Debate


Roberto Desachy

 

Fuga e interminable corrupción en los Ceresos 


Han pasado tres días de que llegó la “carta aclaratoria” de Filiberto López Zavala y debo reconocer que todavía me causan risas sus negaciones, mentiras en su mayor parte y verdades a medias en el porcentaje restante, porque el hermano incómodo trata de negar una realidad: la insostenible e innegable corrupción en los Ceresos de Puebla, que este jueves 10 toleró la fuga de 9 reos del penal de Chiautla de Tapia.

 

Gracias a los buenos oficios de quienes manejan los Ceresos de la entidad, empezando por Filiberto López Zavala y a su lado Aldo Enrique Cruz Gutiérrez, nuevamente Puebla está en la agenda mediática nacional y, otra vez, por hechos negativos, como lo es el que un selecto grupo de 9 delincuentes compuesto por asesinos, violadores y ladrones se haya fugado del penal de Chautla, pese a que se recapturó a dos.

 

Es claro que las secretarías de Gobernación, de Seguridad Pública, la Contraloría y los explotadores de los Ceresos en Puebla van a responder con su clásica frase de “no pasa nada”. Tratarán de cargar la culpa a los custodios y, desde luego, prometerán que no volverá a ocurrir, mientras Aldo Enrique Cruz y Filiberto López Zavala se mantendrán en sus cargos gracias a los padrinazgos políticos que disfrutan y al dinero que generan.

 

Pero lo cierto es que con esta fuga – nuevamente – se demuestra que está podrido el manejo de los Centros de Readaptación Social de Puebla, como lo ratifican las mentiras flagrantes del hermano incómodo, que en su “carta aclaratoria” niega manejar recursos y dice que solamente se encarga de los programas educacionales de los presos, aunque omite reconocer que tiene a su cargo el área que comercializa los productos de los reos.

 

También se le olvida que maneja dinero fresco, ya que el personal a su cargo tiene un puesto permanente de ventas en el Instituto de Artesanías e Industrias Populares (IAIP),  que se encuentra en el antiguo hospital de San Roque. Además, convenientemente para él evade informar a la ciudadanía sobre cuántos recursos generó su dirección durante la pasada Feria de Puebla, en la que montó un stand.

 

A Filiberto López se le olvida que los múltiples señalamientos en su contra son por corrupción, explotación laboral de  los reos y por haber convertido la Dirección Técnica de los Ceresos en su harem personal y, si nadie ha interpuesto – hasta la fecha - una denuncia en su contra, es porque las acusaciones provienen de sus propios colaboradores, de los familiares de los presos y, en algunos casos, de proveedores de dicha instancia.

 

Todos estos grupos tienen un entendible temor a ser identificados por el hermano incómodo y, por ello, no se presentan a denunciar ante una Contraloría que, además, está encabezada por un personaje gris, de bajo perfil y nula actuación, Víctor Manuel Sánchez Ruiz, que todo lo permite y que reconoció hace pocos días su incapacidad de ver la actuación de las Filarmónica de Puebla en el cumpleaños de Mario Marín, pese a que él mismo estuvo en el evento.

 

Finalmente, sería bueno que Filiberto López Zavala tome un curso de Lectura y Comprensión, pero no de los que él imparte, sino de cualquier primaria para adultos, porque fue incapaz de leer y entender que quien emitió amenazas directas en contra de este reportero fue su jefa de Comercialización, no él, aunque el hecho de que a priori se esté deslindando de una agresión en mi contra permite corroborar que fue un acierto haber responsabilizado a todo su grupo, incluyéndolos a él y a su hermano Javier, de cualquier atentado, accidente o hecho “extraño” que mi familia o yo podamos sufrir.

 

Afirmo que no me pienso suicidar, que no planeo salir del estado y que soy abstemio. También reitero él y su camarilla serán responsables de cualquier suceso extraño o desafortunado que suceda alrededor mío. Como diría el clásico: “ello son los héroes de esta película, papá”.

 

Elementos

 

  • Próximamente se dará a conocer en Puebla la existencia de la Agrupación Política Nacional Convicción Mexicana por la Democracia, que ya obtuvo su registro oficial del IFE, que les permitirá a sus dirigentes, encabezados por Fernando Rojas Cristerna, reactivar su activismo de cara a las elecciones federales del 2009.

  •  

  • La existencia de Convicción Mexicana por la Democracia está avalada por las firmas de Leonardo Valdés Zurita y Hugo Alejandro Concha Cantú, presidente y secretario del Consejo General del IFE, respectivamente. Con ello, el líder de la agrupación, ex dirigente del IMSS y ex regidor, Fernando Rojas Cristerna, demuestra que se puede superar cualquier tipo de bloqueo o veto. 

  •  



     
     

     

     
    Todos los Columnistas