Debate


Roberto Desachy

 

El operador financiero de los zetitas


El operador financiero de los zetitas de Puebla es uno de los principales culpables de que en abril pasado, Transparencia Mexicana ubicara a Puebla como la cuarta entidad más corrupta del país en su Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno, ya que uno de los encargados de combatir y prevenir las irregularidades y excesos en el sector público prefiere dedicar su tiempo a la campaña de los zetitas.

 

Se trata de Nicolás Vázquez Alonso, quien cobra como supuesto titular de la Fiscalía Anticorrupción, pero se le dificulta cumplir con esa encomienda dado que dedica la mayor parte de su tiempo a tratar de conseguir más recursos para la precampaña de Javier  López Zavala después de recibir el “nombramiento” de operador financiero de los zetitas.

 

De hecho, en las oficinas de la Fiscalía Anticorrupción que debería dirigir Vázquez Alonso ya casi se olvidan de él, debido a que tomó la costumbre de “trabajar” por teléfono y ni él ni su secretaria particular, Adriana Estamatiades, se aparecen con frecuencia y solamente lo hacen cuando es quincena y tienen que firmar la nómina.

 

Lo que sucede es que el “zar anticorrupción” decidió asumirse como un “zetita más”, después de que López Zavala lo hizo su “presidente del Comité de Financiamiento”. Esto explica por qué en el más reciente informe de Transparencia Mexicana Puebla fue ubicado como el cuarto estado más corrupto del país, solamente por debajo del Distrito Federal, Puebla y Tlaxcala.

 

Varios columnistas locales han señalado quiénes son los políticos y funcionarios poblanos ligados al ex subprocurador de Tlaxcala hoy acusado por las autoridades federales de estar vinculado con el narcotráfico a través del cartel de los hermanos Beltrán Leyva, Edgar Bayardo.

 

Se sabe que entre los que se reunían con el ex comandante de la Secretaría Federal del Seguridad Pública hoy en desagracia se encuentran Omar Álvarez Arronte, Humberto Vázquez Arroyo, Adolfo Karam (el único que tuvo el aplomo de reconocer dicha amistad), entre otros personajes de similar calaña.

 

Lo que no se ha informado es que un importante funcionario del ayuntamiento de Blanca Alcalá Ruiz podría formar parte del mismo grupo político de Edgar Bayardo, con quien tendría varios aliados en común. El personaje en cuestión es Héctor Hugo Ibarra Cadena, titular del área de Registro y Fiscalización del municipio, mejor conocida como “giros negros”.

 

Es evidente que nadie puede ser juzgado y mucho menos culpado por sus amistades o por las personas con las que se reúne; sin embargo, la manera en que casi todos los poblanos que se relacionaron con Edgar Bayardo tratan de deslindarse de él, el hermetismo de los involucrados hacia dichos encuentros y el silencio de muchos medios informativos respecto a este tema, resultan más que sospechosos y evidencian que algo se pretende ocultar.

 

Como política tradicional, cuidadosa de las formas y seguidora de los usos y costumbres priístas, es posible pensar que la presidenta municipal Blanca Alcalá Ruiz no está enterada de las peligrosas amistades de Ibarra Cadena y tampoco le hará la menor gracia que su gestión tenga relación alguna con el caso Bayardo.

Elemento

*Al buzón de Debate llegó el siguiente correo que recoge puntualmente algunos de los más recientes movimientos de los zetitas en su búsqueda de la candidatura del PRI al gobierno.

 

También cuenta que dos de los promotores del zetismo, el titular de la SEP y el encargado del sector popular priísta, Darío Carmona y Gonzalo Amador Juárez Uribe, están confrontados y por ello el segundo no puede trabajar en el sector educativo, pese a haber sido dirigente del SNTE.

 

Éste es el correo: “Mientras Zavalita promueve a Gonzalo Amador Juárez Uribe como candidato a Diputado Federal por Tepeaca, ya hace negociaciones en lo oscurito con la disidencia magisterial que quiere darle el golpe de gracia a los Elbistas en Puebla.

 

“El premio para Gonzalo Amador es que su nuera, hijo y todos los recomendados en la SEGOB sigan siendo aviadores, mientras él cobra en la CNOP y sus auxiliares se mantienen en nómina.  Ese premio de consolación tendrá a Gonzalo muy activo, tocando todas las puertas necesarias, afirmando que él es el bueno.

 

“Lo bueno de la promoción del llamado jilguero Picón de Zavala en Tepeaca, solamente puede leerse entre líneas, puesto que Darío Carmona, que sí es un Zavalista de corazón y nalga (porque tiene la cola metida en el proyecto $$$) es el enemigo principal de Gonzalo Juárez. (Por ese motivo salió de la SEGOB).

 

“El hijo de Gonzalo Juárez y su esposa (Suemy Rivero) fueron contratados, uno en Comunicación y Social y la nuera en la SEGOB, en donde nunca asiste y solamente cobra. Se dice que es una concesión para el líder de la CNOP a cambio de su baja como Subsecretario.

 

Ahora bien, tiene servidores públicos pagados por la SEGOB en actividades partidistas. Desde luego que tienen autorización de los Directores y de la Subsecretaría”.

 



 
 

 

 
Todos los Columnistas