir gobernando la entidad con él a la cabeza estaría abierta a todo el PRI, ya que la inclusión es la única forma de ganar apoyos reales, principalmente cuando la elección del 2010 será competitiva si el PAN postula a su precandidato mejor posicionado (que lo hay) en las encuestas  .

 

Pero no lo hizo, tal vez porque no lo piensa así o, quizá, debido a que no supo responder a esa pregunta no cómoda de una prensa que, generalmente, con él es obsequiosa, permisiva y fácil.

 

El tiempo definirá cómo reaccionarán sus correligionarios negados en esa entrevista, aunque seguramente a varios no les quedará otra opción más que seguir en ese tren, no por el aspirante al que impulsa, sino porque quien está detrás del proyecto es el hombre más poderoso política y económicamente en Puebla en este momento.

 

Todos saben que la cargada está ahí y que salirse de ella es arriesgarse a abandonar el presupuesto público en los próximos años. Y vivir fuera de él es estar en el error, decían los clásicos.

 

Elementos

  • Al correo de Debate llegó el siguiente correo que reproduzco a continuación:”De buena fuente se sabe que a Enrique Reyes Altamirano. le han dado un mes para que entregue la Dir. Gral. a su cargo en la SDR, de hecho el plazo es para que no deje cuentas o pendientes por aclarar. Posteriormente le informaré de su salida”. 

  •  

  • Esperemos que la fuente tenga razón y que el funcionario estatal de la secretaría de Desarrollo Rural inhabilitado por la federación sea echado del gobierno. En lo personal…lo dudo, porque la historia reciente ha demostrado que la Contraloría no sirve, para sancionar la corrupción, sino para legitimarla.

  •  

  • Finalmente, quiero agradecer de la manera más sincera y sentida a mis familiares y amigos su apoyo, solidaridad y empatía en el momento más difícil y doloroso que he vivido y que me seguirá doliendo por mucho tiempo.

  •  

  • Ustedes son congruentes, leales, cariñosos y se hicieron presentes justo cuando más los necesitaba, para evitarme caer, cuando eso era precisamente lo que yo quería. Gracias por sus palabras, sus hombros, por escucharme decir lo mismo una y otra vez. Sin ustedes, mi dolor hubiera sido mucho mayor al que siento.

  •  

  • Sus esquelas reconfortaron mucho (no saben cuánto) a mi y a mi familia, en especial a mi amada madre que perdió al compañero con quien compartió 42 años de vida. Sus muestras de empatía y compañerismo no se me olvidarán jamás, cuentan conmigo incondicionalmente como amigo. Los quiero y valoro mucho.



  •  
     

     

     
    Todos los Columnistas