Debate


Roberto Desachy

23/03/2009

Premios Torquemada


La Federación Internacional de Ateos (FIDA) es una agrupación de alcance mundial, entre cuyas múltiples actividades se encuentra la de detectar a gobernantes, representantes populares y líderes sociales confesionales, que utilizan el poder público para imponer sus creencias religiosas.

 

Incluso, esta FIDA otorga un “reconocimiento” a los mandatarios y a los personajes que utilizan su injerencia social con fines religioso-propagandístico. Lo que hace es exhibirlos a través de su portal de Internet, donde incluye los “méritos” de los involucrados y convoca a votar por el más retrógrado, obtuso, confesional o autoritario.

 

El “premio” que la Federación Internacional de Ateos otorga se llama Torquemada y entre los nominados para el mes de febrero se encuentra el gobernador de Salta (Argentina), Juan Manuel Urtubey, que promulgó una ley de Educación Provincial que mantiene como obligatoria la enseñanza religiosa en la primaria y que destaca la participación primordial de la iglesia católica como responsable de orientar las acciones educativas.

 

Ahora, en las escuelas primarias públicas de Salta, los estudiantes deben rezar antes de las clases y en algunos colegios hay altares con ofrendas, además de que la educación religiosa es obligatoria en instituciones de gobierno o de particulares y es una asignatura con calificación.

 

Otro candidato al premio Torquemada es el propio presidente de España, el supuestamente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, por hacer que su partido vetara la retirada de crucifijos en actos públicos. Además, es un obstáculo a la laicidad al avalar que la pasada legislatura española incrementara 34 el financiamiento público a los obispos.

 

El presidente de Italia, Silvio Berlusconi es otro aspirante al “reconocimiento” de la FIDA como el gobernante más retrógrado y confesional, debido a que promulgó una ley para tratar de impedir la muerte asistida de Eluana Englaro, una mujer con 17 años en estado vegetativo, pese a que el Tribuna Supremo de Italia ya había autorizado el fallecimiento. La iglesia católica calificó de “asesinato” esta decisión legal y, como merolico, Berlusconi repitió el mensaje.

 

La lista de aspirantes al Torquemada es bastante larga y tomaría muchas líneas incluirla toda. Uno de los más notorios es Anjem Choudary, una especie de “legislador” musulmán residente en Londres, quien afirmó que cualquiera que fuera sorprendido borracho en público merecería 40 azotes y en el 2005 apareció en un canal inglés de TV defendiendo el homicidio de los no musulmanes. 

 

Desde luego que Mario Marín Torres, Mario Montero Serrano, Javier López Zavala (como verdadero tira línea del presidente del Congreso) y Othón Bailleres son – desde ahora- fuertes candidatos a recibir el Torquemada, porque encuadran perfectamente en este listado de personajes públicos que se someten a las decisiones de alguna institución religiosa y que usan el poder y recursos públicos para imponer sus creencias personales.

 

Esta actitud del gobernador y de algunos de sus funcionarios refleja intolerancia, cerrazón, misoginia y dogmatismo. Es una falta de respeto a la laicidad y a la gente que no comparte sus conceptos religiosos y representa una bofetada a las madres solteras y a las parejas que deciden salir adelante sin los atavismos de iglesia católica.

 

Diputadas del PRI, traidoras a su género    

 

Mucho se ha mencionado de una serie de diputadas del PRI como Rocío García Olmedo, Bárbara Ganime y Mallinali García, quienes se comportaron congruentes, valientes y votaron a favor de su género y contra la iniciativa católica ya conocida, pero no se ha dicho nada de las mujeres priístas que traicionaron no solamente la ideología de su partido, sino a su propio sexo al aprobar la ley machista y misógina promovida por la jerarquía católica.

 

Las doblemente traidoras son Gudelia Tapia, Erica Suck (zavalista como su marido Juan Manuel Vega Rayet, el perdedor dirigente del PRI en las elecciones del 2006), Angélica Hernández y Josefina García, quienes seguramente en el futuro próximo buscarán el apoyo de las mujeres para ocupar otros cargos y tratarán de lucrar electoralmente con el feminismo.

 

A ver cómo les va a éstas cuatro cuando se reúnan con féminas y prometan realizar una férrea defensa de su género y alguna de las asistentes les recuerda que votaron a favor de esta iniciativa retrógrada, confesional y misógina. Ni siquiera tendrán el pretexto de que su partido se los impuso, porque el PRI nacional expresó su rechazo a la “ley bailleres (así, con minúscula, al tamaño de su promotor)”.   

 

Elementos

  • Mañana abordaré más ampliamente este tema, pero es una pésima idea que el gobernador Mario Marín Torres se entrometa en el equipo Puebla a través de su enviado Ricardo Henaine Mezher. No se puede olvidar que la más reciente ocasión en que un gobernante se inmiscuyó en cuestiones futbolísticas fue en 1994, cuando Manuel Bartlett ayudó a Televisa a deshacerse de Emilio Maurer Espinosa (exitoso dueño del Puebla en ese tiempo).

  •  

  • Las consecuencias para el Puebla de La Franja fueron funestas: un sinfín de “dueños” que pasaron por el equipo con más pena que gloria, dos descensos, relegar al equipo de las liguillas y quitarle la posibilidad de campeonato, cuando en la décadas de los ochenta era candidato permanente al título y se convirtió en un contrapeso real del América.

  •  

  • Pero parece que no se aprenden las lecciones de la historia y nuevamente hoy se atenta contra una escuadra que lleva 15 años sin salir de un profundo bache, cuando todo hacía pensar que un grupo de jugadores y su técnico tienen posibilidades concretas de meterse a la liguilla y pelear un título.



  •  
     

     

     
    Todos los Columnistas